España reacciona ante la escalada del virus y plantea medidas drásticas de contención
  1. España
SÁNCHEZ BUSCA CONSENSO CON LA OPOSICIÓN

España reacciona ante la escalada del virus y plantea medidas drásticas de contención

El Gobierno activa un segundo escenario que incluye cierre de colegios en las zonas de riesgo y ultima un plan de choque con diversos ministerios para aliviar el impacto económico de la epidemia

Foto: España reacciona ante la escalada del virus y plantea medidas drásticas de contención
España reacciona ante la escalada del virus y plantea medidas drásticas de contención

La rápida expansión del coronavirus en España —1.204 positivos y 28 fallecidos—, las fuertes restricciones impuestas en Italia y el desplome de las bolsas han obligado al Gobierno a subir un peldaño más. No se trata ya solo de una crisis de orden sanitario, que centraliza el ministro Salvador Illa y que ha supuesto un cambio de escenario y la adopción de medidas drásticas, como el cierre de centros educativos en la Comunidad de Madrid y en las ciudades alavesas de Vitoria y Labastida y la recomendación del teletrabajo. Ahora la epidemia tiene ramificaciones mucho mayores. Sobre todo por el impacto económico que está teniendo en todo el mundo, y también en nuestro país. Pedro Sánchez, ante el evidente agravamiento de la situación, busca coordinar la respuesta con los socios europeos y trabar el consenso con la oposición, lanzar un mensaje de "serenidad" y "unidad" ante un "desafío de sanidad pública" de dimensiones aún desconocidas.

Por esa razón el presidente anunció este lunes, en la que fue su primera intervención sobre esta materia desde que comenzó la escalada de casos, un "plan de choque" que entraría en vigor "cuanto antes". Plan del que no se conocen los detalles y que no será inmediato. El Ejecutivo prioriza "hacer las cosas bien" antes que actuar a "contrarreloj", según advertían fuentes próximas a Sánchez. Esto significa que las primeras medidas de índole económica puede que no estén listas para el Consejo de Ministros de este martes, aunque sí se intentará actuar rápido. La Moncloa calcula, además, que a finales de esta semana dispondrá de un cuadro más preciso, cuando el líder socialista se haya citado con los agentes sociales y se haya producido la reunión del Consejo Europeo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

Y en una semana, todo puede cambiar. La situación sanitaria, de hecho, ha pegado un enorme vuelco. Illa anunció un primer paquete de medidas drásticas este lunes por la tarde, de acuerdo con el escenario de "contención reforzada" decretado, tomado de acuerdo con las comunidades autónomas y que se aplicará durante al menos 14 días y de forma inmediata. Ello supone la adopción de una serie de iniciativas de "distanciamiento" en el ámbito educativo y laboral en las zonas de "transmisión comunitaria significativa". Es decir, que afecta a puntos de alto índice de contagios y donde existen algunos focos descontrolados.

En toda España se recomienda evitar viajes no necesarios y que los mayores se queden en casa. Las zonas de riesgo son Madrid, Vitoria y Labastida


Así, en la Comunidad de Madrid, Vitoria y Labastida se suspenderán las clases y las actividades complementarias educativas en todos los centros (desde guarderías y primaria hasta las universidades). Además, en estos tres puntos se recomienda el teletrabajo "siempre que sea posible", la revisión de los planes de continuidad de la actividad laboral ante emergencias, la flexibilidad horaria y los turnos escalonados para "reducir las concentraciones de trabajadores" y favorecer las reuniones por videoconferencia. Sanidad también incluyó medidas adicionales para toda España: fomentar el cuidado domiciliario de los mayores, aconsejar a todas las personas de edad avanzada, que padecen enfermedades crónicas o diversas patologías o estados de inmunosupresión congénita o adquirida que limiten las salidas de su hogar o de su residencia. También se recomienda evitar actos concurridos donde no se pueda guardar una distancia interpersonal de al menos un metro. El ministerio pide asimismo evitar los viajes innecesarios.

Foto: Sanidad cambia el escenario por el Covid-19  y aconseja el teletrabajo en zonas de riesgo

Cuatro principios de actuación

"Sé que son medidas que implican una alteración de la actividad ordinaria, pero apelo a la comprensión, son medidas que consideramos necesarias", reconoció Illa. Medidas que se deben a la evolución "a peor de la enfermedad en España" desde el domingo por la tarde, ya que los contagiados son ya 1.204 —el doble de los registrados la víspera— y 28 las muertes. "El Gobierno no va tarde: el Gobierno y las comunidades adoptamos las medidas a raíz de las recomendaciones de los expertos cuando hay que tomarlas", defendió, para recordar que este martes habrá más medidas, cuando se acuerden con las CCAA, aunque no quiso concretar cuáles, para evitar generar más alarma entre la población.

El Ejecutivo adelanta la celebración de la comisión interministerial y está en comunicación constante con las comunidades para acordar medidas

España reacciona ante la escalada de la epidemia, y para impedir que se llegue a una situación tan crítica como la italiana, que directamente ha restringido los movimientos en todo el país. Pero reacciona, y eso reivindicó este lunes Sánchez, en todos los frentes.

Sanidad recomienda a los españoles "evitar viajes que no sean necesarios"

En la clausura del congreso de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en Madrid, el líder socialista subrayó que el Ejecutivo, desde el principio de la crisis por el Covid-19, se ha guiado por cuatro criterios de actuación. Uno, que todas las decisiones políticas han de basarse en el criterio de los expertos. Dos, que el seguimiento debía ser continuo: al principio, diario, y ahora, horario, adaptándose a la evolución del contagio del patógeno. Tres, que el Gobierno debía "liderar una coordinación efectiva con todas las comunidades autónomas, y también con los ayuntamientos", con los socios europeos y con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cuatro, la "transparencia informativa".

La alerta ya es insoslayable. Así que el Ejecutivo ha decidido moverse más rápido: habrá reunión de la comisión interministerial, que preside la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, todos los miércoles —esta semana se adelanta al martes y la preside de manera extraordinaria Sánchez—, con el fin de "reforzar la coordinación" del propio Gobierno, y también se han programado al menos dos citas a la semana del Consejo Interterritorial de Salud, que reúne al Ministerio de Sanidad con los consejeros del ramo de las CCAA, para "estrechar la cooperación" con los gobiernos regionales. Sánchez quiso trasladar un mensaje de confianza en el sistema sanitario español, que está "funcionando", como también está funcionando la actuación "al unísono" de las administraciones sanitarias, "con una gran responsabilidad".

Foto: Madrid cierra todos los colegios, institutos y universidades desde el miércoles

"No distingue ni de ideas ni de colores"

Pero esa es una vertiente. La prioritaria, la que afecta a la salud de los ciudadanos. En paralelo, el Ejecutivo de coalición trabaja en la otra pata, la económica. Así, anunció que el Gobierno "se ha puesto a elaborar un plan de choque" que va a poner en marcha "cuanto antes" y que se hará "en colaboración y coordinación con los agentes sociales". El jefe del Ejecutivo recetó "unidad, serenidad y estabilidad".

La Moncloa pide a los ministerios que vayan "avanzando trabajo" y preparando medidas. La prioridad es "hacerlo bien", no "a contrarreloj"

"Esta es una causa que no distingue ni de ideas ni de colores —siguió—, y se está demostrando también que ante un problema que nos afecta a todos, sabemos dar una respuesta de país que nos protege a todos. Tenemos un sistema sanitario robusto dotado de excelentes, extraordinarios, profesionales, y con la colaboración de todos, y tomando las medidas que nos señalen los expertos, estoy convencido de que vamos a superar este problema de salud pública". Sánchez pidió por tanto a la derecha, de manera implícita, que sea responsable y no utilice esta crisis del coronavirus como un arma de oposición. Justo este lunes el líder del PP, Pablo Casado, reprochaba a Sánchez que no hubiera "dado la cara" y que su Gabinete actuara con "cierta descoordinación" ante la "grave situación" que vive España. La Moncloa informó en la tarde del lunes de que el presidente había contactado con Casado, pero también con los líderes de Vox y Cs, Santiago Abascal e Inés Arrimadas, y con el resto de portavoces, como comunicará con todos los presidentes de las comunidades autónomas, para compartir con ellos "un mensaje de unidad, serenidad y rigor frente a este desafío de salud pública".

Sánchez confirma que habrá un plan de choque por coronavirus y pide serenidad

Todavía no hay concreción respecto a cuáles serán las primeras medidas que adopte el Ejecutivo para frenar el impacto económico del SARS-CoV-2. Es más, los ministros de Hacienda y Transportes, María Jesús Montero y José Luis Ábalos, no detallaron ante sus compañeros de la ejecutiva socialista algunas de las iniciativas que están barajando sus departamentos. El Gobierno es consciente de que tiene que andar con mucha cautela para que no se repita lo que ocurrió en Italia este fin de semana: una filtración antes de tiempo del duro plan de restricciones que iba a aprobar el Consejo de Ministros de Giuseppe Conte, que suponía el aislamiento de 16 millones de personas en la zona norte del país, provocó una estampida de ciudadanos hacia el sur.

No solo por eso. Los ministerios llevan "días" trabajando en medidas posibles para contener la expansión del virus y aliviar el impacto en el tejido productivo del país, pero aún no están listas. Fuentes de la Moncloa señalaban a este diario que se ha pedido a los departamentos que "vayan avanzando trabajo" y comuniquen "cómo ven su ámbito" y qué soluciones se pueden arbitrar. El Ejecutivo quiere actuar rápido, pero no a toda prisa, no "contrarreloj", y sí "hacerlo bien", según recalca un miembro del Gabinete de la máxima confianza del presidente.

Cada una con su "maduración"

El plan de choque que prepara el Gobierno será transversal, y afectará no solo a los ministerios económicos, aunque buena parte del paquete de iniciativas tendrá ese carácter. De hecho, la vicepresidenta tercera y titular de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, está coordinando las actuaciones de distintos departamentos bajo su mando —Hacienda, Transportes, Seguridad Social, Industria...— y a su vez en conversación constante con la oficina económica del presidente. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, es la que está al frente de todo el operativo de coordinación del Gabinete.

La semana estará marcada por la interministerial, el Consejo UE y la reunión con los agentes sociales. Calviño coordina las actuaciones económicas

En el equipo de Sánchez advierten de que durante la semana se producirán diversos hitos que ayudarán a marcar los siguientes pasos. Este martes, Consejo de Ministros, seguido de la interministerial del coronavirus y Consejo Europeo, ya por la tarde, por videoconferencia. El jueves, el despacho de Sánchez con patronal y sindicatos —pensado en un primer momento para arrancar el diálogo social, pero que ahora se centrará en el abordaje de esta crisis sanitaria— y la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, tras la que se podrían adoptarse medidas extraordinarias.

Sanidad y CCAA aconsejan teletrabajo en Madrid, Vitoria y Labastida

En la Moncloa señalan que "cada iniciativa habrá que anunciarse cuando proceda, y cada una tendrá su maduración". Así, habrá algunas, como las que afectan al transporte, que quizá puedan anticiparse, pero otras podrían concertarse con los socios europeos o tras el diálogo con las comunidades autónomas y los agentes sociales. "Ya hemos dado algunas indicaciones para que se realicen los menos desplazamientos posibles en las zonas afectadas y vamos a ver si adoptados alguna otra medida, siempre con criterios de proporcionalidad y de acuerdo a la situación actual", señaló el domingo desde Valencia el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Desde el equipo del presidente indican que España tiene margen para gastar más y ayudar a sostener "el tejido productivo más vulnerable" frente a problemas de liquidez o de tesorería, ya que tiene menos deuda pública que Italia y menos déficit que Francia. En la Moncloa recordaban que ya el Eurogrupo aseguró la semana pasada que el pacto de estabilidad y crecimiento permite incurrir en más gasto sin que se compute a déficit. "Además, las condiciones del mercado son favorables para endeudarse, por los bajos tipos de interés. No es un drama si tienes una desviación razonable", explican las mismas fuentes.

Sanidad confirma 1.204 casos de coronavirus en España y 28 fallecidos

España entra en una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus. Pero, como aseguraba Illa, "no hay certezas absolutas". Habrá más medidas sanitarias para contener el crecimiento de la epidemia, y también para mitigar el impacto en la economía. El pánico está dominando los mercados, aunque se espera que el daño sea coyuntural. La amenaza, no obstante, es desconocida.

Pablo Casado Ministerio de Sanidad María Jesús Montero Sanidad pública Sanidad Economía OMS Bolsas Hacienda Consejo Europeo José Luis Ábalos Moncloa Salvador Illa Consejo de Ministros PSOE Ciudadanos Partido Popular (PP) Pedro Sánchez Coronavirus Vox
El redactor recomienda