LA POLÉMICA MEDIDA ESTRELLA DE VOX

¿Qué es y en qué consiste el pin parental que Vox quiere implantar en Murcia?

Con el pin parental, Vox apuesta por solicitar una autorización expresa en los colegios para que los niños puedan asistir a las actividades complementarias del curso escolar

Foto: Alumnos de Primaria de camino al colegio (EFE)
Alumnos de Primaria de camino al colegio (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El pin parental que Vox ha puesto encima de la mesa para negociar los Presupuestos de 2020 en Murcia sigue dando de qué hablar. En un principio, la formación de Santiago Abascal exigía cambiar los decretos de currículo de Primaria, Secundaria y Bachillerato en la Región, el conjunto de medidas, competencias básicas y criterios de evaluación que por ley se fijan en materia de educación para cada comunidad autónoma, con el objetivo de implantar en Murcia un formulario obligatorio con el que los padres tendrían que autorizar a sus hijos expresamente para poder participar en cualquier actividad complementaria organizada por el centro educativo, unas charlas, talleres o salidas que son obligatorias en los colegios al formar parte del currículo escolar.

["No al pin parental": más de 130.000 firmas en contra de la medida de Vox]

En este sentido, el partido de extrema derecha abogaba, al pedir la autorización expresa de los progenitores, por convertir dichas actividades complementarias en "voluntarias", siempre y cuando se realizasen fuera del centro, las impartiesen "personas ajenas al claustro" o supusiesen un desembolso económico para las familias. Con una circular, Vox pedía informar a las familias del alumnado del tipo de actividad que podía realizar el alumno en cuestión, así como de los contenidos de la misma y de los objetivos que se perseguían con la realización del taller.

Formulario tipo que plantea Vox como autorización expresa. (EC)
Formulario tipo que plantea Vox como autorización expresa. (EC)

Además, también había un apartado reservado a los materiales empleados en la actividad y se recogía la duración, la entidad organizadora y el nombre y la titulación de la persona encargada de impartirla. El pin parental ha sido una de las medidas estrella de la formación durante la campaña electoral del 10-N. En el punto 63 de su programa electoral, dentro del apartado de educación, Vox expresaba su intención de instaurar el pin parental y la autorización expresa para solicitar el consentimiento de los padres "para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales", una petición que también se recogía en todos los acuerdos de investidura firmados entre Vox y el PP para pactar Gobierno, con la máxima de "permitir a las familias educar a sus hijos en libertad, sin imposiciones de ningún tipo".

Desde septiembre de 2019, al trasladarse la medida de Vox a la Consejería de Educación de Murcia, la medida no ha parado de generar polémica, un debate que ha resurgido con la negociación de los Presupuestos para 2020 y que, según lo que ha manifestado Isabel Celaá, la ministra de Educación, podría acabar en los tribunales, ya que el Gobierno ha expresado su intención de recurrir por vía judicial cualquier iniciativa que "socave el derecho a la educación y censure la actuación de los centros docentes y su profesorado". Este lunes, 20 de enero, Celaá ha dado un ultimátum al Gobierno de Murcia para que retiren el "veto parental" en un plazo de un mes, o la medida se recurrirá ante la Justicia.

¿Qué se ha pactado finalmente?

Ante la negativa de Ciudadanos, que no había pactado nada por escrito con el partido de Abascal en ninguna comunidad autónoma, finalmente los presupuestos del Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos en Murcia no recogerán el cambio normativo formal que solicitaba Vox, aunque sí aplicará de forma más laxa el pin parental legando únicamente el testigo en la Consejería de Educación, que desde septiembre de 2019 tenía la instrucción de pedir a los colegios que empezaran a solicitar a los padres el consentimiento para las actividades complementarias del curso escolar.

En este sentido, el acuerdo presupuestario, que por el momento no se ha hecho público, recogerá la misma cláusula del pacto entre el PP y Vox, incluyendo la fórmula de que tendrá que estar establecido a tal efecto por la Consejería de Educación y Cultura, por lo que la iniciativa no se puede imponer en los centros educativos y su aplicación en la práctica quedará en manos de cada colegio.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios