Más Madrid negocia dar autonomía al sector carmenista para evitar la ruptura
  1. España
  2. Madrid
EN EL GRUPO MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO

Más Madrid negocia dar autonomía al sector carmenista para evitar la ruptura

No se trata solamente de evitar una merma cuantitativa, sino principalmente cualitativa. Y es que Más Madrid se pretendía fundar sobre el legado de la exalcaldesa Manuela Carmena

placeholder Foto: Los candidatos municipales y autonómicos de Más Madrid, durante el arranque de la campaña electoral en los comicios del pasado año. (EFE)
Los candidatos municipales y autonómicos de Más Madrid, durante el arranque de la campaña electoral en los comicios del pasado año. (EFE)

Las diferencias son de calado, principalmente a nivel organizativo, pero todavía salvables. Al menos, hay negociación. La división interna en Más Madrid, que amenaza con la escisión del sector carmenista (los ediles más próximos a la exalcaldesa Manuela Carmena), solo podrá reconducirse a través de la búsqueda de una fórmula que les otorgue autonomía dentro del grupo municipal. En ese punto están ahora las negociaciones para abortar la ruptura que, si bien ya se ha producido en el ámbito de partido con el paso a un lado de los carmenistas en el proceso de constitución orgánica de la formación, se intenta evitar a nivel institucional.

La portavoz del grupo municipal y número dos en las pasadas elecciones, Marta Higueras, el que fuera coordinador de la alcaldía y mano derecha de Carmena, Luis Cueto, el reponsable de Urbanismo en la anterior legislatura, José Manuel Calvo, y la concejala Estrella Sánchez son los cuatro representantes de Más Madrid en el ayuntamiento de la capital que exigen contar con autonomía propia dentro del grupo municipal, una vez desvinculados del proyecto político que encabezará a nivel municipal Rita Maestre. De no alcanzarse un acuerdo, sobre el cual desde el sector carmenista no esconden su pesimismo, abandonarían el grupo municipal de Más Madrid.

Foto: Íñigo Errejón durante su intervención en la primera sesión del control al Ejecutivo tras el decreto del estado de alarma. (EFE)

En este caso, la formación que a escala estatal lidera Íñigo Errejón se quedaría con 15 concejales, dejando de ser el grupo mayoritario del consistorio al empatar en número de representantes con el PP. Pero no se trata solamente de una cuestión cuantitativa, sino sobre todo cualitativa. Y es que Más Madrid se pretendía fundar sobre el legado de la exalcaldesa Manuela Carmena, un referente político sin el que se quedaría esta organización coincidiendo con su congreso de elección de representantes y órganos, que remata esta misma semana.

Las diferencias entre el núcleo del Más Madrid que pivota alrededor de Errejón y el sector carmenista comenzaron a manifestarse pocos días después de las elecciones de abril del pasado año, a cuenta del reparto de puestos de dirección en el grupo, y fueron agrandándose hasta la ruptura orgánica consumada en las pasadas semanas. El primer desencuentro por la elección de la portavocía, que enfrentó a Rita Maestre y Marta Higueras, se resolvió a través de una fórmula colegiada de dos coportavocías, una suerte de liderazgo compartido. Fórmula que ahora podría recuperarse extendiéndola a todo el sector carmenista. Los ecos de aquel enfrentamiento interno, que se produjo nada más renunciar a su acta Carmena y por el temor a que sus más cercanos fuesen relegados a un segundo plano, fueron intensificándose con el tiempo.

Foto: Asamblea de cargos electos de Más Madrid en la que se puso en marcha el proceso congresual. (Más Madrid)

Entonces, Higueras dijo que "quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen". Una síntesis del estado de las cosas que bien podría volver a resumir la situación actual. Los carmenistas entienden que el 'legado' de Carmena se circunscribe a lo municipal y al formato plataforma, rechazando la generación de estructuras partidistas formales a nivel autonómico y mucho menos a nivel estatal, escalando Más Madrid a otras comunidades autónomas. Un proyecto que consideran "fracasado".

Entienden además que con estas lógicas de partido sería inviable volver a tender puentes con otras formaciones progresistas, como Podemos e IU, de cara a las próximas elecciones. Según concluía Luis Cueto en una reciente entrevista con este diario, de no confluir todas las fuerzas progresistas, "tenemos Almeida para 20 años", añadiendo que el núcleo dirigente de Más Madrid no es el más apropiado para tejer dichas alianzas porque "hay heridas que no va a ser fácil restañar desde una plataforma en la que digas 'aquí estoy yo, ven tú".

Foto:

Esperando la ola del 'municipalismo verde'

La propia Carmena ya había ido dejando trazas de sus desavenencias con el rumbo de Más Madrid hasta desvincularse públicamente del proyecto. El pasado mes de febrero, aseguró que "se equivocó" al crear Más Madrid y dos meses antes, coincidiendo con la presentación de su libro, quiso dejar claro que no tenía "ninguna relación" con este partido ni tampoco "especialmente" con su líder, Íñigo Errejón. En las elecciones generales ya había rechazado la propuesta para encabezar la candidatura, para después evitar acudir a su presentación oficial. Finalmente, sí accedió a participar en el mitin de cierre de campaña, pero con su peculiar estilo aprovechó su intervención para alabar a Irene Montero y no pedir el voto para Más Madrid, sino para "la izquierda" en general porque "no nos importan las siglas, nos importa el progreso".

El vacío que deja en Más Madrid el paso a un lado del carmenismo, que se suma a otras salidas individuales pero ruidosas como la de su número dos en la Comunidad de Madrid, Clara Serra, se está intentando suplir con el refuerzo de los vínculos con el partido ecosocialista Equo. Reforzar así la identidad verde del partido y capitalizar una ola que ya irrumpió con fuerza en las elecciones europeas en otros países y que volvió a manifestarse el pasado fin de semana en Francia, donde los ecologistas, en alianza con los socialistas, lograron conquistar las alcaldías de varias de las grandes ciudades del país. La ola del 'municipalismo verde' en la que dicen trabajar para que se replique también en las grandes ciudades españolas.

Más Madrid Íñigo Errejón Manuela Carmena Partido Popular (PP) José Manuel Calvo Rita Maestre Marta Higueras Luis Cueto
El redactor recomienda