SEGÚN ELLOS, 19. EN REALIDAD, ENTRE 522 Y 704

¿Cuántas muertes por covid-19 ha habido desde que el Gobierno dejó de contarlas?

El cambio de conteo que Sanidad aplicó a finales de mayo ofrece un panorama amable de este fin del brote. Sin embargo, los registros diarios de las CCAA y el Carlos III cuentan otra historia

Foto: Funeral el pasado 2 de abril en el cementerio de Pamplona. (EFE)
Funeral el pasado 2 de abril en el cementerio de Pamplona. (EFE)
Adelantado en

En apenas 10 días, nuestro país se adentrará definitivamente en la 'nueva normalidad' sin tener realmente una idea de cuál es la letalidad del covid-19 en estos momentos. Es cierto que en buena parte del país el brote de coronavirus hace días que se puede dar por finalizado, pero en general la panorámica en este tramo de la desescalada no es tan idílica como la pintan las cifras del Ministerio de Sanidad.

Mientras los informes que cada día sale a actualizar Fernando Simón dibujan un panorama con un número muy bajo de nuevos fallecimientos por la enfermedad, los que aportan las comunidades autónomas contradicen a diario ese lema de "cero fallecidos" que Pedro Sánchez llevó al Congreso el pasado 3 de junio.

En los últimos 15 días, el Gobierno ha anunciado 19 fallecimientos por la enfermedad. De los 27.117 que figuraban el 27 de mayo a los 27.136 que había este jueves. Sin embargo, los datos de las comunidades autónomas recopilados por El Confidencial aportan una cifra bastante mayor: 704 muertes entre el 27 de mayo y el 10 de junio de 2020.

El gran interrogante para estar seguros de la cifra real de víctimas del último mes está en la Comunidad de Madrid. Los 704 se obtienen teniendo en cuenta todos los fallecimientos, también aquellos sospechosos y que se dieron fuera de los hospitales. Si solo se tuvieran en cuenta los que se produjeron en un entorno hospitalario, la cifra bajaría a 522 desde el 27 de mayo, o casi 35 muertes diarias.

Aunque el número diario de víctimas está —afortunadamente— en franco retroceso desde que tocara techo a principios de abril, la media está aún en torno a 47 cada jornada en estas dos semanas sin datos de fallecidos. Sanidad arroja, sin embargo, un promedio de algo más de una muerte al día, mucho más luminoso pero también más incierto.

El gran cambio en el conteo

Contamos la mortalidad a partir del día 27 precisamente porque a partir de ese día la serie histórica del ministerio está congelada. Dos días antes, el 25 de mayo, el Gobierno rebajó de golpe en casi 2.000 personas el número de muertes registradas durante la pandemia, de 28.752 a 26.834, aunque al día siguiente lo elevó en casi 300, hasta las 27.117. Desde entonces, el número total de fallecidos ha aumentado en 19 personas.

¿Cuántas muertes por covid-19 ha habido desde que el Gobierno dejó de contarlas?

También esa semana cambió la forma de contar víctimas, en lugar del recuento diario comenzaron a incluir una cifra de muertes registradas en la última semana. Según reveló el ministro Salvador Illa, el número de fallecidos en los últimos siete días es una de las métricas a tener en cuenta durante esta fase de la epidemia para controlar su evolución. Antes de ese cambio, la mortalidad oscilaba entre las 40 y las 80 personas diarias, lo que es congruente con los números analizados por este periódico.

Sin embargo, en los dos últimos días, las comunidades han informado de un total de 35 defunciones (17 el miércoles y 18 este jueves, cogiendo para Madrid el dato más conservador, el de fallecimientos en hospitales). En cambio, el último informe oficial del ministerio cifra 32 fallecidos con fecha de defunción en los últimos siete días.

Los resultados de este cambio de método —de datos agregados enviados cada día por las CCAA a datos individualizados que llegan con cierto retraso— no han dejado de moverse en un terreno tumultuoso: "Los análisis de una base extraída un día pueden variar de los extraídos al día siguiente si se ha actualizado la información", explica la metodología empleada por el Instituto de Salud Carlos III. "Por este motivo, se considera que la base de datos ofrecida semanalmente no está consolidada y los resultados extraídos de ella deben ser tratados con cautela. Es importante resaltar que todos los resultados son provisionales y deben interpretarse con precaución, porque se ofrece la información disponible en el momento de la extracción de datos".

Por poner un ejemplo, si una persona da positivo por covid-19 sin que se haya notificado su provincia de residencia, no aparecería en la serie provincial pero sí en la autonómica. Es decir, quedaría en un limbo estadístico en el que el total del archivo de comunidades autónomas no coincide con el total de la base de datos provincial.

En total, este desbarajuste —cuya solución está prevista una vez se consoliden las series de Sanidad agregando muertes al registro histórico— no solo arroja a día de hoy una diferencia en el número de muertes sino también en el de casos: frente a los 242.700 que publica el Gobierno en sus informes oficiales, la última actualización de casos por comunidades autónomas del Instituto Carlos III ofrece una diferencia de al menos 17.000 casos más, con unos 260.800 infectados por el coronavirus, según el archivo autonómico, o unos 259.000 según el provincial.

Metodología

El Confidencial ha recopilado los fallecimientos diarios publicados por las comunidades autónomas desde el 27 de mayo, cuando el Ministerio de Sanidad ha congelado la serie histórica del total de defunciones a causa del coronavirus. Ceuta y Melilla no se han tenido en cuenta al depender del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad.

Los datos y las fuentes oficiales utilizadas están disponibles en esta hoja de cálculo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios