Moncloa, pendiente de un informe científico para la apertura de piscinas y playas
  1. España
para saber cuál es la posibilidad de contagio

Moncloa, pendiente de un informe científico para la apertura de piscinas y playas

No existe ninguna evidencia científica hasta ahora que explique si el coronavirus se puede trasmitir a través del agua de las piscinas, del agua del mar o incluso a través de la arena de la playa

placeholder Foto: Una persona pasea a primera hora de la mañana por la playa de La Malvarrosa de Valencia. (EFE)
Una persona pasea a primera hora de la mañana por la playa de La Malvarrosa de Valencia. (EFE)

No existe en todo el mundo ninguna evidencia científica hasta ahora que explique si el coronavirus se puede trasmitir a través del agua de las piscinas, del agua del mar o incluso a través de la arena de la playa. Se cree que el cloro y la sal lo matan, pero de momento no existen pruebas que lo garanticen.

[Última hora del coronavirus en España]

Los empresarios de los hoteles, 'campings' y balnearios, por poner algún ejemplo, quieren saber si pueden abrir sus piscinas con la garantía de que sus clientes estarán bien, y así lo han planteado durante las reuniones que los diferentes sectores del turismo han mantenido en los últimos días con el Instituto para la Calidad Turística Española, cuyo presidente es Miguel Mirones.

Foto: La playa de Benidorm, vacía por el coronavirus. (EFE)

“Le trasladamos la necesidad y nuestra preocupación a la Secretaría de Estado de Turismo y en coordinación con ella hemos encargado al CSIC un estudio para saber si el coronavirus puede trasmitirse a través de la arena de la playa, el agua del mar o de las piscinas”, explica Mirones. “Por poner un ejemplo”, sigue Mirones, “si el virus se contagiase a través de la arena de playa, habría que diseñar protocolos y ver cómo se desinfecta la zona que haya sido ocupada”.

Pero, claro, todo depende de los resultados de la investigación emprendida por el CSIC. Mientras tanto, no se puede tomar una decisión. Los investigadores saben de la premura, porque la idea es abrir los hoteles a finales de junio o principios de julio. El Gobierno está esperando este informe para estudiar la apertura de las playas y piscinas. Miguel Mirones prefiere la prudencia: “No sé que harán. Sé lo que haré yo como empresario de balnearios. Hasta que no conozca los resultados, no tomaré una decisión. Ni aunque el Gobierno me lo permitiera antes”.

Foto: Foto: EFE.

Se le nota cauto. Quizá porque cuando se le encargó que con la máxima premura realizase una batería de propuestas para establecer protocolos higiénico sanitarios para todo el sector turístico antes de la reapertura, se sobrentendía que el Gobierno esperaría sin tomar ninguna iniciativa hasta conocer en profundidad lo que tenían que decir.

Sin embargo, a Pedro Sánchez le pudo la premura y compareció en rueda de prensa sin que el estudio estuviese acabado. “Lo vamos a terminar esta semana mismo. Se lo entregaremos al Ministerio de Turismo, que está coordinado con las comunidades autónomas, y de allí pasará al Ministerio de Sanidad para su aprobación. Hasta entonces, no se sabrá con exactitud qué medidas deben implantar los empresarios de cada sector”.

El hecho de que no exista todavía una norma clara publicada y aprobada ha hecho que muchos empresarios estén desarrollando sus propias medidas de distanciamiento físico para estar preparados para abrir sus negocios: “Les pediría que tengan un poco de paciencia. A no tardar mucho, se conocerán todos los detalles y quizás hay gente que se está gastando el dinero en medidas que luego no van a servir de nada o se pueden implementar de una forma más barata”.

Los primeros protocolos en estar terminados serán los de los sectores de restaurantes, hoteles, balnearios, 'campings', alojamiento rural, agencias de viajes, 'hotels'/ albergues, museos y oficinas de turismo. Aunque la Secretaría de Estado les dio de plazo hasta el 15 de mayo, Mirones cree que tendrá las propuestas higiénico sanitarias de todo el sector turístico para el 9 de mayo.

Han mantenido varias reuniones sectoriales a diario, incluidos sindicatos, incluso durante el puente. De ahí es de donde salen todas las propuestas consensuadas. “Por ejemplo, para los desayunos de los hoteles, presentamos diferentes propuestas. El cliente no va a tener acceso a la comida como hasta ahora. Podría ser un bufé asistido donde sea un empleado quien vaya sirviendo a cada uno de los clientes lo que le pidan. También planteamos la posibilidad de 'monodosis', es decir, que en cada zona del bufé haya platos preparados anteriormente y tapados y que el cliente los pueda elegir”.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

Playa Turismo Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Coronavirus Piscina
El redactor recomienda