impugnación del auto

La Fiscalía de Madrid consigue reabrir el caso Xabi Alonso por delito fiscal

Se trata de conseguir que continúe el procedimiento para analizar si los contratos de derechos de imagen del futbolista eran simulados o no a efectos de su tributación

Foto: El jugador de fútbol Xabi Alonso. (Reuters)
El jugador de fútbol Xabi Alonso. (Reuters)

La Fiscalía de Madrid ha conseguirdo reabrir el caso Xabi Alonso. La Audiencia Provincial de Madrid estima el recurso que interpuso el fiscal jefe José Javier Polo contra el sobreseimiento que acordó el juez de instrucción n 40.

La abogacía del Estado también había impugnado el auto. Se trata de conseguir que continúe el procedimiento para analizar si los contratos de derechos de imagen del futbolista eran simulados o no a efectos de su tributación a Hacienda.

El titular del juzgado, Enrique de la Hoz, dictó el auto de archivo basándose curiosamente en el informe inicial de la Fiscalía de Madrid, que no veía delito en la actuación de Alonso ni de su asesor fiscal, Iván Zaldua. El auto, al que tuvo acceso El Confidencial, destacó que la Fiscalía solo acusó por orden de la superioridad (la entonces fiscal general, Consuelo Madrigal) y, en un extraño giro, utilizó todos los argumentos que usó al principio el ministerio público para archivar la causa. El caso Alonso ha levantado desde el principio malestar en la Agencia Tributaria, dado que el barcelonista Javier Mascherano sí fue condenado por una operación similar con el mismo asesor, aunque en su caso tenía además una sociedad en Miami no declarada.

Hacienda acusaba a Alonso de haber defraudado 606.876 euros en 2010; 170.012 en 2011, y 1,25 millones en 2012. En agosto de 2009, a punto de fichar por el Real Madrid desde el Liverpool, Xabi vendió sus derechos de imagen a la firma Kardzali Comercio Serviços de Consultoria e Investimentos, con sede en Madeira (Portugal), por cinco millones de euros. Madeira era hasta 2012 una "región ultraperiférica dotada de un régimen fiscal con total exención de impuestos". Según la Agencia Tributaria, con esa operación cometió "una pura simulación", una "entelequia" con la que consiguió una "completa opacidad fiscal frente a la Hacienda pública española". "La cesión [de derechos de imagen] no es real porque en ningún momento el señor Alonso se desprendió de sus derechos de imagen".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios