SENTENCIA DE LA AUDIENCIA DE MADRID

La noche y el día de Agapito García: "el mayor moroso de Hacienda", absuelto de delito fiscal

La Audiencia Provincial de Madrid absuelve de delito fiscal al empresario que encabezó la lista de morosos de Hacienda durante años. No cree probada la acusación

Foto: Agapito García, antes del juicio. (La Sexta)
Agapito García, antes del juicio. (La Sexta)

Agapito García es, oficialmente, el mayor moroso de Hacienda. En la lista que pública la Agencia Tributaria, aparece con una deuda de casi 16 millones de euros y por encima de este empresario solo hay grandes compañías. Se hizo famoso y Hacienda no se conformó con perseguirlo por la vía administrativa sino que lo denunció por delito fiscal. Sin embargo, Agapito acaba de ser absuelto. Según la Audiencia Provincial de Madrid, no hay pruebas de que cometiera delito, según una sentencia notificada el jueves. Eso no impedirá que siga en la lista.

Agapito es probablemente el enemigo número uno de Hacienda. No tanto por la cuantía sino porque hace 20 años ya fue absuelto de un delito fiscal y ha tenido múltiples enganchones con la Agencia Tributaria. En el último, Agapito estaba acusado de un delito fiscal por el que la Fiscalía pedía cuatro años de cárcel y 6,4 millones de euros en concepto de multas varias. García, un empresario que tenía inversiones inmobiliarias e industriales bajo una sociedad matriz, Mirador de la Dehesa, defendió su inocencia y nunca buscó un acuerdo. "Voy a morir luchando contra la Agencia Tributaria", defendió premonitoriamente en el juicio, celebrado en febrero.

El tribunal considera que no está probado que esas salidas de dinero fueran préstamos simulados, un clásico de la defraudación fiscal

La Audiencia Provincial de Madrid considera probado que en 2009 recibió 2.663.500 euros en préstamos de la empresa Mirador de la Dehesa, de la que poseía entonces el 50%. Según la Fiscalía, nunca devolvió el dinero ni lo declaró porque en realidad era un salario. Pero la sentencia, a la que ha tenido acceso este diario, no respalda esta tesis: "No ha resultado acreditado que dicha deuda le haya sido condonada al acusado".

El tribunal considera que no está probado que esas salidas de dinero fueran préstamos simulados, un clásico de la defraudación fiscal. "Suscita dudas a este tribunal que el resultado de la prueba practicado permita considerar acreditado con la certeza que exige el proceso penal y el contenido del derecho a la presunción de inocencia que la cantidades antedichas recibidas en concepto de préstamos por el acusado durante el año 2009 de Mirador de la Dehesa no sean tales sino la forma de encubrir unas salidas de capital de dicha mercantil tendente a eludir su integración en la base imponible del impuesto sobre la renta de las personas físicas". El tribunal aplica que en caso de duda hay que tomar la decisión más favorable al acusado y absuelve a Agapito.

La Fiscalía le acusaba también por otra compleja operación societaria en la que movió 1,8 millones, pero el tribunal tampoco lo ve claro. "Ahora bien, analizados dichos documentos, estima este tribunal que dichos indicios carecen de la entidad para probar con la fehaciencia que exigen los principios que rigen el proceso penal".

El abogado de Agapito García, Pablo Molina Borchert, responsable de la victoria legal, explica que el ejercicio 2009, por el que fue acusado, "fue complejísimo fiscalmente para Agapito. Dividió sus sociedades con otro socio. A los jueces no les ha convencido la Agencia Tributaria porque el ánimo defraudatorio es un ánimo doloso muy específico". Ser absuelto de delito fiscal no implica que la deuda haya desaparecido, ya que Hacienda puede reclamarla en vía administrativa y el contribuyente plantear un contencioso, pero sí da una victoria a Agapito.

"A los jueces no les ha convencido la Agencia Tributaria, porque el ánimo defraudatorio es un ánimo doloso muy específico"

Últimamente, los jueces empiezan a ser más restrictivos con los delitos fiscales. Borja Thyssen, Sete Gibernau, Xabi Alonso o Javier Merino han sido algunos de los famosos absueltos en los últimos meses. En ocasiones, los casos vuelven a Hacienda y, paradójicamente, pueden acabar con una sanción mayor. En lo peor de la crisis, con la dureza de los tribunales, la mayoría de los acusados buscaban acuerdos de conformidad: pagar una multa pactada a cambio de una pena menor de dos años que no conllevara ingreso en prisión. Pero cada vez más hay acusados que se arriesgan a ir al banquillo.

Agapito García fue reemplazado en la lista por los Cort Lagos, herederos de gran parte del suelo de Valdebebas. Hacienda también se querelló contra ellos por defraudar 100 millones, pero un error judicial hizo que el delito prescribiera por unos días. En noviembre pasado, la Audiencia Nacional los mandó a juicio por una cuantía similar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios