LLEGARON A SER LOS MAYORES MOROSOS

El récord fiscal de los Cort Lagos: a juicio por fraude de 100M tras librarse de un caso igual

Un error judicial hizo que prescribiera la primera acusación contra los dueños de Valdebebas por defraudar 100 millones. La Audiencia Nacional los manda a juicio por una cuantía similar

Foto: Valdebebas
Valdebebas
Adelantado en

Hacienda no se da por vencida fácilmente. En 2017, un error judicial permitió a los hermanos Cort Lagos, antiguos dueños de buena parte de Valdebebas, librarse de una querella de Hacienda por haber defraudado 111 millones de euros en las operaciones para repartirse el grupo familiar. Pero ahí no acabó el conflicto. La Audiencia Nacional abrió entonces otras diligencias en las que investigaba si habían defraudado otros 99,8 millones en 2010 al repartirse el grupo familiar, que estaba valorado en 530 millones. El juez Santiago Pedraz acaba de dar por concluida la instrucción y da plazo a las partes que acusen en uno de los mayores casos de delito fiscal en los tribunales.

Desde hace años los Cort Lagos, que heredaron una gran bolsa de suelo en Valdebebas, uno de los grandes focos de crecimiento de Madrid, tienen una relación tormentosa con Hacienda. En junio 2015, la abogacía del Estado se querelló contra ellos por delito fiscal de 112,78 millones, de los que 111,5 millones correspondían a 2009 y 1,2 millones a 2010.

Pero lo hizo en un juzgado de Alcobendas, al norte de Madrid, y este no lo admitió inmediatamente a trámite, sino que dudó de que fuera competencia suya. Esa demora hizo que prescribiera el posible delito cometido en 2009, el mayor de todos, y que quedara en un caso residual. En abril de 2018, el Tribunal Supremo les dio la razón en un fallo muy importante sobre los plazos de prescripción. Esa decisión suponía además que todas las denuncias de la segunda lista Falciani, unas 40, estaban prescritas por un día.

El juez Pedraz: "Se procuró conseguir la separación del patrimonio común de los Cort Lagos sin incurrir en coste fiscal alguno"

Eso no acabó con el conflicto y los Cort Lagos siguieron figurando en la lista de morosos de Hacienda. En 2018 sumaban 146 millones de deuda entre personas físicas y sociedades, lo que los convertía en los mayores morosos del país. A los Cort Lagos hoy apenas les queda un 1,7% del terreno de Valdebebas. La razón estribaba en que en 2017, tras el primer archivo, se abrió un nuevo caso en el juzgado de Santiago Pedraz en la Audiencia Nacional. Algunos casos de grandes delitos fiscales acaban en la Audiencia Nacional, como ahora el de José María Aristrain de la Cruz, que desde hace ocho años estaba destinado a ser juzgado por la Audiencia de Madrid.

El pasado 28 de octubre, Pedraz dio por concluida la instrucción y, en un auto al que ha tenido acceso este diario, considera que hay indicios de delito fiscal contra Elena, Lorena, Luis y Cristina Cort Lagos. El juez explica las complejas operaciones que llevaron a cabo a partir de diciembre de 2009 para repartirse el grupo Cort Lagos, que en esa época estaba valorado en 530,2 millones de euros. El 7 de diciembre de 2009 dividieron el patrimonio común a través de 43 escrituras.

"Los hermanos Cort Lagos simularon como una simple operación de compraventa con asistencia financiera, lo que realmente era una separación y división del patrimonio familiar, consignando como valor de las participaciones transmitidas una cifra muy alejada de lo realmente recibido y de su valor real, que en un reparto igualitario del grupo y realizado a valor de mercado, hubiera supuesto que cada hermano recibiese el equivalente a 132,55 millones de euros", explica el juez en el auto que da por terminada la instrucción.

Además, declararon donaciones a una fundación que, según la investigación, no perseguía ningún fin de interés general y solo era "un instrumento de simulación con el fin de conseguir que las plusvalías derivadas de la separación quedaran sin tributación efectiva. De este modo se procuró conseguir la separación del patrimonio común de los Cort Lagos sin incurrir en coste fiscal alguno".

El juez cita el archivo de la otra causa relativa al ejercicio 2009 y cita las cuotas presuntamente defraudadas en 2010. Entre lo que dejaron de ingresar por IRPF los cuatro hermanos en 2010 y en impuesto de sociedades, la sociedad Esblada suman 99,8 millones de euros. Luis Cort Lago, que en entrevistas afirma haber visto a la virgen, dejó de ingresar 19 millones en IRPF de 2010, como su hermana Cristina. Pero la mayor cuota es del impuesto de sociedades de Esblada, 60,36 millones en 2010. Por su cuantía, el caso es de los grandes delitos fiscales que quedan en los tribunales. Los Carceller, dueños de Damm, pactaron una condena en conformidad en la que pagana 97 millones. El de Aristrain, que está acusado de defraudar 200 millones, sigue dando tumbos sin que la justicia haya decidido qué tribunal es el competente ocho años después de que empezara la instrucción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios