en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012

Xabi Alonso, absuelto del fraude a Hacienda: "Errática posición de la Fiscalía en la causa"

A diferencia de otros futbolistas como Cristiano Ronaldo, Alonso mantuvo en todo momento su pulso con Hacienda y se negó a llegar a un acuerdo con la Fiscalía

Foto: Xabi Alonso, en la Audiencia de Madrid. (EFE)
Xabi Alonso, en la Audiencia de Madrid. (EFE)

Xabi Alonso se ha librado de entrar en prisión. La Audiencia de Madrid ha absuelto al exfutbolista de tres delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012, hechos por los que la Fiscalía pedía dos años y medio de cárcel y una multa de cuatro millones. El tribunal también exime de responsabilidad penal a su asesor fiscal, Iván Zaldúa, y a Ignasi Mestre, administrador de una sociedad radicada en Portugal a la que Alonso cedió sus derechos de imagen. Aunque el Ministerio Público puede recurrir el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, los magistrados no dudan en aprovechar la sentencia para cargar contra su acusación: "Resulta obligado referirnos [...] a la errática posición del Ministerio Fiscal en la presente causa y a algún exceso fácilmente apreciable en el tono de las intervenciones de las inspectoras de Hacienda".

La Fiscalía sostenía en su escrito de acusación que los tres investigados pusieron en marcha en 2009 una "aparente" cesión de los derechos de imagen del exfutbolista para que "obtuviera un beneficio fiscal ilícito". Asesorado por Zaldúa, Alonso suscribió un contrato por el que supuestamente simulaba esta cesión a la sociedad Kardzali, ubicada en Madeira y cuyo administrador era Mestre. Según el Ministerio Público, dicha firma pertenecía a su vez a una sociedad residente en Panamá de la que Alonso terminó siendo titular del 100% de las participaciones sociales, lo que les llevó a calificar la operación de estratagema para levantar un entramado empresarial con el que evadir impuestos.

La Audiencia de Madrid, sin embargo, no comparte este análisis. "El 5 de agosto de 2009, fichó por el Real Madrid [...]. De esta forma, desde el 1 de enero de 2010, pasó a estar sujeto a los impuestos españoles, por adquirir la condición de residente fiscal en España, y por tal motivo presentó y satisfizo mediante retenciones y pagos a cuenta, en concepto de impuesto sobre la renta de las personas físicas", explica la sentencia. En cuanto al entramado que denuncia la Fiscalía, los magistrados apuntan a que "Xabier Alonso Olano no declaró los rendimientos por él obtenidos por la explotación de sus derechos de imagen porque, cumpliendo con la legislación vigente, se acogió, a través de Iván Zaldúa Azcuénaga [...] a una opción fiscal que le resultaba en el caso más ventajosa".

El tribunal subraya además que la cesión a la sociedad Kardzali se produjo en 2009, "antes por tanto de que tuviera residencia fiscal en España y careciendo de trascendencia tributaria al ser residente aún en el Reino Unido". Respecto a la obligación fiscal de esta empresa, los magistrados apuntan a que, al haberse constituido en 2001 en Madeira, se "le otorgaba una exención total de impuestos hasta el año 2012". Una vez aclarados estos puntos, la sentencia califica como una "singularidad" que la firma perteneciera a una sociedad residente en Panamá y que el propio Mestre estuviera especializado en "facilitar este tipo de estructuras", pero descarta que se pueda concluir por ello que el exfutbolista haya cometido un fraude contra la Hacienda Pública.

"Esa singularidad no debe llevarnos a concluir, indefectiblemente, que la conducta enjuiciada incurra en la responsabilidad penal que se imputa, pues para ello resulta imprescindible calificar el negocio jurídico documentado en el repetido contrato de cesión de 1 de agosto de 2009 como simulado, pues la simulación absoluta —lo hemos señalado 'in extenso'— constituye el presupuesto en el que se asienta la acusación tanto del fiscal como de la abogada del Estado", sostiene la Audiencia de Madrid.

A diferencia de otros futbolistas como Cristiano Ronaldo, Alonso mantuvo en todo momento su pulso con Hacienda y se negó a llegar a un acuerdo con la Fiscalía. La investigación contra él se remonta a 2016, cuando la entonces fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, comenzó a indagar en sus impuestos. El caso llegó a ser archivado porque el juez instructor no veía delito, pero la Audiencia de Madrid ordenó reabrirlo, lo que llevó al exmadridista y sus asesores a sentarse en el banquillo: "Ciertamente, existen argumentos poderosos para sostener que los hechos investigados no sean constitutivos de delito, y el informe inicial de la Fiscalía junto con el auto impugnado son buena muestra de tales argumentos. Sin embargo, no resulta diáfano y patente que no exista delito, única situación en la que procedería el sobreseimiento de las actuaciones", concluyó la Audiencia para revocar el archivo.

Xabi Alonso, absuelto del fraude a Hacienda: "Errática posición de la Fiscalía en la causa"

En el juicio, el propio abogado de Alonso y Zaldúa, Jesús Urraza, cargó contra Madrigal: "Pidió a la fiscal del caso el expediente y le ordenó que lo reabriera y presentara una denuncia en los juzgados sin fundamentación jurídica alguna". "Casualmente, dos semanas después de la decisión de la Fiscalía General, había unas elecciones generales y quedaba muy bien sentar en el banquillo a una persona que nunca ha tenido un problema con la Justicia para hacer ver que se perseguían [este tipo de delitos]", lanzó ante el tribunal. A esto se sumaba que el exfutbolista del Barcelona Javier Mascherano había aceptado una condena en conformidad por haber usado una estructura similar en Madeira, situación por la que el archivo de la investigación en torno a Alonso resultaba difícil de justificar. En la sentencia, la Audiencia de Madrid no menciona a Madrigal, pero sí dejar caer "la errática posición del Ministerio Fiscal" a lo largo de toda la causa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios