Hay que escenificar la discrepancia

Junqueras da luz verde desde la cárcel a facilitar el Gobierno de Sánchez e Iglesias

La convicción del 'exvicepresident' y líder de ERC pasa por el hecho de que cualquier otra alternativa sería mucho peor para que su partido pudiese obtener algo en la actual situación

Foto: Oriol Junqueras, junto a Gabriel Rufián (d), al inicio de la última sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)
Oriol Junqueras, junto a Gabriel Rufián (d), al inicio de la última sesión constitutiva de las Cortes Generales. (EFE)
Adelantado en

Desde Lledoners, Oriol Junqueras lo tiene claro, según apuntan fuentes cercanas a ERC y conocedoras de las directrices que ha marcado el presidente del partido. Por tanto, como ya avanzó El Confidencial, ERC se inclina por la abstención y facilitar así el Gobierno de coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, entre el PSOE y Unidas Podemos. Pero se quiere que el proceso para llegar sea tortuoso con mucha discrepancia pública pero voluntad de llegar a un acuerdo final.

Sin embargo, las instrucciones son claras. La decisión no ha de ser evidente y en los primeros días, como este jueves tras la reunión entre Gabriel Rufián y Adriana Lastra, hay que poner más énfasis en las diferencias que en los puntos en común.

La convicción de Junqueras pasa por el hecho de que cualquier otra alternativa sería mucho peor para que su partido pudiese obtener algo en la actual situación. Por tanto, aunque el Gobierno de Sánchez-Iglesias no le entusiasme, supondría la mejor alternativa posible en la actual coyuntura.

Sin embargo, la estrategia de ERC para los próximos días se centra en “marear la perdiz”, según apuntan fuentes de los negociadores de los republicanos. Dar el no por sentado, plantear exigencias de máximos o pedir más tiempo. Hay que tener en cuenta que hay sectores de ERC como las juventudes, la JERC, que están en contra de ayudar a investir a Pedro Sánchez. Igual que algunas agrupaciones de comarcas o incluso algunos miembros del grupo parlamentario como Sergi Sebrià. En cambio, la ejecutiva es más posibilista igual que algunas formaciones internas como Avancem, que provienes de escisiones del PSC.

Tras la reunión con Adriana Lastra, en ERC se ha lamentado de puertas adentro que los socialistas no hayan puesto sobre la mesa nada nuevo que les permita salvar la cara ante las bases. Y que el resumen haya sido la frase de Pedro Sánchez: “Si encuentran algo mejor, cómprenlo”.

Sin embargo, ERC no cesa de dejar pistas como las miguitas de pan de Pulgarcito: ya no pide la consulta ni el indulto ni la amnistía. Nada más allá de una petición para que “no se judicialice la política”. Todo apunta a que el final de la partida será la abstención de ERC y que se creará un determinado espacio de diálogo, que los republicanos aceptan que sea “dentro de la Constitución”.

Presupuesto con los Comunes

Otro de los datos es el protagonismo de los Comunes en, por ejemplo, la cuestión del presupuesto de la Generalitat que impulsa el vicepresidente catalán y también dirigente de ERC, Pere Aragonès. El presupuesto catalán será una cuestión que quede en manos de los Comunes, en un canje en el que se cambiará el apoyo en el Parlament a las cuentas de la Generalitat a cambio de facilitar que Ada Colau, que también está en minoría, pueda aprobar el suyo.

Por tanto, el acuerdo que negocia ERC no es un pacto con Pedro Sánchez. Es un marco de entendimiento con los socialistas, sí; pero también con los Comunes. Y cada uno ha de asumir su parte. Para ERC es más cómodo no recibir el apoyo de los de Miquel Iceta a las cuentas en el Parlament y que el entendimiento con los socialistas sea más claro en Madrid. Equilibrios claves si, como parece, todo deriva en un adelanto electoral de las catalanas en junio del año que viene.

El pasado lunes, Iglesias ya telefoneó a Rufián, pero ambos se cruzaron llamadas sin poder hablar finalmente. Ahora se pretende desde el grupo confederal que el interlocutor con el líder de los republicanos sea Jaume Asens, líder de los comuns, quien en el pasado ya actuó como el hombre puente de Iglesias con Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.

Rebaja de exigencias en Madrid

ERC aseguraba este jueves tras reunirse con el PSOE que se mantenía en el no a la investidura, pero rebajaba sus exigencias de máximos, haciendo desaparecer, al menos de forma oficial, tanto la petición de un referéndum como el indulto a los presos del 'procés'. Los portavoces de PSOE y ERC en el Congreso, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, respectivamente, se emplazaron tras el encuentro a seguir manteniendo conversaciones, conjurándose ambas partes para ceder y mantener sus negociaciones apartadas de los focos. El objetivo pasa por llevar las negociaciones con discreción para evitar que injerencias externas contribuyan a descarrilar el acuerdo. Hay voluntad de acuerdo, y pese a que la sentencia lo ha enturbiado todo, en la pasada legislatura los republicanos ya partieron de la abstención.

La apuesta de los republicanos, según indicaron fuentes del grupo en el Congreso, se centra en que "la resolución política del conflicto" se lleve a cabo mediante la creación "una mesa de negociación". También han pedido avanzar en materias sociales urgentes "bloqueadas en el Congreso y en el Parlament". El punto nueve del preacuerdo firmado este lunes entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias establece ya que "se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios