La Guardia Civil trata de sancionar a un diputado de Bildu que venía del Congreso
  1. España
IÑARRITU: "ES UN ACTO MÁS DE ARBITRARIEDAD"

La Guardia Civil trata de sancionar a un diputado de Bildu que venía del Congreso

Agentes del instituto armado paran el vehículo de Jon Iñarritu cuando se dirigía a Vizcaya y le proponen para sanción; el parlamentario telefonea a la Secretaría de Estado y evita la multa

Foto: El diputado de EH-Bildu Jon Iñarritu, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo celebrada este miércoles en el Congreso. (EFE)
El diputado de EH-Bildu Jon Iñarritu, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo celebrada este miércoles en el Congreso. (EFE)

La Guardia Civil ha tratado de sancionar este jueves alrededor de las 17:40 al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu por entender que se estaba saltando los límites establecidos en el decreto del estado de alarma cuando se dirigía del Congreso a su domicilio en el País Vasco. En concreto, agentes del instituto armado han parado el coche del parlamentario a la altura del kilómetro 57 de la autopista A-1 que conecta Madrid con Irún. Los funcionarios habían puesto allí un control con el fin de detectar desplazamientos irregulares de ciudadanos que quisieran pasar el puente fuera de casa cuando dio el alto al vehículo de Iñarritu, que venía de participar en la comisión de Sanidad de la Cámara Baja horas antes.

El diputado, de hecho, cuando ha sido parado, ha enseñado a los agentes sus credenciales parlamentarias con el fin de justificar su desplazamiento, pero los miembros de la Guardia Civil no las dieron por válidas. El parlamentario llamó en ese momento al Ministerio del Interior para que interviniera. Altos cargos del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska hicieron entonces los movimientos pertinentes para evitar que Iñarritu fuera sancionado, según ha adelantado 'El País' y ha podido confirmar El Confidencial del fuentes del propio ministerio.

Foto: Fotografía de archivo de un guardia civil. (EFE)

Durante la intervención de los guardias civiles, Iñarritu mostró su documentación, explicó quién era y detalló que estaba ejerciendo como diputado, que había viajado a Madrid para participar en la mencionada comisión parlamentaria y que, tras concluir la misma, había cogido su vehículo con objeto de desplazarse de regreso a su casa, situada en la provincia de Vizcaya. Iñarritu facilitó con su abstención la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ahora había asistido a la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que durante su intervención había explicado cómo va a tener lugar la desescalada. El diputado estuvo más de media hora discutiendo con los agentes.

El diputado vasco se disponía ya a ser propuesto para recibir una sanción con base en la Ley de Seguridad Ciudadana, que es la normativa en la que se están apoyando las fuerzas de seguridad para dar curso a sus propuestas de multa y que contempla penas que pueden alcanzar los 30.000 euros. La intervención de altos mandos de Interior, que telefonearon a responsables del instituto armado, evitaron el castigo económico. En concreto, según explica el propio Iñarritu a El Confidencial, a él le han parado a las 17:40. Le han tenido esperando hasta las 18:12 y en ese momento le han indicado que le iban a proponer para imponerle una sanción.

Ha sido entonces cuando el diputado ha llamado al gabinete de la Secretaría de Estado. A los pocos minutos, alguien de Interior ha llamado a los guardias, que se han dirigido al parlamentario, se han disculpado y le han dejado marcharse. Poco después, el propio ministro Marlaska ha telefoneado a Iñarritu para disculparse. Iñarritu explica a El Confidencial que ha encontrado cuatro controles de camino a su domicilio. En el que hacía la Policía Municipal de Madrid no le han parado, pero sí en el resto, que coordinaba la Guardia Civil. En los tres de la benemérita, agrega el diputado, este ha enseñado su documentación y sus credenciales. En dos no ha habido problemas y ha podido continuar su camino, y en el del kilómetro 57 —que ha sido el primero— es donde ha ocurrido el incidente.

"Un acto más de arbitrariedad"

"Me ha extrañado que habiendo un comandante, un oficial de alta graduación de la Guardia Civil, en el control, me retengan habiéndome identificado y enseñado mi credencial donde pone claro quién soy", asegura aún extrañado Iñarritu, que afirma que no le explicaron el motivo y que cuando pidió una copia de la sanción le dijeron que tenían instrucción de no hacerlo. "Eso es falso, pues tengo varias copias de gente a quien han sancionado", subraya el diputado, que entiende que con este episodio queda en evidencia lo que él mismo denunciaba ante Marlaska en la última comparecencia del ministro. "Hay numerosos actos de arbitrariedad y desproporción en las sanciones que se están aplicando, hay organizaciones a nivel internacional que dicen que se está aplicando de forma extrema la ley mordaza", sentencia.

"Me ha extrañado que habiendo un comandante, me retengan habiéndome identificado y enseñado mi credencial donde pone claro quién soy"

"La semana pasada, propusieron para sanción a un asesor nuestro cuando se dirigía al Congreso; hay 800.000 casos de sanciones en todo el Estado, una cifra mucho mayor a la de otros Estados europeos", insiste. "No quiere decir que no sean apercibidos quienes deban serlo, sino que se le está yendo de madre al ministerio", considera. "Se están aplicando excesos y arbitrariedades y a mí me ha tocado una; pero lo importante es que, si esto ocurre con un portavoz en la comisión de Interior, que tiene capacidad de denunciar estos hechos, qué no ocurrirá con ciudadanos que viven en trabajos precarios y situaciones difíciles y son propuestos para sanción", se pregunta Iñarritu, quien admite tener la "sensación" de que en su caso ha podido ser a propósito. "Que alguien me haya podido reconocer, porque en el resto de controles me he identificado y no ha habido problema; sabían que no estaban actuando conforme a la normativa", valora el diputado.

Guardia Civil Bildu Ministerio del Interior Ley de Seguridad Ciudadana Fernando Grande-Marlaska
El redactor recomienda