marchena dice que el tribunal decidirá en sentencia

El fiscal pide investigar por falso testimonio a un testigo de la Generalitat

El cargo de la Generalitat entró en negación a cuenta de los encargos para el 1-O y provocó la indignación del Ministerio Público

Foto: Jaume Mestre.
Jaume Mestre.

El fiscal Jaime Moreno reclamó este miércoles al tribunal del 'procés' que dedujera testimonio a un cargo de la Generalitat al considerar que mentía en sus respuestas difusas e incurría, con ello, en falso testimonio. El presidente Manuel Marchena intervino tras la solicitud para aclarar que la sala no se pronunciará hasta la sentencia, poniendo así la declaración en contraste con otros testimonios.

Era el turno del responsable de Difusión Institucional de la Generalitat en el juicio del 'procés'. Después de oír, en los últimos días, a distintos proveedores a los que el Govern encargó trabajos y material de cara a la celebración del referéndum del 1 de octubre, el tribunal escuchó este miércoles a la contraparte, un responsable del Ejecutivo autonómico que dio su versión. En una permanente negación, el responsable, Jaume Mestre, dijo una y otra vez que los trabajos encargados, como la difusión en internet de la campaña dirigida a los catalanes en el exterior, nunca se pagaron. O bien negaba o bien no recordaba.

El fiscal pide investigar por falso testimonio a un testigo de la Generalitat

Tan evidentes fueron sus evasivas que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le avisó de que sus lagunas recurrentes también suponen falso testimonio: "Mire, señor Mestre, en el Código Penal, el delito de falso testimonio no consiste simplemente en no decir la verdad. Cuando el testigo, sin faltar sustancialmente a la verdad, la altere con reticencias, inexactitudes o silenciando hechos o datos relevantes que le fueran conocidos, incurrirá en responsabilidad penal", advirtió el magistrado.

Mestre lo pasó realmente mal en el banquillo. Con voz temblorosa y frotándose las manos en todo momento, "no sé nada" y "no lo recuerdo" se convirtieron en sus frases más repetidas. Entre los encargos que hizo a las empresas y que no se cobraron estaba, por ejemplo, un anuncio diseñado por Estudi Dada en el que se alentaba a los que vivían fuera a participar en el referéndum. También una posterior publicidad en redes del mismo. Los trabajos generaban facturas que pasaban de positivas a negativas por arte de magia. El interrogatorio se sucedió en estos términos:

- Fiscal: ¿Esta campaña, aparte del contrato con Estudi Dada, generó una factura? ¿Cuánto cobró Estudi Dada?

- Mestre: No recuerdo qué cantidad facturó.

- F: ¿10.829 euros?

- M: No lo sé.

- F: ¿Lo cobró?

- M: No lo cobró.

- F: Pero el trabajo fue hecho... ¿Por qué no cobró?

- M: Simplemente nos comentaron que esta factura no se podía pagar. Nos lo dijo el director general, Ignasi Genovés. Le tuve que decir: "Mira, esta factura por ahora no se va a pagar".

- F: ¿Quedaron de algún modo para pagarla luego?

- M: No, no se ha pagado.

- F: ¿Y el importe de difusión en internet?

- M: No lo recuerdo.

- F: ¿Les perdonó 80.000 euros?

- M: Puede ser.

Gran parte del interrogatorio fue una reproducción de este fragmento con mínimas variaciones. Mestre no recordaba ningún detalle y eludía las preguntas. Lagunas con la cartelería, los responsables, los encargos o quienes lo impulsaron. Respuestas de sí o no y, sobre todo, de "no recuerdo". Reconoció algunos abonos, los menos. El fiscal renunció a continuar preguntando. "Con la venia, señoría. No voy a formular más preguntas, pero antes de terminar el interrogatorio intereso que la sala deduzca testimonio de particulares por el delito de falso testimonio al juzgado de guardia". Mestre tendrá que esperar a la resolución para saber si se enfrenta a una posible imputación.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios