Las estadísticas de fallecimientos no cuadran

Ni autopsias, ni test y las funerarias llenas: España minusvalora los muertos por Covid

Las cuentas no salen, el Ministerio de Sanidad restringe las autopsias en casos sospechosos y políticos de distinto signo cuestionan las cifras oficiales de fallecidos

Foto: Madrid ha tenido que ampliar sus servicios funerarios con dos morgues, en el Palacio de Hielo y la Ciudad de la Justicia. (EFE)
Madrid ha tenido que ampliar sus servicios funerarios con dos morgues, en el Palacio de Hielo y la Ciudad de la Justicia. (EFE)

¿Son realmente 9.053 los fallecidos por Covid19 en España y 102.136 los contagiados, como dicen las estadísticas oficiales, o son más, como empiezan a denunciar políticos de distinto signo y hacen sospechar las estadísticas? Las funerarias aseguran que no dan abasto y que su capacidad de atender 1.700 fallecimientos al día está desbordada. En Cataluña reconocen ahora "un decalaje" y en Castilla y León, una de las comunidades más transparentes, tampoco salen las cuentas. Además, siguiendo la recomendación de un documento del Ministerio de Sanidad, no se están realizando autopsias a los casos sospechosos. El resultado: las cifras oficiales de muertos con coronavirus cada vez están más en cuestión. El Gobierno considera que están ajustadas y como prueba señala que España es de los países con mayor mortalidad entre contagiados por el coronavirus para respaldar que la estimación es buena.

Las sospechas de datos a la baja cunden por toda España. En Cataluña, el que desveló que la cifra de muertos real no casaba con la que estaba ofreciendo la Generalitat fue el alcalde de Igualada, Marc Castells, que en rueda de prensa el miércoles afirmó que los fallecidos en la ciudad eran 140 y no los 75 que reconocía la administración catalana. Castells es de JxCAT y desde la Generalitat no se atrevieron a desafiarle. La consejera de Salud, Alba Vergès, reconoció que se estaban revisando los protocolos con las funerarias para ajustar la cifra de defunciones en Cataluña. Un reconocimiento implícito de que hay un “decalaje”, en palabras de la consejera.

El alcalde de Igualada afirma que no hay 75 muertos en su foco, como dice la Generalitat, sino 140

El Idescat no ha querido ofrecer datos de fallecimientos en este mes de marzo ni compararlos con el año anterior. Pero se pueden encontrar pistas. Según los datos provisionales del INE, entre enero y junio de 2019 fallecieron 32.802 catalanes. Esto supone una media mensual en ese perIodo de 5.467 fallecimientos. Si ahora la cantidad se ha multiplicado por cuatro, eso quiere decir que en marzo han muerto en Cataluña cerca de 20.000 personas. Si descontamos los que hubieran muerto de cualquier manera en situaciones normales, los muertos por coronavirus rondarían los 15.000, ocho veces más que los que reconoce la Administración.

La clave, según ha explicado la consejera de Salud, es que no se han contabilizado las personas que han muerto en casa. Tampoco las de las residencias. Es decir, solo contaban los hospitalizados. Ayer, Treball añadió a la lista los 362 fallecidos en residencias de ancianos. Eso haría que los muertos en Cataluña fuesen 2.200, pero seguirían estando muy lejos del incremento que apuntan desde las funerarias.

En Soria, por ejemplo, ha habido 90 muertos más este mes que lo normal. Oficialmente, solo hay 44 muertes por Covid-19


Precisamente fue Juan Antonio Alguacil, presidente de la Asociación de Servicios Funerarios, uno de los primeros en poner en duda en A3 las cifras oficiales de Sanidad, al asegurar que "si tenemos capacidad para absorber 1.700 fallecimientos al día en España y no se da abasto, igual las cifras no se corresponden con la realidad".

Las estadísticas también alimentan la teoría de que los muertos con coronavirus son bastantes más que los oficiales. Según un informe diario del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad y a partir de medias históricas de los últimos 11 años, la herramienta MoMo estimaba que se iban a producir casi 16.000 muertes en todo el país entre el 17 y el 30 de marzo, pero realmente se notificaron más de 21.200, es decir, 5.400 más (un exceso del 34%) en casi dos semanas. Aunque el informe no se refiere a ninguna causa que explique este incremento, solo el Covid-19 explica esta mayor mortalidad.

Las cifras tampoco salen en Castilla y León

En su apuesta por la transparencia y la apertura de datos sobre el coronavirus, Castilla y León publicó el miércoles el número total de fallecimientos en el mes de marzo de los últimos cuatro años. Con estos datos, se puede hacer una idea de la dimensión del Covid-19 con respecto a la media de mortalidad de los últimos tres años. En Castilla y León fallecen unas 2.500 personas en marzo, pero este año esta cifra ha ascendido hasta las 3.248, lo que supone un exceso de mortalidad del 30%.

Si bien este exceso es de unas 750 personas, la región ha confirmado 641 fallecimientos a causa del coronavirus. En Soria, por ejemplo, ha habido 90 muertos más este mes de lo normal, y solo hay 44 muertes por Covid-19. Ahora queda preguntarse si esta diferencia se debe a casos de Covid-19 no detectados a tiempo o a muertes indirectas causadas por el coronavirus, como por ejemplo pacientes que estuvieran pendientes de una operación quirúrgica delicada pero que, ante la saturación hospitalaria y de las UCI, la han visto pospuesta o cancelada.

Este exceso de la mortalidad provocado por el coronavirus es palpable en cinco de las nueve provincias de la región: Ávila, Salamanca, Segovia, Soria y Valladolid. En todas ellas, el número de defunciones confirmadas por el coronavirus es menor al exceso de mortalidad registrado este año respecto de los tres últimos marzos.

El problema con las cifras de muertes empieza a saltar a la política. El presidente del PP extremeño denuncia una supuesta "orden" para "ocultar el número real" de fallecidos por coronavirus en su región, donde "no puede ser" que mueran tantos mayores en las residencias con tan pocos positivos. Según José Antonio Monago, "mueren muchas más personas por coronavirus de las que se dice". Además, alude a una directriz de los ministerios de Sanidad y de Justicia para anular las autopsias y que se indique que toda muerte por coronavirus sin test hay que anotarla como "no confirmada".

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, negó en TVE "todo tipo de ocultación" y añadió que "en una autopsia clínica será la autoridad médica, cuando entienda que hay una duda sobre la causa del fallecimiento de una persona, la que determine que se practique la misma". El portavoz de Sanidad, Fernando Simón, explicó hace unos días que la contabilidad de muertos por el Covid-19 la consideraba adecuada y explicaba que, entre otras cosas, España es de los países con mayor porcentaje de mortalidad entre los infectados.

El numero de entierros y cremaciones se ha multiplicado por cuatro este mes de marzo, en comparación con el mismo mes del año anterior

El Ministerio de Sanidad elaboró un documento el 2 de marzo, que se va actualizando y cuya última versión es del 26 de marzo, titulado "Procedimiento para el manejo del cadáver de casos de Covid-19". En él, se establece claramente cómo proceder con las autopsias, ya que, "en casos de pacientes fallecidos por Covid-19, los pulmones y otros órganos todavía pueden contener virus vivos". Si es un cadáver de Covid-19 positivo, el documento de Sanidad establece claramente que "se recomienda no realizar la autopsia por el riesgo biológico de contagio para los ejecutores de la misma y por el riesgo de propagación del virus".

Sanidad: "La autopsia se podrá llevar a cabo solo si se considera realmente necesaria y se puede garantizar que se realiza en un ambiente seguro"

Pero en el caso de "autopsias clínicas de pacientes con o sin sintomatología respiratoria e indicación clínica justificada", Sanidad establece como primer paso "realizar test de PCR para descartar la infección por el Covid-19". Si el test fuera positivo, no se haría la autopsia. En caso "de PCR Covid-19 negativa", el documento recomienda "tomar la decisión de manera consensuada con la dirección del centro". Y aconseja que solo "se podrá llevar a cabo si la autopsia se considera realmente necesaria y se puede garantizar que esta se realiza en un ambiente seguro", "cumpliendo las recomendaciones respecto al equipo de protección individual", que exceden, con mucho, del material que ahora mismo se dispone. El propio documento confirma, a 26 de marzo, que "de acuerdo a los escasos estudios autópsicos que se están realizando en el momento actual", si finalmente se decidiera realizar una autopsia, "se realizará de forma parcial mediante toma de biopsias de los principales órganos".

"Solo autopsias en muertes violentas"

El Confidencial ha hablado con un forense de Madrid que confirma que "no hay una instrucción, pero solo se están haciendo las autopsias en las muertes violentas". En los casos sospechosos de Covid, pero no confirmados, "se está poniendo el Covid como causa fundamental de la muerte, siempre que no hubiera otra patología grave que la hubiera podido producir". Sin embargo, un porcentaje que supera el 80% de los fallecidos con Covid sufría patologías previas, como es el caso de la gran mayoría de ancianos muertos en residencias de toda España y a los que solo los que mueren en el hospital se les testa para saber si están infectados. "En estos casos —confirma el forense—, su muerte la certifica el Summa o el médico que tuvieran asignado. Y en los certificados ponen la causa fundamental, o como comorbilidad el Covid-19 y la causa inmediata: insuficiencia respiratoria o parada. Eso en las muertes en residencias. En las guardias de diligencias tampoco se hace autopsia y se recoge 'por indicios' el Covid como causa fundamental o con otra como comorbilidad".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios