CAE EL 'BOOM' DE 2017 TRAS EL 1-0

12-O: La 'España de los balcones' se relaja y la venta de banderas vuelve "a niveles normales"

Los mismos negocios especializados en tejidos y banderas que hicieron el agosto en 2017 en Madrid —en plena tensión por el 1-O— reconocen que el 'boom' patriótico se ha terminado

Foto: Algunas banderas de España lucen en balcones de la calle Almagro de Madrid. (EFE)
Algunas banderas de España lucen en balcones de la calle Almagro de Madrid. (EFE)

El 'boom' de las banderas nacionales del otoño de 2017 —justo después del referéndum catalán del 1-0— se prolongó hasta bien entrado 2018. Durante unos meses, los negocios especializados en estos productos hicieron el agosto. No recordaban esos niveles de ventas. Las familias se llevaban banderas de España para cada uno de sus componentes, igual que otras piezas de 'merchandasing' (tazas, pines especiales, pulseras...). Incluso los pedían envueltos para regalo. Sin embargo, dos años después, los mismos negocios reconocen que las ventas han vuelto a cifras "normales".

En Fieltros Olleros, el emblemático negocio de tejidos madrileños situado cerca de la calle Mayor, aseguran no haber visto nada igual. Su gerente, Ángel Paniagua, reconoce a este diario que la "exaltación ciudadana" de aquellos meses está en plena calma. Los picos en las ventas se producen en los periodos habituales: septiembre, con la vuelta del curso para colegios e instituciones que renuevan sus banderas; o en días cercanos al 12 de octubre, en los que empresas y administraciones quieren lucir la insignia nacional renovada.

"Nada que ver con aquel año. Ahora mismo estamos en niveles comunes. Las compras institucionales habituales que quieren sustituir las banderas del año pasado o que las necesitan para un evento concreto", asegura.

Las expectativas para las próximas semanas, al menos por ahora, son las mismas. Nadie esconde que la sentencia del juicio del 'procés' —prevista para dentro de unos días— podría reactivar el sentimiento patriótico en la ciudadanía, exactamente igual que ocurrió en octubre de 2017.

Los bazares más céntricos de Madrid se mueven en las mismas cifras. En el local 'El Chollo', en la calle de la Cruz —muy cerca del Congreso de los Diputados— también asumen que llevan tiempo sin ver nada parecido a lo de hace dos años, cuando todo su 'merchandising' rojigualdo desaparecía de las estanterías cada dos por tres. De hecho, en las navidades de 2017 continuaron vendiendo todos los productos, especialmente a muchos turistas que venían de Barcelona. "Seguimos teniendo el mismo género, pero no lo vendemos como entonces", explica una de las empleadas a este diario.

Los turistas que más compran ahora vuelven a ser los internacionales. Tienen la sensación que la 'España de los balcones' se ha relajado. "Hay familias que siguen comprando, pero muy de vez en cuando. Y se llevan solo una. Ya no compran varias", explica. La misma percepción tienen otros locales regentados por familias chinas como 'Home Ideal' —en pleno Lavapiés— o 'Asia Home', en el barrio de San Blas. "No hemos vuelto a vender tanto. De vez en cuando banderas, pero muy pocas en comparación con esos meses", explica uno de los empleados de este último comercio.

Algunas banderas de España lucen en balcones de la calle Almagro de Madrid. (EFE)
Algunas banderas de España lucen en balcones de la calle Almagro de Madrid. (EFE)


Un 12-O a la espera del Supremo

Este 12 de octubre llega en un momento político delicado, al coincidir casi de lleno con el momento en el que el Tribunal Supremo hará público el fallo judicial que afecta a los 12 procesados por el caso del 'procés'. Aun así, la Fiesta Nacional transcurrirá exactamente igual que en ocasiones anteriores. A las 11 de la mañana está previsto el tradicional desfile militar, que arrancará en la plaza de Cuzco y terminará en la Castellana a la altura del Bernabéu con el izado de la bandera. Participarán unos 3.500 efectivos del Ejército y la Armada, así como de la Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil y Salvamento Marítimo, 76 aeronaves y más de 100 vehículos.

El acto estará presidido por los Reyes y sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, en compañía del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y los presidentes del Congreso, y Senado, Meritxell Batet y Manuel Cruz. También asistirán la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, junto con compañeros al cargo de carteras del Ejecutivo, líderes de otras formaciones políticas, presidentes autonómicos y autoridades militares.

Después del desfile militar, los Reyes celebrarán la habitual recepción en el Palacio Real donde, además de las autoridades, acuden en torno a 1.500 invitados que representan a los distintos ámbitos de la sociedad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios