Iglesias reprocha a Casado que su ruptura con Vox llega tarde y le recuerda sus alianzas
  1. España
MOCIÓN DE CENSURA

Iglesias reprocha a Casado que su ruptura con Vox llega tarde y le recuerda sus alianzas

El no de Casado a la moción de censura, sin embargo, abre para el Ejecutivo una puerta a poder llegar a consensos con los populares, como la renovación del CGPJ

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su intervención en la segunda sesión del debate de moción de censura. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su intervención en la segunda sesión del debate de moción de censura. (EFE)

El Gobierno ha puesto en duda la ruptura de Pablo Casado con Santiago Abascal que el líder de los populares ha verbalizado durante su intervención en la moción de censura para afianzar su 'no', con un duro discurso contra la ultraderecha. Además de que "llega tarde", según ha reprochado el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, tras pedir intervenir en el debate de la moción de censura tras el turno de Casado, los populares "dependen de la ultraderecha para gobernar" en varias comunidades autónomas (Madrid, Andalucía y Murcia) o en el ayuntamiento de la capital, según añadió. "No pueden salir, y eso tiene implicaciones", argumentó señalando que "los liberales europeos no les van a avalar y no van a ayudarles a que puedan volver al Consejo de Ministros porque son la puerta de entrada de la ultraderecha".

No se cree Iglesias tampoco esta ruptura dentro del bloque conservador por la supuesta radicalización del discurso de los populares durante los últimos meses. De hecho, ha reconocido que con el cambio en la portavocía de los populares, con la sustitución de Cuca Gamarra por Cayetana Álvarez de Toledo, "se intentó adoptar un estilo diferente", pero por la dinámica de competición con Vox se volvió a las posiciones previas abortando este cambio de estrategia. Todo ello, concluyó, parte de lo que denominó Iglesias "la trampa del aznarismo", por el empeño del expresidente del Gobierno José María Aznar en "tocar los tres teclados" de PP, Vox y Ciudadanos. A la postre, el resultado de la "foto de Colón".

Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal, durante la segunda sesión del debate de moción de censura presentada por él y su partido, este jueves en el Congreso. (EFE / Mariscal)

Resultado de todo ello, el PP se sitúa, según Iglesias, "en una situación estratégica imposible" porque "solo podrían llegar al Gobierno de España dirigidos por la ultraderecha". En esta línea concluyó, dirigiéndose a Pablo Casado en todo momento, que "ha hecho un discurso brillante, canovista, de la tradición conservadora de la derecha española más inteligente, pero creo que es tan consciente como yo que llega tarde este discurso". Un discurso con el que Casado ha tratado de marcar distancias con la ultraderecha y que, desde la dirección del partido, han tildado como "punto de inflexión".

El no de Casado a la moción de censura, sin embargo, abre para el Ejecutivo una puerta a poder llegar a consensos con los populares. El secretario de Organización y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, vinculaba antes de la moción de censura un voto en contra de los populares a la apertura de "un tiempo nuevo" en el que los dos principales partidos podrían llegar a acuerdos para desbloquear renovaciones pendientes como la del CGPJ. No se trata de una condición, según aclaraba Ábalos, pero sí entiende que será la prueba del algodón para dilucidar si el partido presidido por Pablo Casado "está de acuerdo en romper con el discurso extremista de la ultraderecha y generar las condiciones para llegar a grandes acuerdos de país" o si por el contrario se mantiene en el bloqueo.

Puerta abierta para las renovaciones

El dirigente socialista dejó un puente tendido para el entendimiento y mostró cierta esperanza en que se produzca un "acercamiento" tras el debate de la moción de censura para negociar la renovación del CGPJ. La contrapropuesta presentada por los populares este lunes en el Congreso para la reforma de la Ley del Poder Judicial, después de que los socialistas presentasen la suya propia junto a Unidas Podemos, se interpreta de hecho como una forma de "presión para ese acercamiento".

A pesar de ello, desde el PSOE, siguen rechazando la condición de los populares de excluir a Unidas Podemos para sentarse a negociar. "Se trata de dar reconocimiento al conjunto del Gobierno. No podemos entrar en esos planteamientos. Todos sabemos que es una excusa, y poco democrática, pero el acuerdo se hace con el Gobierno en su conjunto", concluyó el ministro de Transportes, para añadir que en cualquier caso a quien le corresponde negociar es al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

Pablo Casado Partido Popular (PP) Cuca Gamarra Moción de censura Pablo Iglesias CGPJ Santiago Abascal
El redactor recomienda