la fiscalía pedirá cinco años el 22 de enero

Xabi Alonso, el último resistente frente a Hacienda: no pacta e irá a juicio en enero

El exjugador de Real Madrid y Bayern mantiene su inocencia e irá al banquillo con todas las consecuencias. Sí consigna los dos millones para tener atenuantes en caso de ser condenado

Foto: Xabi Alonso, rodeado de hinchas del Madrid antes de la final de Champions de 2018. (EFE)
Xabi Alonso, rodeado de hinchas del Madrid antes de la final de Champions de 2018. (EFE)

Xabi Alonso es el último mohicano contra Hacienda. La cruzada de la Agencia Tributaria contra los futbolistas de élite por delito fiscal tiene la última cita el 22 de enero en un juzgado de Madrid. Ese día el tolosarra se defenderá de la acusación en la que la fiscalía le pide cinco años de cárcel por defraudar unos dos millones usando una sociedad de Madeira para gestionar sus derechos de imagen. Es el único futbolista que ha llevado el caso hasta el final desde que Messi fuera condenado y no ha negociado una pena de conformidad. La paradoja es que si gana no servirá al resto de futbolistas que han pasado por caja y aceptado condenas de conformidad para evitar el banquillo.

El caso de Xabi Alonso dura ya lo que cuatro fiscales generales del Estado. Fue Consuelo Madrigal la que a principios de 2016 obligó a la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid a acusarlo porque los fiscales del caso no veían delito. La fiscalía no quería dar la sensación de que se beneficiaba al Barcelona, ya que Javier Mascherano había aceptado una condena en conformidad por haber usado una estructura similar en Madeira (ambos jugadores compartieron vestuario y asesores en el Liverpool).

El futbolista es el único que no ha buscado una conformidad por "principios": "Si tuviese dudas, pues podría, pero no. Lo tengo todo muy claro"

El caso de Xabi fue archivado inicialmente porque el juez instructor no veía delito pero la Audiencia de Madrid ordenó reabrirlo. Al final, y con todas las consecuencias, el jugador se sentará en el banquillo junto a sus asesores fiscales. Lo hará el próximo 22 de enero y, según fuentes conocedoras del caso, ya ha consignado en el juzgado la cuota defraudada, unos dos millones, para acogerse a la atenuante de reparación del daño en caso de ser condenado.

Xabi siempre ha defendido su inocencia. Su defensa alega que usó Madeira para tener su sociedad de derechos de imagen, y que aunque sea un territorio de baja tributación está en la Unión Europea, no es un paraíso fiscal como los que usaban Cristiano Ronaldo y otros jugadores representados por Jorge Mendes. "Confío en que esto va a acabar en buen puerto a pesar de que va para largo, pero yo estoy convencido de que lo he hecho siempre todo bien", afirmó Xabi Alonso en marzo pasado. Este ha descartado negociar una condena sin cárcel como han hecho el resto de jugadores alegando que es "una cuestión de principios". "Si tuviese dudas, pues podría, pero no. Lo tengo todo muy claro", declaró una de las pocas veces que habló sobre el tema.

Si gana no servirá a sus antiguos compañeros de vestuario, porque todos han llegado a acuerdos de conformidad para evitar ir a juicio

El juicio comienza el 22 de enero, curiosamente un día después de que Cristiano Ronaldo comparezca ante el tribunal, según informó EFE. Ese día el portugués debe ratificar ante el tribunal su acuerdo de conformidad por el que pagará casi 20 millones por una pena de dos años de cárcel que no conlleva ingreso en prisión. Esas vistas son casi un trámite y se busca una fecha que le venga bien al jugador y en muchos casos los futbolistas han eludido las cámaras. En la de Radamel Falcao, por ejemplo, no había ninguna televisión y se hizo cuando el futbolista iba de camino a una concentración con Colombia antes del Mundial. Ángel di María entró en el edifico de los juzgados con una gorra para no ser reconocido y allí supo el año pasado que el PSG se iba a cruzar con el Real Madrid en Champions.

Pero el caso de Xabi será distinto porque, salvo imprevisto acuerdo de último minuto, habrá declaraciones de testigos sobre la tributación de los derechos de imagen, la cesión a precio de mercado de estos y si hubo ocultación. Jurídicamente tiene interés no tanto para los futbolistas -los grandes ya han sido condenados en conformidad incluso cuando usaban sociedades en la UE, como Modric- pero sí para otros deportistas como los del motor, el nuevo objetivo de Hacienda.

Aunque la fiscalía pide cinco años de cárcel y la Abogacía del Estado, que representa a Hacienda, ocho, la defensa confía en que el caso es lo suficientemente vidrioso como para que incluso si fuera condenado lo sería a una pena que no conlleve el ingreso en prisión. A su favor tiene que el primer juez del caso no vio delito y que la propia Audiencia Provincial señala que el caso es muy complejo: "Ciertamente existen argumentos poderosos para sostener que los hechos investigados no sean constitutivos de delito, y el informe inicial de la fiscalía junto con el auto impugnado son buena muestra de tales argumentos. Sin embargo, no resulta diáfano y patente que no exista delito, única situación en la que procedería el sobreseimiento de las actuaciones. Deberá ser el órgano de enjuiciamiento, una vez practicada la prueba que aporten las partes, quien resuelva definitivamente la controversia, por lo que el proceso debe proseguir siendo improcedente el sobreseimiento de las actuaciones".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios