La Justicia ordena abrir nuevos juicios contra el pequeño Nicolás y Villarejo
  1. España
GRABACIÓN AL JEFE DE ASUNTOS INTERNOS

La Justicia ordena abrir nuevos juicios contra el pequeño Nicolás y Villarejo

La Fiscalía pide 15 años de prisión para el joven y cuatro para el comisario por las tres piezas que aún quedaban por llegar a la Audiencia de Madrid

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)
Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)

La titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Pilar Martínez Gamo, ha publicado tres autos en los que ordena la apertura de juicio contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, y el comisario José Manuel Villarejo, entre otros procesados. Con estos autos, la jueza cierra toda la fase previa a la vista oral contra todos los implicados en las diferentes piezas del caso Nicolay, que investigó todo el entramado de falsedades que rodearon la figura del joven.

Una de las piezas, la que instruyó el viaje que el chico hizo a Ribadeo haciéndose pasar por un miembro de la Casa Real y de Vicepresidencia del Gobierno para entrevistarse con el presidente de Alsa, Jorge Cosmen, ya está en la Audiencia Provincial de Madrid. El juicio, que estaba previsto para el pasado mayo, se retrasó finalmente porque la abogada de Gómez Iglesias se retiró del caso apenas unos días antes de la vista, lo que provocó que el tribunal decidiera dar unos meses al joven para encontrar otro representante legal.

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias, en 'Preguntes freqüents'. (TV3)

Una de las piezas sobre las que ahora acaba de ordenar la apertura de juicio oral el Juzgado 2 de Madrid (la número uno) se refiere a la grabación que supuestamente realizó el comisario Villarejo en colaboración con su mujer y dueña del medio 'Información Sensible', Gema Alcalá, y el periodista que tenía contratado Carlos Mier al entonces responsable de Asuntos Internos de la Policía Nacional, Marcelino Martín Blas, cuando este se encontraba reunido con agentes del Centro Nacional de Inteligencia a los que daba cuenta de las últimas novedades de la investigación que estaban realizando sobre la figura de Gómez Iglesias.

La Fiscalía reclama para Villarejo, Alcalá y Mier cuatro, tres y tres años de prisión respectivamente por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos y de violación de secretos. Además de por estos tres ilícitos penales, la Audiencia Provincial de Madrid juzgará en el marco de este mismo procedimiento a los tres encausados por los delitos de estafa procesal en grado de tentativa, pertenencia o integración en grupo criminal e injurias y calumnias a funcionarios públicos por hechos concernientes al ejercicio de su cargo con publicidad.

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)

El tribunal determinará si, por medio de una llamada telefónica, los tres procesados grabaron la conversación entre Martín Blas y los agentes del CNI cuyo contenido días después fue publicado por el diario 'Información Sensible'. La grabación provocó una guerra abierta entre dos sectores de la Policía Nacional, el que apoyaba a Villarejo, que en ese momento estaba activo en el cuerpo, y el que respaldaba a Martín Blas, que trabajaba en colaboración con el CNI y conformaba el equipo de investigadores del caso en el Juzgado 2.

Junto a la apertura de juicio oral por estas dos piezas separadas, la jueza Martínez Gamo también ordena dar paso a la vista que se celebrará en la Audiencia Provincial de Madrid de la pieza principal del procedimiento seguido en el Juzgado 2 desde el año 2014. En esta pieza principal, la magistrada decreta la apertura de juicio por usurpación de funciones públicas por parte de Gómez Iglesias y los delitos de estafa y falsedad documental supuestamente perpetrados también por el joven. La Fiscalía reclama en este asunto seis años de prisión para el chico por dirigir esta trama y utilizar rotativos y emblemas policiales con el fin de hacerse pasar por un alto representante del Estado.

Foto: Los ocho acusados de recibir regalos de la red de Gao Ping.

La magistrada Martínez Gamo también abre juicio oral, en el marco de la pieza separada número dos, contra Gómez Iglesias, los policías municipales Felipe Gallego Santos y Jorge González Hormigos, el guardia civil de la Casa Real Francisco Javier Sánchez López y el que fuera coordinador de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid Emilio García Grande por los delitos de pertenencia a grupo criminal, revelación de secretos y cohecho activo. Por estos tres ilícitos, la Fiscalía pide nueve años para Gómez Iglesias y ocho para los dos agentes municipales. Por revelación de secretos, el ministerio público reclama dos años de cárcel para el miembro de la benemérita y por violación de secretos pide 15 meses de multa para García Grande, único responsable político implicado judicialmente en la trama.

Según consta en el sumario, Gómez Iglesias, González Hormigos, Gallego Santos y García Grande accedieron varias veces a "información confidencial" de las bases de datos policiales del Ministerio del Interior para utilizarla con propósitos "privados" y con el fin de obtener "beneficios ilícitos". En concreto, detalla la causa, el pequeño Nicolás entregaba placas de matrículas, líneas telefónicas o número de identificación a los policías municipales o al que fuera coordinador de Seguridad, que obtenían la información y luego se la pasaban al joven a cambio de "promesas" o de "remuneraciones económicas".

Foto: Antonio Béjar, expresidente de Distrito Castellana Norte. (EFE)

Además de esta causa del Juzgado 2 de Madrid, Gómez Iglesias se enfrentó judicialmente a la acusación de injurias que le achacó el CNI después de que el joven apareciera en varias entrevistas en los medios acusando al servicio de inteligencia de intervenir llamadas telefónicas sin orden del juez. La sentencia fue favorable al chico, al que los forenses llegaron a calificar como inimputable por haber vivido una realidad paralela en su mente durante sus primeros años de juventud.

El comisario Villarejo, por su parte, se encuentra en prisión en el marco de la operación Tándem, que investiga la Audiencia Nacional en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción. Villarejo, detenido en noviembre de 2017, lleva más de dos años en la cárcel por esta investigación, que rastrea los negocios que emprendió supuestamente el alto cargo de la Policía con información confidencial que obtenía de otros comisarios imputados en la misma causa que operaban desde dentro de la institución.

Caso del Pequeño Nicolás Comisario Villarejo Casa Real CNI
El redactor recomienda