Italia: volveremos a salir a los bares, al cine, a la playa. ¿Pero cómo?
  1. Mundo
  2. Europa
la vuelta a la normalidad

Italia: volveremos a salir a los bares, al cine, a la playa. ¿Pero cómo?

El Gobierno italiano ha comenzado los preparativos de un plan de cinco puntos para reabrir el país, de manera gradual y controlada, cuando comience a disminuir la epidemia de coronavirus

placeholder Foto: Una mujer descansa junto a los cines Callao en Madrid. (EFE)
Una mujer descansa junto a los cines Callao en Madrid. (EFE)

Cuando todo esto pase, volveremos a encontrarnos en las calles, en los bares y en las plazas, en los teatros y en los cines. ¿Pero cuándo? ¿Y cómo?

Para responder a la primera pregunta todavía estamos pendientes de demasiadas variables y de pocas certezas. Y para la segunda, en Italia están empezando a hacer los primeros simulacros para saber cómo podremos incorporarnos progresivamente a nuestra vida cotidiana una vez que se empiecen a levantar las restricciones del confinamiento. Por ejemplo, para poder volver al cine como hacíamos antes.

El Gobierno italiano ha comenzado a poner en marcha los preparativos de un plan de cinco puntos para reabrir el país, de manera gradual y controlada, cuando comience a disminuir la epidemia de coronavirus, que en el país empieza a registrar cierta estabilización en las cifras de afectados —casi 125.000 contagios y 15.000 fallecidos—.

Y a los cines y los teatros iremos cautelosos, distanciados, tal vez incluso con sospecha. Pero volveremos. Por eso, tal y como cuenta el diario italiano 'La Stampa' este lunes, empresas como Gae Engineering, expertas en gestionar la seguridad de eventos, están empezando ya a llevar a cabo pruebas para simular cómo sería la vuelta a la normalidad en las salas de cine, en los supermercados, en las estaciones...

Foto: DEsinfectan la popular plaza del duomo en Milán. (Reuters)

Lo primero y fundamental es evitar las aglomeraciones. "Nuestro estudio está pensando justo en esto: qué medidas y garantías adoptar, durante cuánto tiempo, con qué costes y cómo", explica el fundador y presidente de Gae Enfineering, Giuseppe Amaro.

Foto: Técnicos recogen la alfombra roja del Festival de Málaga, aplazado la semana pasada por el coronavirus. (Efe)

Esta empresa, que gestiona la seguridad de eventos como el Carnaval de Venecia o el Giro de Italia, ha replanteado en un cine del centro de Turín (ciudad al norte de Italia) cómo gestionar la entrada, el acomodamiento de espectadores y la salida de la sala.

Para evitar aglomeraciones, por tanto, proponen consentir solo a una persona por metro cuadrado; se regularán y pautarán las entradas en cada horario y a cada espectador se le controlará la temperatura con un termómetro a distancia o con cámaras de temperatura. Con más de 37,5º no serán admitidos y tendrán que abandonar el cine por un recorrido diferente del resto de los asistentes.

Foto: Foto: Unsplash.

Fuera del cine se crearán pasillos para la entrada de al menos 1,5 metros, uno para cada puerta de acceso, y todos delimitados por separadores. Se podrá entrar solo de dos en dos y manteniendo la distancia de seguridad. Después de los controles, los espectadores serán acompañados a la sala, donde las butacas estarán separadas entre ellas por al menos un metro. Y cuando termine la película, los asistentes abandonarán la sala organizados por las filas de butacas.

Todo esto implica una preparación más exacta, para la que se necesitará adquirir la entrada para ver una película en una aplicación que generará un código de barras que será escaneado en la entrada. La aplicación también servirá para controlar digitalmente que se respete la distancia de seguridad dentro de la sala y a la hora de ir al baño (habrá que reservar turno) a través de la geolocalización.

Foto: Coronavirus en Nueva York. (EFE) Opinión

"Hemos pensado también en ofrecer la posibilidad de reservar puestos virtuales en las butacas que no puedan elegirse concretamente en la sala debido a la necesidad de mantener las distancias mínimas de seguridad, y que se pueda llevar el cine a casa. Así, simultáneamente, se podrá ver la película desde el salón", explica Amaro, que añade que será indispensable para esto llegar a acuerdos con las productoras cinematográficas.

La empresa ha simulado también los tiempos de entrada y salida de los cines para saber si serán diferentes en la época poscoronavirus, y según sus estimaciones, se mantendrán parecidos a los de antes.

Lo que sí cambiaría son los tiempos de espera entre una sesión y la siguiente, ya que se tendrá que llevar a cabo una desinfección de las salas. Según el responsable de Gae, los costes de este sistema de seguridad serán contenidos porque no son modificaciones en la estructura, sino solo en la gestión del servicio.

Noticias de Italia Coronavirus Cine
El redactor recomienda