El carmenismo busca consolidar su ruptura en el ayuntamiento y no descarta tribunales
  1. España
las elecciones de 2023, en el horizonte

El carmenismo busca consolidar su ruptura en el ayuntamiento y no descarta tribunales

Los ediles afines a la exalcaldesa sellaron el pasado julio su autonomía y ahora buscan que esta termine de aplicarse para consolidar una ruptura blanda con el errejonismo

Foto: El carmenismo busca consolidar su ruptura en el ayuntamiento y no descarta tribunales
El carmenismo busca consolidar su ruptura en el ayuntamiento y no descarta tribunales

El Grupo Municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital es hoy la casa de quienes buscan consolidar el partido político homónimo impulsado por Íñigo Errejón y de la corriente —minoritaria— de ediles considerados afines a la exalcaldesa Manuel Carmena que prefieren perseverar en el formato plataforma y alejarse de las estructuras de la formación. El pasado mes de julio, las partes pactaron unas líneas básicas que evitaran que el grupo de mayor tamaño en el consistorio saltara por los aires. En el documento pactado entonces, el carmenismo buscaba asegurarse recursos y cierta autonomía, aunque lamentan que la aplicación no está llegando con la celeridad esperada.

La constitución de Más Madrid como partido político ya supuso la ruptura estratégica con los llamados carmenistas, pero el acuerdo de mínimos impidió un mayor conflicto. Fuentes cercanas al sector afín a la ex regidora apuntan que se ha avanzado "regular" en los últimos meses hacia esa "autonomía" dentro del grupo municipal con la que estos buscan evitar que sean silenciados como minoritarios. Consideran que hay "resistencia" por parte de la portavoz, Rita Maestre, y sus allegados y que, si bien esperan que el proceso termine "satisfactoriamente", advierten de que, de no hacerlo, se volverá a la "bronca".

Desde la corriente menos poblada dentro del grupo municipal —la conforman cuatro de los 19 concejales—, no se valora la opción de irse al grupo de no adscritos si la relación no sigue por su cauce, algo que —opinan— no favorecería a ninguna de las partes porque supondría la ruptura del espacio compartido, por la merma de recursos que implicaría para ellos y porque Más Madrid dejaría de ser el primer grupo en el pleno y pasaría a compartir esta condición con el PP.

Foto: Garzón encomienda el futuro de IU a integrarse en UP no solo para elecciones

Aunque el camino de dejar el grupo no aparece en la ruta, no se descarta recurrir a otras vías si la situación se vuelve insostenible. "Si llegáramos a una situación imposible, lo más probable no es que nos fuéramos del grupo, sino que tuviéramos que trasladar el conflicto a los tribunales. Esperemos no llegar a eso", aseguran desde el entorno. Fuentes de la portavocía que ostenta Maestre inciden en declaraciones a El Confidencial en que "el desarrollo de los acuerdos avanza con normalidad" y que tanto el grupo como la organización están "en un momento de fuerte consolidación".

Lo cierto es que desde el sector carmenista entienden "que las cosas llevan su tiempo", pero que para superar "las desconfianzas" habría sido mejor "actuar con mayor agilidad". Esperan que también se concrete próximamente el "refuerzo de personal" que les permita resolver el trabajo técnico, aunque es sin duda la autonomía en el funcionamiento el elemento que consideran clave para que se garantice una convivencia sin mayores problemas durante el mandato de José Luis Martínez-Almeida al frente del ayuntamiento.

Las fuentes consultadas por este medio apuntan a que se debe garantizar el "respeto a las iniciativas" de la parte minoritaria, y aquí entran dos ejes. Por un lado, explican que aunque no haya grandes diferencias ideológicas, los postulados del carmenismo en política municipal deben contar con su espacio pese a que este no encaje con la línea del resto del grupo en algún tema concreto. "Que si planteamos una iniciativa que el grupo no comparte, se respete y no se torpedee", esbozan.

"Si llegáramos a una situación imposible, lo más probable no es que nos fuéramos, sino que tuviéramos que trasladarlo a los tribunales"

La otra línea por la que pasa esta autonomía, consideran, es la estrategia política de cara a 2023. En 2019, Podemos quedó fuera de la ecuación para revalidar el ayuntamiento y la fórmula terminó con el PP haciéndose de nuevo con el consistorio, aunque fuera Carmena la más votada. De cara a los próximos comicios, abogan por buscar un acuerdo de las fuerzas progresistas en la capital y por "reconstruir puentes" tras el "error" de romper con los morados. "Si queremos tener opciones, hay que hablar y pactar", reconocen estas fuentes, que consideran que el partido aupado por Errejón está ya "en otra cosa" y ven a Rita Maestre en un papel de precandidata. Precisamente, auguran que las próximas elecciones municipales irán desvelando estrategias "cada vez más divergentes".

Es de cara a 2023 donde la corriente cercana a la exalcaldesa ve distancias difíciles de salvar entre las dos partes. Consideran que la consolidación como partido de Más Madrid, aliándose con Equo, puede lastrar la búsqueda de acuerdos con otras siglas como Podemos e IU, por lo que apuestan por el formato de plataforma municipalista que cumpliría con la "forma de hacer política" de Carmena y que facilitaría este camino de deshielo.

La reaparición de Carmena

En las últimas fechas, la ex regidora, cuyo rostro copó junto al de Errejón los balcones de Madrid en la campaña de 2019, ha reaparecido en público para la presentación de un libro de su exedil de Urbanismo en la anterior legislatura, José Manuel Calvo. Más allá de este hecho, que se leyó como respaldo al pequeño grupo de concejales, fuentes cercanas al sector creen que lo que los "refuerza" es la "sintonía total" que tienen con Carmena y que comparten la visión de cómo hacer política.

Foto: Del 'pacto de las empanadillas' a la división por mitosis: el carmenismo deja Más Madrid

Uno de los aspectos que sí se han materializado desde julio es el cambio en las comisiones municipales, donde Marta Higueras, la que fuera coportavoz del grupo y ex mano derecha de la exalcaldesa, tendrá la portavocía en la de Seguridad. Además de Calvo e Higueras, completan el subgrupo los concejales Luis Cueto y Felipe Llamas. Este último, ex jefe de gabinete de Manuela Carmena, reemplazó el pasado septiembre a Estrella Sánchez, que también se alejó de la constitución orgánica de Más Madrid.

Durante los últimos meses, también ha estado sobre la mesa si deben o no votar en bloque las iniciativas. Desde el 'subgrupo' carmenista, enfatizan que la disciplina de voto se limite a lo acordado en el grupo y no a lo que fije el partido en sí. Desde la corriente, apelan a que haya un "equilibrio" en lo que se acuerda en el seno del grupo y que se evite aplicar un "rodillo" por el que la mayoría imponga su línea de forma constante. "Si se aplicara, no tendríamos más remedio que manifestar esa diferencia con el voto. (...) Es una demostración de autonomía", admiten, aunque restan importancia a las posibles desavenencias en este ámbito.

Íñigo Errejón Manuela Carmena
El redactor recomienda