Al responsable de Difusión, Jaume Mestre

El Supremo pide investigar a un cargo del Govern por mentir en el juicio del 'procés'

Jaume Mestre respondió durante la vista con permanentes evasivas y frases como "no lo recuerdo" o "no lo sé"

Foto: Jaume Mestre, en el juicio del 'procés'. (EFE)
Jaume Mestre, en el juicio del 'procés'. (EFE)

El tribunal del 'procés' ha remitido a los juzgados ordinarios la declaración durante el juicio del responsable de Difusión Institucional de la Generalitat, Jaume Mestre, al apreciar que existen indicios de que pudo incurrir en un delito de falso testimonio tras su comparecencia como testigo en la vista, en la que se mostró evasivo y contestó con permanentes "no lo sé" o "no lo recuerdo" a las preguntas que iba formulándole la Fiscalía.

Tras el interrogatorio, el fiscal Jaime Moreno solicitó a la sala que diera este paso contra Mestre, pero el presidente del tribunal, Manuel Marchena, indicó entonces que antes de adoptar una decisión al respecto, su testimonio debía ser analizado en comparación con el resto de testigos que declararon en el juicio. En una providencia de 25 de junio a la que ha tenido acceso El Confidencial, los magistrados indican que una vez consultadas las actuaciones, debe enviarse la grabación de la sesión 16 del juicio al Juzgado de Instrucción Decano de Madrid para su reparto "por si pudieran existir motivos para proceder por el delito de falso testimonio".

El tribunal ha rechazado el resto de peticiones que formularon las partes sobre otras declaraciones, aunque avisa de que si estas observan que hubo otros testimonios en los que se hubiera faltado a la verdad, pueden ejercitar de forma directa las acciones que consideren oportunas.

Durante los meses más tensos del 'procés', Mestre se ocupaba de Difusión en la Generalitat y sigue ocupando el cargo a día de hoy. Tras prometer decir la verdad, como todos los testigos que fueron ocupando durante meses la mesa frente al tribunal que juzgó a Oriol Junqueras y al resto de políticos catalanes, eludió contestar a muchas de las preguntas directas que le formuló el fiscal. Los testigos están obligados a no mentir y a responder a todo lo que se les pregunte, salvo que consten como investigados en causas y que su declaración pueda perjudicarles.

El Supremo pide investigar a un cargo del Govern por mentir en el juicio del 'procés'

Mestre fue el responsable de coordinar dos campañas del Govern vinculadas al 1-O y negó que anuncios como el de las vías del tren estuvieran diseñados para promocionar el referéndum. También trató de desvincularse de la decisión de pedir apoyo para difundir la publicidad a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), el ente público que gestiona TV-3 y Catalunya Ràdio. No obstante, la propia presidenta del ente, Núria Llorach, había declarado que fue él quien realizó el encargo.

Durante el interrogatorio, sus 'lagunas' fueron tan evidentes que se ganó un aviso del presidente Marchena. Después de contestar una y otra vez que no recordaba nada, el magistrado intervino para advertirle de que tenía la obligación de decir la verdad. "En el Código Penal, el delito de falso testimonio no consiste solamente en no decir la verdad. Cuando el testigo altere la verdad con reticencias o inexactitudes, también hay responsabilidad penal", le señaló, al considerar que podía estar "eludiendo algunas preguntas". Según establece el Código Penal, el falso testimonio en este caso lleva aparejadas penas de entre uno y tres años de prisión y una multa de seis a 12 meses.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios