Imágenes terribles

Cadáveres en las calles de Guayaquil: el sistema funerario colapsa por el coronavirus

Las calles de Guayaquil se han convertido en una terrible morgue para decenas de cadáveres de muertos recientes, abandonados en las aceras y vías, ante el colapso del sistema funerario

Foto: Personas esperan junto a varios ataúdes fuera de un hospital en Guayaquil, Ecuador. (Reuters)
Personas esperan junto a varios ataúdes fuera de un hospital en Guayaquil, Ecuador. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Las calles de Guayaquil se han convertido esta semana en una improvisada y terrible morgue para decenas de cadáveres de muertos recientes, abandonados en las aceras y vías, ante el colapso del sistema funerario. Más de un centenar esperan su turno en el interior de las casas familiares donde fallecieron. La fulminante propagación del coronavirus en la provincia ecuatoriana de Guayas [cuya capital es Guayaquil] ha desbordado las morgues, funerarias y el sistema de recolección de cadáveres de la región.

Las familias se ven forzadas, tras en ocasiones días de espera tras la defunción, a dejar a sus familiares fallecidos fuera de los domicilios, en las calles, según imágenes distribuidas en redes sociales durante los últimos días. La Policía ecuatoriana recogió durante la última semana más de 300 cadáveres en domicilios que esperaban desde hacía días el levantamiento del cadáver por las autoridades, según el diario El Comercio. El propio gobierno ecuatoriano, dirigido por Lenín Moreno, ha admitido la gravedad de la situación y ha puesto en marcha esta semana una Fuerza de Tarea Conjunta para coordinar la recolección general de cadáveres.

"¿Qué está pasando en el sistema de salud pública del país?. No retiran a los muertos de las casas, los dejan en las veredas, caen frente a hospitales, nadie los quiere ir a recoger", alertaba el fin de semana la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, desde el aislamiento en su casa por ser una de las contagiadas de Covid-19.

Según los datos oficiales, hasta el 1 de abril Guayas había registrado 60 muertos y 1.937 infectados (1.301 solo en Guayaquil). Se trata de unos de los más altos del mundo per cápita. Pero esta cifra no incluye a los fallecidos sin diagnosticar. Y la saturación de las funerarias afecta también a los fallecidos por otras causas.

Las funerarias, de momento, están desbordadas de trabajo. Otras, sin embargo, se niegan a recoger y tramitar cadáveres, por temor a resultar contagiados de coronavirus. Las restricciones de movilidad y el toque de queda impuesto sobre el país, que entra en vigor a partir de las 14:00 hora local, termina de dificultar la recogida de cuerpos y a las familias obtener los documentos necesarios para llevar a cabo los trámites de defunción.

Un féretro con un fallecido que deberá ser recogido por las autoridades para ser enterrado en Guayaquil (Ecuador). (EFE, Juan Faustos)
Un féretro con un fallecido que deberá ser recogido por las autoridades para ser enterrado en Guayaquil (Ecuador). (EFE, Juan Faustos)

"Mi tío murió el 28 de marzo y nadie viene a ayudarnos. Vivimos al noroeste de la ciudad. Los hospitales le decían que no tenían camillas y falleció en casa. Nosotros llamamos al 911 y nos pidieron paciencia. El cuerpo sigue ahí en la cama donde falleció, porque nadie lo puede tocar ni nada de esas cosas", cuenta Jésica Castañeda a la cadena BBC Mundo.

Más de 100 cadáveres pendientes

Entre el lunes y martes, la Fuerza de Tarea Conjunta desplegada a Guayaquil "ha sepultado aproximadamente cincuenta personas", según ha asegurado el jefe de dicha fuerza, Jorge Wated, a Efe. El martes, las autoridades tenían unas 115 solicitudes pendientes de retiro de cadáveres de domicilios, así como de emisión de certificados de defunción, pero esperan más.

Otra joven relató que su padre murió en sus brazos y estuvo 24 horas en el domicilio familiar. "Nunca le hicieron la prueba del coronavirus, solo nos decían que nos podían agendar una cita y que tome paracetamol. Tuvimos que retirar el cuerpo por medio de particulares porque no tuvimos respuesta del Estado. Uno siente impotencia al ver a su padre así y tener que salir a pedir ayuda".

Los hospitales le decían que no tenían camillas y falleció en casa. El cuerpo sigue ahí en la cama donde falleció, porque nadie lo puede tocar ni nada de esas cosas

Los vecinos de Guayaquil han compartido en redes sociales mensajes de desesperanza ante las imágenes de los cadáveres en las calles. "Falleció un señor de coronavirus hace dos días, lo pusieron en una caja, lo habrán embalado, y lamentablemente como la familia no puede soportar el olor en el interior de la casa pues lo están sacando a la calle. Por favor necesitamos ayuda", narra un vecino de la ciudad.

El video de un joven junto al cuerpo de su hermano, tirado fuera de la casa, se ha hecho viral. En las imágenes se observa a tres policías que observaban al fallecido cubierto por sábanas sin acercarse. Habría fallecido por un problema respiratorio, y las autoridades sanitarias le habían dicho que no había ambulancias disponibles para retirar el cuerpo. Otras personas, sin embargo, mueren por otras causas no relacionadas con el Covid-19, pero el pánico desatado por el coronavirus dificulta la gestión de cualquier fallecido.

Mientras, las funerarias cierran por miedo al contagio. Según afirman varias funerarias al diario Plan V, son pocos los que aún se atreven a dar el servicio de enterramiento. “Yo ya tengo mis añitos, por ganarme unos centavitos yo no voy a poner en peligro a mi familia”, explica la dueña de una funeraria que cerró el negocio, como otros tantos de funerarias privadas en la ciudad, hace una semana.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios