primer fin de semana sin bares

Cataluña no descarta "ninguna medida" para frenar el covid tras sumar 5.680 casos en 48h

El 'president' en funciones, Pere Aragonès, no descarta el toque de queda, aunque "todavía no está sobre la mesa". Mientras, otras CCAA amplían también sus restricciones

Foto: El presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès. (EFE)
El presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès. (EFE)

En su primer fin de semana con bares y restaurantes cerrados, los contagios diarios continúan al alza en Cataluña. En las últimas 48 horas, la comunidad autónoma ha anotado casi 5.700 nuevos contagios (2.846 el viernes y 2.835 el domingo). La cifra de fallecidos total se sitúa en 13.602 personas, 16 más que las registradas el sábado según los datos actualizados este domingo. Pero más allá de los nuevos casos, preocupa la situación de presión hospitalaria a la que se enfrenta Cataluña. Los ingresos ya superaron el millar la semana pasada, y este sábado el dato total se coloca en 1.218 los hospitalizados. De estos, 213 se encuentran en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Ante el tercer día consecutivo con contagios al alza, el Gobierno catalán asegura que quiere anticiparse y frenar el avance del virus. Según el 'president' en funciones, Pere Aragonès, aún es pronto para valorar el impacto de las medidas restrictivas que se han tomado en la comunidad autónoma. Ante la escalada "preocupante" de contagios, Aragonès ha asegurado que la Generalitat "no descarta ninguna medida". Entre ellas, el toque de queda. "No está descartado, aunque en estos momentos no está encima de la mesa", ha declarado ante la prensa este domingo tras visitar el Hospital de Palamós (Girona). La comunidad ya impuso esta semana nuevas limitaciones: solo se permiten reuniones de un máximo de seis personas, se suspenden las clases presenciales y se limita el aforo en los espacios de culto; además, se ha decretado el cierre de la hostelería durante dos semanas.

La Generalitat "no descarta ninguna otra medida", aunque el toque de queda todavía "no está sobre la mesa", asegura Aragonès

El riesgo de rebrote también ha aumentado y supera ya los 400 puntos, cuando este sábado era de 392,06 puntos. Sin embargo, la velocidad de reproducción del virus (RT) ha descendido cuatro décimas, hasta el 1,30 (1,34 este sábado). La física e investigadora del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Clara Prats, calcula que Cataluña llegará, en el plazo de una semana o diez días, al umbral de 500 casos de enfermos de covid-19 por 100.000 habitantes establecido por el Gobierno como uno de los criterios para justificar un estado de alarma.

Nuevas técnicas de diagnóstico

Además de las restricciones, el Govern ha puesto en marcha nuevas medidas sanitarias y el departamento de Salud ha empezado a utilizar en Girona una nueva técnica para detectar casos de covid basada en la 'automuestra', con la que cada persona recoge su propia muestra al pasar durante cinco segundos un bastoncillo por las fosas nasales.

Además del aumento de casos, las consecuencias económicas del cierre de negocios preocupa a la Generalitat. Respecto a la petición de moratoria de impuestos que el 'president' en funciones hizo este sábado a Sánchez, el 'president' en funciones ha declarado que "no ha obtenido respuesta". Debido al cierre obligado de bares y restaurantes, y ante las protestas de los afectados en este sector, Aragonès exigió al Gobierno central una moratoria en el pago del IVA, el Impuesto de Sociedades y las cotizaciones de la Seguridad Social para rebajar la presión sobre la hostelería.

"Nosotros pondremos todo lo que sea necesario, pero es importante la implicación de todas las administraciones", ha declarado. Antes de decretar el cierre de la hostelería, el Govern prometió 40 millones de euros en ayudas para el sector. En su intervención, Aragonès ha apuntado que esta cantidad podría ampliarse, "dependiendo de la situación". Esta línea de ayudas directas para los establecimientos con menor facturación se encuentra todavía pendiente de su aprobación el próximo martes en el 'Consell Executiu'.

Más récords de contagios

En otras comunidades autónomas, el aumento de casos no ha dado tregua durante el fin de semana. Castilla y León lleva tres días consecutivos notificando más de un millar de contagios diarios, con 1.080 este domingo. Tras los 1.406 del sábado y los 1.038 del los dos días anteriores, la comunidad castellano-leonesa ha vuelto al récord de fallecidos en 24 horas que ya anotó el viernes. Son 20 decesos más, una cifra que no registraba desde finales de abril.

De acuerdo a los datos publicados este domingo por la Consejería de Sanidad, con esos veinte fallecidos son ya 2.571 los decesos por covid en los hospitales públicos de la comunidad desde el inicio de la pandemia. Ante el aumento de casos, desde este sábado rigen en Castilla y León nuevas medidas como la prohibición de consumir en barra, de fumar en terraza o al aire libre si no hay dos metros de distancia, y las reuniones sociales y familiares se limitan a seis personas.

Y están confinadas las capitales de Salamanca, desde este sábado, las de León y Palencia, Miranda de Ebro, en Burgos, San Andrés de Rabanedo (30.000), en el alfoz de la capital leonesa, y San Pedro Latarce y Pedrajas en Valladolid, con mayores restricciones aunque sin limitación de la movilidad en Medina del Campo e Íscar, también en la provincia vallisoletana.

La Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus ha plantado en la mediana ajardinada de una de las principales avenidas de Murcia miles de banderas de España en homenaje simbólico a los fallecidos. (EFE)
La Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por Coronavirus ha plantado en la mediana ajardinada de una de las principales avenidas de Murcia miles de banderas de España en homenaje simbólico a los fallecidos. (EFE)

En Murcia, los ingresos hospitalarios han alcanzado su mayor cifra desde el comienzo de la pandemia. El porcentaje de personas con coronavirus respecto a las pruebas PCR o de antígenos realizadas ha aumentado en la última jornada del 12,7 % al 14,5 %, en un día con tres nuevos fallecidos en Lorca, Murcia y Águilas y nuevo récord de ingresos hospitalarios.

Según los datos del sábado difundidos este domingo por el Gobierno autonómico, son 643 las nuevas infecciones detectadas tras 4.435 pruebas hechas, lo que eleva el total de enfermos a 9.298. La gran mayoría, 8.917, están en cuarentena domiciliaria y los 381 restantes, en hospitales, cinco más que el jueves, con lo que se establece un nuevo récord en planta desde el inicio de la segunda ola y de toda la pandemia.

Asturias también ha tumbado su récord de casos en un día y ha superado a los 8.000 positivos. Este sábado, la región sumó 269 contagios, la cifra más alta registrada en el Principado desde el pasado mes de marzo. Tras registrar 1.344 nuevos contagios en los últimos siete días, la tasa de positividad entre las 3.864 pruebas PCR realizadas ayer en Asturias se situó en el 6,96 por ciento, según los datos facilitados por la Consejería de Salud del Principado.

El pasado jueves el Principado incorporó nuevas restricciones para disminuir los contagios y contener la gravedad y mortalidad de la pandemia y recomienda a los mayores de 65 años o con patologías crónicas que viven fuera de las residencias que extremen las medidas de proteccióny eviten espacios cerrados o actividades grupales. También está prohibido el consumo en las barras y la venta de alcohol en gasolineras y en comercios minoristas, estos últimos a partir de las diez de la noche, y está limitado a seis el número de personas que pueden sentarse en una mesa en establecimientos de hostelería y restauración.

Por su parte, Melilla ha iniciado este domingo un periodo prorrogable de 15 días de cierre de la hostelería. Esta medida completa la última orden de la Consejería de Economía y Políticas Sociales para frenar el auge de contagios en la ciudad autónoma. Debido a esta orden, publicada oficialmente el pasado miércoles en el Boletín Oficial de Melilla (BOME), el gremio hostelero solo ha podido abrir este domingo sus establecimientos para el reparto a domicilio, el cual también está limitado hasta la medianoche.

A la vez que Melilla inicia el cierre hostelero, en Canarias se han levantado este domingo las restricciones anti-covid. Con 77 contagiados por cada 100.000 habitantes, es la región española que se encuentra en mejor situación. Aunque Tenerife sigue encontrándose en 'semáforo rojo', La Gomera, Fuerteventura y Gran Canaria han terminado las restricciones, por lo que los bares pueden abrir ahora hasta la una de la madrugada y la restricción del número de personas en las reuniones pasa a ser una recomendación.

En cambio, Navarra continúa siendo la región que registra los peores datos de España. Su incidencia acumulada de infecciones por el virus se ha situado este fin de semana en 847 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, muy por encima del umbral establecido por el Gobierno central. Este sábado, la Comunidad Foral ha registrado 523 contagios. El Ejecutivo regional no descarta aplicar el confinamiento en Pamplona, ni tomar "medidas más serias" en los próximos días.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios