la entidad volverá a declarar ante la AN

Béjar demanda a BBVA por su despido y pone a prueba el 'forensic' del banco por Villarejo

Antonio Béjar, expresidente de DCN y exdirector de Riesgos de BBVA, fue cesado de forma fulminante después de que decidiese colaborar con la Justicia en la investigación por el caso Villarejo

Foto: Antonio Béjar, expresidente de Distrito Castellana Norte. (EFE)
Antonio Béjar, expresidente de Distrito Castellana Norte. (EFE)
Adelantado en

Nuevo frente judicial para BBVA. La entidad, que esta semana volverá a declarar en la Audiencia Nacional como persona jurídica imputada por el caso Villarejo, también deberá acudir a los tribunales para defender su decisión de despedir a Antonio Béjar, expresidente de la promotora DCN y pieza clave en la investigación que el juez Manuel García-Castellón está llevando a cabo para aclarar quién contrató los servicios del comisario jubilado.

Según afirman fuentes jurídicas, el directivo primero emplazó al banco a un acto de conciliación que, hace dos semanas, se mostró estéril, lo que ha empujado a Béjar a presentar una demanda en los Juzgados de lo Social, donde se verá las caras con el banco pasadas las navidades. Ninguna de las dos partes ha querido hacer declaraciones.

Aunque este nuevo juicio sea un procedimiento independiente de Cenyt, puede convertirse en una enmienda al 'forensic' encargado por el BBVA a Garrigues, PwC y Uría, ya que fue esta investigación interna la que derivó en la imputación del directivo y, posteriormente, en su despido.

Béjar, como exdirector de Riesgos del banco, es uno de los 14 ejecutivos imputados por esta pieza, y, junto al exconsejero delegado de BBVA Ángel Cano, el único que decidió contratar su propia defensa y prescindir de la ofrecida por las entidades.

El presidente de BBVA, Carlos Torres. (EFE)
El presidente de BBVA, Carlos Torres. (EFE)

Con estas cartas sobre la mesa, el directivo prestó declaración ante la Audiencia Nacional el 26 de julio, viernes, cita que se saldó con la imposición de una fianza de medio millón de euros. Una dura medida tras la que Béjar solicitó volver a declarar, lo que hizo al siguiente lunes.

Coincidencia o consecuencia, la realidad es que, tras la decisión del ejecutivo de colaborar con la Justicia, el banco optó, de manera fulminante, por prescindir de sus servicios como presidente de DCN, cese al que automáticamente siguió el retorno de Béjar al banco, porque su contrato contemplaba esta posibilidad, como adelantó este medio.

Sin embargo, su vuelta duró menos de dos meses: en septiembre, el banco echó a Béjar por motivos disciplinarios, según la versión que dio la entidad, que por aquel entonces ya había dado por completado su 'forensic'.

Tras varios meses de investigación interna, el banco solo ha dejado fuera de sus filas a Béjar y a Eduardo Arbizu, pero con la diferencia de que al primero le ha despedido sin bonus, indemnización ni derecho de cobro de los fondos de pensiones; privilegios que sí se han reconocido al segundo y que el exdirector de Riesgos ha decidido reclamar ante los tribunales.

El ex responsable del área de Regulación y Control Interno del BBVA Eduardo Arbizu. (EFE / Luca Piergiovanni)
El ex responsable del área de Regulación y Control Interno del BBVA Eduardo Arbizu. (EFE / Luca Piergiovanni)

La doble vara de medir del banco responde, según las fuentes consultadas, a que el 'forensic' carga sobre Béjar la responsabilidad de haber trabajado con Villarejo, de ahí los motivos disciplinarios alegados por el banco, mientras que a Arbizu, ex responsable de Regulación y Control Interno, se le cesa por falta de confianza, al considerarse que debería haber detectado lo que estaba ocurriendo, pero sin responsabilizarlo de ello.

Esta diferencia conlleva que si Béjar logra demostrar la incorrección de su despido, indirectamente estará poniendo en evidencia también la investigación interna que le apuntó como uno de los principales responsables del escándalo Villarejo y, por tanto, merecedor de un despido disciplinario.

Paso al frente de Fiscalía

Por el momento, los pasos dados por la Fiscalía Anticorrupción han puesto en entredicho el trabajo del 'forensic', ya cuando el ministerio fiscal solicitó al banco, en julio, que identificara a los responsables de varias áreas en los años investigados, surgieron unas imputaciones que, tras las declaraciones de Béjar, se han mostrado insuficientes.

Hace dos semanas, la Fiscalía solicitó otras seis imputaciones que, inmediatamente, fueron aceptadas por el juez y que, además, han elevado el escalafón de las sospechas.

Inicialmente, García-Castellón citó a Ángel Cano (exconsejero delegado), Béjar (exdirector de Riesgos), Julio Corrochano (Seguridad), Inés Díaz (sustituta de Corrochano), Ricardo Gómez Barredo (Contabilidad), Ignacio Pérez Caballero (director de red de BBVA España), Javier Malagón (exinterventor) y Nazario Campo.

En la segunda ronda, amplió al expresidente, Francisco González, al asesor del actual presidente, Juan Asúa, a Arbizu, al actual responsable de Contencioso, Eduardo Ortega, al exjefe de Béjar en Riesgos Manuel Castro y a José Manuel García Crespo, ya jubilado y que formaba parte del equipo de Arbizu.

Entre una oleada de imputaciones y la otra fue cuando el banco dio por "finalizadas las líneas de investigación originales del 'forensic", según publicó el propio BBVA en su página web el pasado mes de agosto. Un mes después, llegó el despido disciplinario de Béjar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios