El informe revela que la Delegación pidió en febrero a su plantilla "distanciamiento social"
  1. España
el atestado de la Guardia Civil

El informe revela que la Delegación pidió en febrero a su plantilla "distanciamiento social"

El servicio de prevención de riesgos del departamento de Franco indicaba que evitar aglomeraciones era más importante que las medidas higiénicas

Foto: El informe revela que la Delegación pidió en febrero a su plantilla "distanciamiento social"
El informe revela que la Delegación pidió en febrero a su plantilla "distanciamiento social"

El informe de la Guardia Civil que provocó el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos desvela a lo largo de sus 81 páginas que la Delegación del Gobierno en Madrid contempló el 28 de febrero, solo unos días antes del 8 de marzo, que sus trabajadores adoptaran medidas de "distanciamiento social" para evitar posibles contagios, subrayando que este tipo de precauciones eran incluso más importantes que el uso de mascarillas a la hora de evitar la propagación del covid-19. El informe elaborado ese día se envió a los trabajadores el 2 de marzo.

En el atestado, al que ha tenido acceso El Confidencial, se recoge un comunicado elaborado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del organismo que dirige José Manuel Franco, máxima autoridad en orden público en la Comunidad de Madrid. Los investigadores reflejan que, el 28 de febrero, ese departamento de la Delegación elaboró una circular que remitió a su plantilla dos días después en la que exponía brevemente los datos que se conocían en ese momento sobre el coronavirus y se explicaban las formas más frecuentes de contagio.

La circular, recoge el informe de la Guardia Civil, aclaraba que se había confeccionado "a partir de las recomendaciones sanitarias de las autoridades nacionales e internacionales", datando el origen de la pandemia en el mes de diciembre y ofreciendo consejos para evitar infecciones entre personal sanitario, como el uso de mascarillas con protección FFP2.

La parte más destacada de esa circular interna para los trabajadores de la Delegación figuraba a continuación, cuando el organismo aconsejó a su plantilla que aplicaran medidas de "distanciamiento social". Añadía: "Son más importantes las medidas higiénicas de lavado de manos y la distancia de seguridad que el empleo de mascarillas de forma indiscriminada".

En días posteriores, esta circular sufrió varias modificaciones. El 13 de marzo, introdujo un protocolo de actuación tomado del procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales del Ministerio de Sanidad. El informe de la Guardia Civil solicitó además a la Delegación confirmación sobre el envío de las señaladas recomendaciones el 2 de marzo, y personal del organismo verificó que se remitió esa jornada a "todo el personal" de la misma. La Guardia Civil señala el contraste entre estos consejos para evitar concentraciones del tipo de la celebrada en Madrid el 8 de marzo y la falta de alertas que desaconsejaran que la marcha feminista continuara adelante.

La prohibición de un congreso de evangelistas

El informe recoge además cómo el director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ordenaron suspender el 6 de marzo un congreso religioso que iba a celebrarse en Madrid dos semanas después porque suponía un enorme riesgo para la salud pública, noticia que fue adelantada por El Confidencial a comienzos de mayo. "Ese congreso no se podía celebrar bajo ningún concepto, por concurrir todas las circunstancias para ser considerado de alto riesgo para la propagación de contagios siendo un claro riesgo para los asistentes y la salud pública", llegó a argumentar Simón a la hora de prohibir la cita, según explica la Guardia Civil.

Foto: Illa y Simón prohibieron 3 días antes del 8-M un congreso religioso por riesgo de contagios

Simón lanzó la frase el 6 de marzo, pero dos días después, evitó pronunciarse de forma tan tajante cuando le preguntaron sobre la manifestación del 8-M. "No recomendamos a nadie nada", argumentó Simón 24 horas antes de que se produjera la concentración. "Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera".

Coronavirus Fernando Grande-Marlaska Guardia Civil
El redactor recomienda