FRENAZO EN LA AGENDA

El Gobierno deja en el aire la mesa de diálogo y culpa al separatismo de que no se reúna

Calvo y Montero señalan que el Ejecutivo está dispuesto a sentarse de nuevo, pero que antes ERC y JxCAT deben resolver sus diferencias. El Govern quiere primero controlar los brotes

Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, el pasado 6 de julio en el funeral por las víctimas del covid, en la catedral de la Almudena. (EFE)
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, el pasado 6 de julio en el funeral por las víctimas del covid, en la catedral de la Almudena. (EFE)

Que haya un segundo encuentro de la mesa de diálogo de Cataluña en este mes de julio, y sin la participación de Pedro Sánchez y Quim Torra, es una posibilidad cada vez más lejana. El Gobierno dice seguir dispuesto a que se celebre, pero entiende que primero han de resolver sus diferencias los socios del Govern, ERC y Junts per Catalunya. Un mensaje que el Ejecutivo de Torra pudo escuchar este martes en estéreo. Primero por boca de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y después en palabras de la portavoz del Gabinete de coalición, María Jesús Montero.

"El Govern de Cataluña tiene dos partidos distintos, y uno de ellos, que impulsó la mesa [ERC], está en la tesitura de sentarnos pronto. Pero el otro está en una dirección no afín a esa posición. Cuando parezca que hay acuerdo para sentarnos, nosotros nos sentamos", verbalizó la número dos del Gobierno en una entrevista en 'Las mañanas' de RNE.

La vicepresidenta señaló que aunque el Ejecutivo mantiene su intención de normalizar la vida política y casar la agenda de la legislatura con el combate contra el virus, la situación pandémica "va a durar mucho tiempo", aunque haya "pasado lo peor". Al menos por ahora. "Tendremos que convivir [con la enfermedad], no parar el resto de la agenda política y de metas que tenemos trazadas", indicó.

Calvo insistió en que la apuesta por el diálogo que ha hecho Sánchez es sincera. El Ejecutivo ha demostrado, dijo en RNE, su "profunda convicción democrática" de que hay que resolver el conflicto sentándose a la mesa. "Lo hemos dicho de verdad. Mientras hemos atravesado el estado de alarma, parecía que no era el momento, pero ahora tendremos que convivir con la normalidad política que nos obliga por convicción al dialogo y encontrar acuerdos y sentarnos en una mesa en el momento que se plantee", sostuvo.

Calvo recuerda que ERC sí quiere cita, pero no JxCAT: "Cuando parezca que hay acuerdo para sentarnos, nosotros nos sentamos"


ERC ha venido empujando en las últimas semanas para no demorar más la mesa de diálogo. De hecho, la semana pasada, Marta Vilalta, portavoz de los republicanos, instó a Torra a que convocase la reunión entre partidos y entidades independentistas para acudir "preparados" a la cita, para cuando se produzca. Fue el partido de Oriol Junqueras el que pidió que se creara ese foro y lo puso como condición para la investidura de Sánchez, y necesita al menos una segunda foto de cara a unas elecciones autonómicas que asoman para el otoño. Pero JxCAT tiene mucha menos prisa.

Autodeterminación y presos

Tras la reunión ordinaria del Consejo de Ministros de este martes, la portavoz, María Jesús Montero, siguió la línea argumental de Calvo en RNE. "El Gobierno está disponible para poder reunirse tal y como acordamos, pero corresponde al Govern decidir si quiere solicitar que se realice esta reunión", indicó la ministra de Hacienda, quien manifestó el compromiso del Gabinete para "seguir trabajando" a través del "diálogo" y avanzar en la resolución del conflicto en Cataluña. Pero la pelota, dijo, está en el tejado del Govern. El Gobierno dispone además de la excusa perfecta, puesto que la siguiente cita debe celebrarse en la capital catalana (la primera, en febrero, tuvo lugar en la Moncloa), porque las dos partes acordaron que para cada cita se alternaran Madrid y Barcelona.

"El Gobierno está disponible para poder reunirse, pero corresponde al Govern decidir si quiere solicitar que se realice esta reunión", dice Montero

El Govern, por su parte, tiene como misión más urgente controlar los brotes de coronavirus en su territorio. "No puedo decir si estamos trabajando o no en otra fecha, porque estamos concentrados en lo que está pasando en el Segrià y en el país [Cataluña] para evitar que haya más brotes. Cuando sea el momento, reactivaremos esta voluntad", apuntó la portavoz del Gobierno autonómico, Meritxell Budó, tras la reunión semanal del Consell Executiu.

Budó no quiso concretar si esto supone que la reunión del foro de diálogo podrá posponerse: "No sé decirle si, de forma inmediata o no, se podrá celebrar la mesa de diálogo o habrá que esperar a que los brotes estén más controlados". La portavoz sí agregó que tanto ERC como JxCAT tienen claro "al cien por cien" que debe hablarse del ejercicio del derecho de autodeterminación y de la amnistía para los presos del 'procés', por lo que emplazó al Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos a concretar si quiere sentarse para hablar sobre el conflicto catalán, informa Europa Press.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios