"LOS CAPELLANES DE HOSPITAL ESTÁN A TOPE"

Curas y funerarios tumban la cifra oficial de muertos: "Había 30 muertos al día y ya 200"

El sector funerario contradice los datos de muertos en el mayor pico de trabajo de su historia. "Si fueran reales, podríamos asumirlos sin problema", apuntan a El Confidencial

Foto: Un tanatorio de Barcelona ha convertido el parking en un depósito de féretros. (EFE)
Un tanatorio de Barcelona ha convertido el parking en un depósito de féretros. (EFE)

El jueves fallecieron 950 personas por coronavirus en España, un 10,5% más que el día anterior, según los datos oficiales proporcionados por el Gobierno. El número de muertos es considerado el mejor indicativo que existe de la evolución de la enfermedad ante la falta de test masivos para la población. La cifra oficial de fallecidos es de 10.000 personas, pero proliferan los indicios de que está infraestimado. Funerarias y curas se unen ahora al coro que cuestiona la cifra.

Funerarias y párrocos, que atienden espiritualmente a los familiares de los fallecidos, también han detectado más muertes que lo que indica la oficialidad. En Soria, una de las provincias más afectadas, se ha extendido la sospecha de que no se cuentan todos los fallecidos con coronavirus. "En marzo oficié 17 funerales; cinco seguidos en los días previos al estado de alarma; antes de la pandemia, teníamos de media cinco al mes", explica Mario Muñoz Barranco, párroco de la Iglesia de El Salvador. "Prácticamente a todos los que han fallecido no les han hecho el test, pero salvo dos o tres, todos vienen de las residencias más afectadas. A mí las familias o las funerarias me avisan de que los síntomas coinciden: 'Oye, Mario, que sepas que tal...''. A la vista de esta oleada de fallecimientos, el párroco considera que la tragedia es mayor que la que se refleja en las cifras oficiales: "Claro, eso se sabe. Sobre todo las primeras semanas, que los test eran tan limitados".

Mario advierte además de que la mayor parte de las familias opta por la incineración, lo que le impide dar cifras concretas sobre el número de fallecidos. La iglesia de El Salvador es la que más funerales oficia en Soria junto a la de Nuestra Señora del Espino, desde donde también subrayan este aspecto. "He celebrado seis funerales en las últimas tres semanas. Es menos de lo habitual, supongo que porque a gran parte los llevan directamente al cementerio sin ningún tipo de acto religioso. Yo no pregunto si son por coronavirus, pero cuatro o cinco sí que venían de las residencias más afectadas. Uno piensa que sí... Pero ni pregunto ni me lo confirman. Simplemente vamos protegidos", explica Tomás Oliva, párroco de esta segunda iglesia. Mientras que las autoridades apuntan a 46 fallecidos con coronavirus en la provincia, ambas parroquias suman ya 23 funerales. En Soria ha habido 90 muertos más este mes de lo normal, y solo hay 44 muertes por Covid-19.

Los curas de Soria no son los únicos que avisan de una mayor mortalidad. "Para que veáis la manipulación de la verdad y de la mentira: ayer nos dijeron por televisión que había 107 muertos en Tomelloso [Ciudad Real] cuando curas amigos míos que están haciendo los entierros de esa pobre gente que se está muriendo llevan ya en varias semanas, dicho por ellos, no tienen por qué mentir, más de 180 muertos, casi 200. Y nos han dicho que 100", denunció este miércoles el cura de Santiago El Mayor de Membrilla, Raúl López de Toro. "¿Por qué nos mienten? ¿Por qué nos ocultan los datos? Señores políticos y señores gobernantes, por favor, no nos mintáis, decidnos la verdad aunque sea dura, aunque tengamos que sufrir, porque ya nos acostumbraremos, porque si no, no seremos libres, seremos esclavos", reclamó.

El arzobispado de Madrid se aleja de esas sospechas que algunos de sus curas lanzan sobre las cifras oficiales. "No vamos a entrar en si las estadísticas son más o menos realistas; nuestra labor es cuidar a los enfermos espiritualmente, despedir a los fallecidos y acompañar a sus familias, rezando en todo momento por el fin de la pandemia y por quienes la combaten", sentencian fuentes oficiales de la institución madrileña, que describen que en estos momentos los "capellanes de hospital están a tope". "También lo están los de exequias, hemos montado responsos en el Palacio de Hielo, están todos muy volcados", añaden las mismas fuentes.

Sí muestran claramente el descuadre entre los datos reales y los oficiales desde el sector funerario, que explican a El Confidencial que "nunca" habían visto nada igual y que, cuando antes los días más duros conllevaban la gestión de 30 fallecidos en un día, ahora esa cifra ha aumentado hasta los 200, lo que significa siete veces más. La suma casa más con el dato aportado por el presidente de la Asociación Española de Profesionales de los Servicios Funerarios, Juan Antonio Alguacil, que estos días ha incendiado las redes sociales con sus reflexiones, que con las lanzadas por el Ministerio de Sanidad.

Los datos ofrecidos por el Gobierno, indicó Alguacil con rotundidad, "no son concluyentes". Arrojan, añadió, "algo raro". "Si tenemos una capacidad de servicio de 1.700 fallecimientos al día a nivel nacional y ahora no damos abasto es que igual los números no corresponden con la actualidad", apuntó en referencia a esos 950 fallecidos del jueves, que solo serían algo más de la mitad de los que en teoría puede asumir el sector. "Anoche —por el citado jueves— en la Comunidad de Madrid había 3.603 fallecidos oficiales y, sin embargo, nosotros los trabajadores de a pie contabilizamos 5.850", afirmó el representante de los servicios funerarios en línea con las fuentes confirmadas por El Confidencial, que aseguran que si los datos del Ministerio fueran reales, el sector "podría asumirlos".

"En Aragón, 138 fallecidos oficiales, cuando los compañeros han contabilizado 195", añadió Alguacil, que entiende que, al no hacerse test, no hay ninguna prueba diagnóstica. "Desde la última semana de febrero hasta que se dio la alerta sanitaria, la cantidad de enfermos fallecidos con neumonías víricas de origen desconocido era sorprendente, por eso sabemos que los datos no son reales", aseguró. "Como los datos no se meten de manera oficial, nos encontramos con que anoche, a falta de dos comunidades autónomas, calculamos que hay un 40% más de fallecidos por coronavirus que no están contabilizados en las cifras oficiales". Esta desviación de datos, agregó, ha provocado que Murcia o Cataluña se planteen reformar su contabilidad y hacer "un conteo diferente", porque "el desfase en las cifras es bestial".

En estos momentos, la mayor morgue de España se encuentra en el madrileño Palacio del Hielo, donde desde el pasado 23 de marzo hay 1.800 metros cuadrados destinados a almacenar féretros. Allí los traslada la Unidad Militar de Emergencias y de ahí luego van saliendo poco a poco, siempre en función de la capacidad de las empresas de servicios funerarios, que están al borde de su capacidad y no dan abasto, como reconocen a El Confidencial las fuentes consultadas. En el mencionado Palacio del Hielo ha habido días en los que ha habido más de 400 cadáveres de personas que han perdido la vida por coronavirus.

A pesar de las dimensiones de la instalación, el Ministerio de Defensa y la Comunidad de Madrid pusieron en marcha hace una semana un segundo depósito de féretros en la Ciudad de la Justicia con el fin de poder almacenar ahí los cuerpos de las víctimas que no cabían en el primer centro y ahora preparan otro palacio de hielo en la sierra de Madrid. Los tres emplazamientos habilitados por las autoridades sirven para dar más tiempo a las funerarias para hacer su trabajo, lo que viene a demostrar también que los servicios de enterramiento e incineración están sobrepasados a pesar de que no deberían estar si se tienen en cuenta las cifras oficiales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios