PRIMERA COMPARECENCIA TRAS LA MARCHA DEL REY

Sánchez se desmarca de Podemos y aplaude la salida del Emérito: "Ha marcado distancia"

Unidas Podemos se ha situado al margen de la posición oficial del Gobierno trasladada desde Moncloa, poniendo en cuestión el dique levantado entre Juan Carlos I y Felipe VI

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este mediodía en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este mediodía en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Pedro Sánchez ha salido este martes en defensa de la monarquía. "Lo que se juzga no son instituciones, se juzga a personas", ha asegurado el presidente, diferenciando así a Juan Carlos I de Felipe VI. Tras conocerse este lunes que el Emérito abandonaba España, Podemos pidió un referéndum para que los ciudadanos se pronuncien sobre el futuro de la Corona, pero Sánchez no ha querido seguir sus pasos. "La Casa Real ha marcado distancias frente a estas supuestas conductas que pudieran ser irregulares". Con esta comparecencia, el presidente se desmarca de sus socios de gobierno y aplaude la salida de Juan Carlos I de España: "La respuesta, a mi juicio, es la que corresponde a una democracia vigorosa".

Sánchez se desmarca de Podemos y aplaude la salida del Emérito: "Ha marcado distancia"

En su discurso tras el Consejo de Ministros, Sánchez ha repasado las medidas aprobadas por su Ejecutivo sin mencionar en ningún momento a Juan Carlos I, pero llegado el turno de preguntas, los periodistas han incidido una y otra vez en la cuestión. El presidente, sin embargo, ha evitado aclarar el país en el que se encuentra el Emérito en estos momentos: "Estamos hablando de instituciones distintas". En cuanto a la la queja de Podemos por no informarles antes sobre su salida de España, ha defendido la discreción que exigían esos contactos: "Son conversaciones discretas las que tengo con el jefe de Estado, en ese ámbito es donde quedan. Yo como presidente del Gobierno lo que hago es respetar la decisión de la Casa Real por todo lo que representa".

Unidas Podemos se ha situado al margen de la posición oficial del Gobierno trasladada desde Moncloa, poniendo en cuestión el dique levantado entre Juan Carlos I y Felipe VI para salvaguardar la Corona en la figura de este último y abogando por abrir el debate sobre el modelo de Gobierno. Un debate sobre el que desde el grupo parlamentario de Unidas Podemos se han posicionado a favor de "una república solidaria y plurinacional" y que sea "el pueblo quien decida" a través de un referéndum.

Pero tras el Consejo de Ministros, Sánchez no ha querido hacer suya esta tesis: "El PSOE es el único partido vivo de los que son los arquitectos de la Constitución, por eso reivindico la vigencia del pacto constitucional y una clave de bóveda era la monarquía constitucional". También ha incidido en que "lo más importante es que don Juan Carlos ha dicho que se pone a disposición de la Justicia como cualquier otro español". "España necesita de estabilidad y de instituciones robustas, y éstas tienen que abonarse con ejemplaridad, transparencia y regeneración. La línea marcada por la Casa Real considero que es la adecuada".

Si desde Moncloa ya se defendió este lunes la decisión del todavía rey emérito mostrando su "respeto", el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, tildó este hecho, que calificó de "huida", como "una actitud indigna de un ex jefe del Estado" que además, según su opinión, contraria a la expresada por el Gobierno, dejaría a la monarquía "en una posición muy comprometida".

El PSOE, por tanto, trata de salvaguardar la Corona defendiendo su continuidad en la figura de Felipe VI, alabando su "sentido de la ejemplaridad y la transparencia", mientras que Unidas Podemos reclama una República. El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos y líder de los comuns en el Congreso, Jaume Asens, ha subido este mismo martes el tono contra el partido con el que cogobiernan, acusando a Pedro Sánchez de "deslealtad" por supuestamente no haber informado sobre las gestiones llevadas a cabo entre la presidencia y la Casa Real. "Es una decisión que no beneficia a la monarquía, sino todo lo contario", zanjaba esta mañana la ministra de Igualdad, Irene Montero, normalizando las "posiciones y sensibilidades diferentes" dentro del Gobierno.

Los choques entre los socios de Gobierno se han intensificado en las últimas horas. No solo a cuenta de las diferencias respecto a la marcha de Juan Carlos de Borbón de España, un plan que el sector morado en el Ejecutivo ha dicho desconocer y que a además reprueba, al contrario que los socialistas, sino también por el acercamiento del PSOE a Ciudadanos con el trasfondo de la búsqueda de apoyos para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Entre acusaciones de actuar unilateralmente y de mirar a la derecha, la formación morada considera una línea roja cualquier desviación del programa de Gobierno, lo que entienden que sería la consecuencia directa de sumar a Ciudadanos a un acuerdo de Presupuestos. "El PSOE parece que quiere priorizar también el diálogo con Cs, pero Podemos no apoyará ningún acuerdo que suponga que el Gobierno gire lo más mínimo hacia la derecha o trate de invalidar cualquier punto del programa de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos", explicaban fuentes del partido.

Tanto los últimos acontecimientos relacionados con la monarquía como los potenciales socios del Gobierno para pactar los Presupuestos amenazan con desestabilizar la coalición. La temporada estival se vislumbra así como un foco de tensiones en la coalición, espoleadas por diferencias en cuestiones consideradas de Estado y en los Presupuestos, la norma más trascendental que debe aprobar el Gobierno y que marcará el devenir de la legislatura. El fantasma de una crisis de Gobierno asoma si las posiciones de los socios de Gobierno siguen alejándose.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios