TRAS LA BRUSCA CAÍDA DE NUEVOS INGRESOS

Ifema inicia el repliegue y devuelve a los residentes para reforzar los centros de salud

Los ingresos caen a plomo en el hospital de emergencia. La orden para esta semana es que los residentes vuelvan a sus centros de salud, que serán clave en la siguiente fase de la pandemia

Foto: El pabellón 7 de Ifema, este lunes, ya desinfectado y cerrado gracias al menor número de pacientes. (EFE)
El pabellón 7 de Ifema, este lunes, ya desinfectado y cerrado gracias al menor número de pacientes. (EFE)
Adelantado en

La presión asistencial y en las Urgencias de los hospitales madrileños lleva dos semanas cayendo sin parar. La situación actual no tiene nada que ver con la que se vivía a finales de marzo. El caso de Ifema, levantado provisionalmente para descongestionar el colapso que sufrían el resto de hospitales de la comunidad, es el mejor ejemplo. Los ingresos han caído a plomo: de los 250 nuevos pacientes que llegó a recibir diariamente se encuentra ahora con alrededor de los 40. Sanitarios del hospital de emergencia explican a este diario que poco a poco se van quedando sin pacientes, y el desahogo de los centros hospitalarios está provocando que no haya nuevas derivaciones a la Feria de Madrid.

A pesar de que a principios de abril el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sugirió que el hospital de emergencia podría convertirse en el de referencia para pacientes covid-19 hasta bien entrado el verano (la idea inicial era que todos los pacientes con coronavirus se llevaran allí para que los hospitales recuperaran su normal funcionamiento), los planes ahora han cambiado. La disminución de enfermos ha permitido ya cerrar el pabellón 7 y la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, considera que en el mes de mayo podría echar el cierre el pabellón 9, donde ahora permanecen todos los pacientes.

Ifema inicia el repliegue y devuelve a los residentes para reforzar los centros de salud

En realidad, Ifema lleva días poniendo en marcha su repliegue. La semana pasada, ya decidió devolver a algunos de los médicos residentes de último año a sus centros de salud y esta semana, según ha podido saber este diario, hay orden de que todos los residentes de medicina de familia vuelvan a sus centros de atención primaria. Cuando hace justo un mes Ifema empezó a funcionar, la gerencia del hospital pidió como voluntarios a médicos adjuntos. Además, la comunidad comunicó a todos los residentes de último año de esa especialidad (y también de otras) que desde ese momento quedaban reclutados con destino Ifema. Poco a poco, los fueron convocando e incorporando.

La idea ahora pasa por que cuando termine esta semana todos los residentes se hayan incorporado a sus respectivos centros de salud. El cambio de guion coincide con la petición del Ministerio de Sanidad a las comunidades autónomas de que refuercen de inmediato la atención primaria. El Gobierno central aseguró el pasado fin de semana que en la nueva fase de desescalada (ahora que el pico parece haber pasado), los centros de salud tendrán un papel protagonista.

Los médicos de familia reconocen que era inviable el refuerzo de los ambulatorios si gran parte de los recursos seguía destinada a Ifema. Ana Giménez, médica de atención primaria y miembro del sindicato médico Amyts, asegura que la situación en los centros de salud es en estos momentos muy complicada. “La plantilla ha estado completamente diezmada por el hospital de emergencia, cuyos recursos humanos rondaban un 50% de facultativos de atención primaria”.

Los ambulatorios se han ido apañando en esta fase como han podido. “Hablamos de que cada médico atiende a más de 60 o 70 personas al día, dando asistencia telefónica y supliendo el trabajo que hacían los compañeros que se fueron a Ifema. Hay que sumar también el factor de que la población está muy asustada e incrementa sus dudas”.

Carencias en los centros de salud

Aunque los residentes se han sorprendido por el cambio de rumbo en Ifema, ya que creían que el repliegue no sería tan rápido y que estaría centrado como hospital covid-19 un tiempo, Giménez insiste en que los hospitales y los centros de salud tendrán que convivir durante los próximos meses con la hipótesis de que todos los pacientes que lleguen, independientemente del motivo y la dolencia, puedan ser potenciales enfermos de coronavirus.

La propia presidenta regional aseguraba el lunes que Ifema había sido concebido como un hospital temporal para esta crisis, reconociendo que debía volver a su origen, ya que en realidad es un lugar de exposiciones que además aporta 5.000 millones al PIB de Madrid. En todo caso, los centros de salud se preparan ahora para un rol fundamental en el segundo combate de la pandemia. Está previsto que vayan haciendo el seguimiento de los pacientes a los que se da el alta hospitalaria, así como el cribado de nuevos casos con test generalizados.

Personal sanitario atiende a uno de los enfermos de coronavirus que se encuentran en el pabellón 9 de Ifema. (EFE)
Personal sanitario atiende a uno de los enfermos de coronavirus que se encuentran en el pabellón 9 de Ifema. (EFE)

“En realidad, nosotros, como médicos de atención primaria, siempre hacemos seguimiento y tratamiento del paciente crónico. Derivamos a un paciente al hospital solo cuando se pone muy malo”, explica Giménez. La cuestión es que la atención primaria se enfrenta ahora a una carga de trabajo adicional con carencias que llevan acumulando durante años.

“Antes de la epidemia, ya existía el colapso en los centros de salud. Solo en lo que respecta a la atención primaria madrileña, teníamos un déficit de al menos 600 médicos de familia y 150 pediatras. Las consultas llevan mucho tiempo desbordadas. No es posible seguir atendiendo a 60 pacientes al día con esta nueva carga de trabajo”, denuncian desde Amyts.

Tras el anuncio del ministerio, los especialistas de medicina de familia tienen claro que las contrataciones van a tener que incrementarse. El sindicato médico pone el acento en que la Administración comprenda que se tiene que recuperar la atención primaria con unas determinadas condiciones de manera urgente, advirtiendo de que los residentes deben ver la especialidad como algo atractivo y encontrar incentivos por fin para quedarse en los centros de salud. “Que dejen de verlo como un castigo divino o que prefieran irse a trabajar a las Urgencias de un hospital”, zanjan.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios