"La pandemia ha soldado la coaliación"

Sánchez niega la remodelación interna y deja en el aire la mesa de diálogo para julio

En una entrevista en 'La Vanguardia', la primera tras la alarma, subraya la "unión" entre los miembros del Gobierno, que está "más fuerte" pese a que lo han querido "derrocar"

Foto: El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, este 27 de junio en Ourense. (EFE)
El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, este 27 de junio en Ourense. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere retomar las conversaciones con la Generalitat en la mesa de diálogo este julio, si bien advierte "un contexto difícil en Cataluña, puesto que se está generando una situación claramente preelectoral".

En una entrevista este domingo en 'La Vanguardia' recogida por Europa Press —la primera entrevista desde la declaración de la alarma—, ha defendido "abordar problemas que desgraciadamente han devenido en estructurales por la falta de voluntad política, como es en este caso la crisis política en Cataluña, que tiene una derivada de convivencia". Plantea hacerlo fijando primero un marco que parta de la legalidad, para luego alcanzar "un acuerdo político que tendrá que ser, lógicamente, refrendado por la sociedad catalana en una votación". Al preguntársele sobre un posible indulto a los condenados por el 1-O, ha respondido: "En la política penitenciaria las medidas de gracia están claramente definidas en nuestra jurisdicción y también en los actores jurisdiccionales".

Respecto a Cataluña, plantea fijar el marco de la legalidad, para luego tejer "un acuerdo político que tendrá que ser refrendado por la sociedad catalana"


Además, ha destacado que la política es "dinámica y es evidente que la prioridad ahora mismo del conjunto de la sociedad española, y también de la sociedad catalana, es la crisis económica", y ha destacado que el Gobierno ha destinado 16.000 millones de euros a un fondo para atender las necesidades de las autonomías por el covid-19.

El covid ha "consolidado" la coalición

El presidente ha asegurado que la crisis provocada por la pandemia del coronavirus ha "soldado" y ha puesto en valor la "lealtad" de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos y ha rechazado una "remodelación" a corto plazo dentro de su gabinete. En la entrevista, destaca la "unión" entre los miembros del Gobierno de coalición a pesar de los últimos acercamientos a Ciudadanos, del que ha dicho que "se mueve". "Ha habido un cambio de actitud por parte de algunos actores políticos, singularmente Ciudadanos. Entiendo que este partido ha visto que la estrategia de alineación total con el Partido Popular y Vox le llevaba a quedarse sin espacio. El tiempo dirá si es una actitud estratégica o puramente táctica", sostiene.

Sobre los indultos a los condenados por el 1-O: "Las medidas de gracia están claramente definidas en la jurisdicción y en los actores jurisdiccionales"

También ha cargado contra el Partido Popular, al que ha acusado de "utilizar" el virus y la pandemia para "derrocar" al Ejecutivo de coalición y ha pedido que "abandone el uso de los muertos en la contienda política". Según ha dicho, apelar a las cifras de fallecidos por el Covid-19 es "criticar" a sus propios gobiernos autonómicos ya que son ellos los que aportan los datos de las víctimas. A su vez, también ha censurado el papel del PP en Europa al "elevar" un informe sobre la calidad de la demcoracia en España: "Me parece impropio de un partido con sentido de Estado".

En paralelo, el presidente del Gobierno también ha reivindicado la figura del rey Felipe VI del que ha dicho que es "ejemplar", en una semana en la que distintas formaciones han censurado que el Parlamento haya decidido por los votos del PSOE, entre otros grupos, no investigar las cuentas de la Casa Real.

Al preguntársele cómo afecta al Estado la polémica sobre el Rey emérito, Juan Carlos I, ha asegurado que en España "no existe la impunidad" y ha rechazado literalmente que actores externos al ámbito fiscal quieran erigirse en fiscales y jueces.

"Gran lección" de la pandemia

Para Sánchez, "la gran lección de esta pandemia, tanto en España como en Europa y otras zonas del mundo, es que Occidente llegó tarde", aunque ha sostenido que muchas fuerzas políticas no hubieron apoyado declarar la alarma antes. Ha defendido que la gestión del Gobierno se ha basado en cinco principios: ciencia, coordinación con los gobiernos autonómicos, cogobernanza ("no ha habido recentralización"), respeto a la Constitución y transparencia.

"La mejora de nuestro sistema impositivo tiene que ser estructural y debe haber muchísima mayor justicia fiscal. Lo tendremos que hacer", afirma

"Se ha engrasado una cultura de cooperación, que reivindico. Por primera vez el presidente se ha reunido en más de catorce ocasiones con todos los presidentes autonómicos", ha dicho. Ha criticado, en cambio, "la estrategia de acoso y derribo de la derecha al Gobierno de coalición ha fracasado", a quienes ha acusado de utilizar la epidemia para intentar derrocar al Gobierno.

En clave económica, Sánchez ha defendido reducir la desigualdad en el mercado interior europeo: "Creo que Europa debe salvar a Europa. Lo que está en riesgo ahora mismo es el mercado único", para lo que ha pedido aprobar el fondo de recuperación en el que trabaja la Comisión Europea. Preguntado por si el acuerdo sobre este fondo está cerca, ha dicho: "Nos quedan semanas por delante, difíciles, complejas, pero yo estoy convencido de que estamos dando pasos inéditos, en la buena dirección".

Pedro Sánchez, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño (i), y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se reúnen por videoconferencia con diez líderes de países de América Latina y el Caribe y representantes de instituciones como el FMI o el Banco Mundial para pedir nuevas formas de financiación para América Latina, el pasado 24 de junio en la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño (i), y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se reúnen por videoconferencia con diez líderes de países de América Latina y el Caribe y representantes de instituciones como el FMI o el Banco Mundial para pedir nuevas formas de financiación para América Latina, el pasado 24 de junio en la Moncloa. (EFE)

Y sobre si el Gobierno planteará una subida de impuestos, ha explicado que las ayudas por el covid-19 se están financiando ahora con deuda y gasto público: "Esto no es sostenible ni en el medio ni en el largo plazo". "Si ya teníamos una carencia estructural en cuanto a la forma de financiarlo con recursos propios, es decir, a través de impuestos, tendremos lógicamente que plantear una mejora de nuestro sistema impositivo", ha afirmado. Y "esa mejora de nuestro sistema impositivo tiene que ser estructural y debe haber muchísima mayor justicia fiscal. Lo tendremos que hacer, porque el Estado, ahora mismo, está respondiendo y está salvando muchas empresas y muchos empleos que estaban en severo riesgo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios