se mantendrán las expulsiones a marruecos

Interior anuncia que siguen las devoluciones en caliente pese a la oposición de Podemos

El secretario de Estado de Seguridad reitera en Ceuta la legalidad de esa práctica que Iglesias considera incompatible con el respeto de los derechos humanos de los inmigrantes irregulares

Foto: Valla fronteriza de Ceuta con Marruecos (EFE)
Valla fronteriza de Ceuta con Marruecos (EFE)

Las llamadas devoluciones en caliente a Marruecos de inmigrantes irregulares en Ceuta y Melilla siguen enfrentando a Podemos con el Ministerio del Interior por mucho que el ministro Fernando Grande-Marlaska se esfuerce en disimular esas fuertes divergencias.

La breve gira que el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha efectuado por Melilla, el lunes, y por Ceuta, hoy miércoles, ha dejado por fin claro que estas expulsiones a Marruecos de subsaharianos que han saltado la valla se mantendrán.

“Si hemos venido actuando respetando los derechos fundamentales la actuación será la misma”, respondió el “número dos” de Interior en Ceuta a una pregunta sobre la esas expulsiones que suelen ser inmediatas, pero que a veces se llevan a cabo, a través de pequeñas portezuelas, horas después de que se haya producido el asalto a la verja.

“La actuación de la Policía y Guardia Civil (…)” siempre ha sido “respetando la normativa de derechos fundamentales”, añadió Pérez. “En tanto no se modifique la normativa aplicable, el proceder de las fuerzas y cuerpos de seguridad será el mismo, que ha sido correcto”, concluyó el secretario de Estado.

En Ceuta fue más explícito, pero ya en Melilla había dado, el lunes por la tarde, algunas pistas sobre su desacuerdo con vicepresidente Pablo Iglesias que unas horas se pronunció en TVE sobre el mismo tema. “Este Gobierno tiene una política sobre migraciones que va a ser respetuosa con los derechos humanos y es un consenso que las devoluciones en caliente no son respetuosas con los derechos humanos”, afirmó.

El líder de Podemos fue más allá y aseguró que Grande-Marlaska compartía esta opinión: “Esto, dicho así, se lo he escuchado decir al ministro del Interior”. Rafael Pérez contradijo a Iglesias nada más poner pie en Melilla: “A mi estas palabras que Pablo Iglesias ha puesto en boca del ministro del Interior no me constan”, declaró. “Yo desconozco si es una cuestión distinta [por parte de Iglesias] o que lo ha comprendido de una manera diferenciada”, concluyó el secretario de Estado que antes de ocupar ese cargo fue jefe de gabinete de Grande-Marlaska.

En su comparecencia, la semana pasada, en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Grande-Marlaska echó balones fuera cuando la oposición, pero también el representante del PSOE, la preguntaron por la continuidad de las devoluciones. “Les garantizo que hay un respeto absoluto en materia migratoria y en todo el ciclo a los derechos humanos”, contestó sin ser más preciso. “España cuenta con mecanismos suficientes para la asistencia a las personas solicitantes de protección internacional”, concluyó. El sistema de asilo y protección está totalmente colapsado.

El debate sobre las devoluciones en caliente se ha reactivado después de que el Tribunal de Europeo de Derechos Humanos (TEDH) avalase, el 13 de febrero, que estas se ajustan al derecho. Dos subsaharianos recurrieron en 2014 su expulsión a Marruecos, pero los jueces del tribunal de Estrasburgo desestimaron su petición.

El TEDH les respondió en su sentencia: “(…) los demandantes se pusieron ellos mismos, de hecho, en una situación ilegal cuando intentaron, de forma deliberada, entrar en territorio español el 13 de agosto de 2014, de una forma no autorizada al escalar las vallas que rodean el enclave español de Melilla en la costa norteafricana”. En su fallo sostiene que los aspirantes a emigrar a España deben utilizar cauces legales para alcanzar su propósito, olvidándose de que estos no existen.

Numerosas ONG expresaron su desacuerdo con la sentencia, pero también lo hicieron varios políticos de Podemos y de Izquierda Unida incluida Yolanda Díaz, ministra de Trabajo. El más tajante fue probablemente Rafael Mayoral, diputado de Podemos, que la tachó de “impresentable”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios