LA POLICÍA BLOQUEA LOS PUENTES DE LA CIUDAD

Altercados en una sitiada Bayona: gases lacrimógenos, cañones de agua, piedras...

La calma de la mañana del sábado de la marcha de la contracumbre del G-7 entre Hendaya e Irún ha precedido a la tempestad de la tarde en Bayona, con enfrentamientos entre la policía y los manifestantes

Foto: Manifestantes contra la cumbre del G-7 se enfrentan a la Policía en Bayona. (EFE)
Manifestantes contra la cumbre del G-7 se enfrentan a la Policía en Bayona. (EFE)

La calma de esta este sábado de la manifestación de la contracumbre del G-7 que ha unido las ciudades fronterizas de Hendaya (Francia) e Irún ha precedido a la tempestad de la tarde en Bayona, donde se han producido altercados entre manifestantes y la policía francesa en una ciudad que ha llegado a estar sitiada por los efectivos de seguridad. Al parecer, los incidentes se saldaron con algún detenido, si bien este extremo no ha sido confirmado por las autoridades policiales.

En ausencia de incidentes en la movilización de la mañana del sábado han organizado las plataformas 'G-7 Ez' y 'Alternatives G-7', impulsoras de la contracumbre que se ha celebrado estos días en el recinto ferial de Ficoba en Irún, el radar policial estaba puesto en una manifestación no autorizada impulsada por los chalecos amarillos en Bayona, situada a apenas diez kilómetros de la blindada Biarritz, donde esta tarde ha comenzado la reunión de los principales mandatarios mundiales. Por ello, en previsión de altercados, se ha desplegado un importante operativo policial en la ciudad, que ha llegado a estar por momentos sitiada, con algún acceso cortado y bloqueados los puentes de entrada a la especie de península que constituye el centro neurálgico de la localidad.

La policía francesa disuelve una manifestación no autorizada de la Contracumbre del G7 en Bayona. (EFE)
La policía francesa disuelve una manifestación no autorizada de la Contracumbre del G7 en Bayona. (EFE)

Es en este último punto donde se concentraron centenares de personas con la intención de manifestarse. Los asistentes, que corearon consignas en contra de la fuerte presencia policial, se vieron forzados a repetir en varias ocasiones su recorrido ante el cierre de los puentes a cargo de las fuerzas de seguridad francesas. La tensión fue en aumento hasta que se desataron las hostilidades, cuando la Policía intentó disolver la manifestación con el lanzamiento de gases lacrimógenos y cañones de agua, mientras que los manifestantes, algunos de ellos con la cara tapada con pañuelos, arrojaron piedras y otros objetos contundentes a los agentes.

En torno a las 18.00 horas del sábado se inició esta marcha de protesta contra el G-7 que no había sido comunicada, si bien su celebración se preveía desde días antes. Incluso, a primera hora del día se había anunciado la convocatoria de esta movilización por asistentes a la multitudinaria manifestación que ha unido Hendaya e Irún y que ha congregado a 15.000 personas según la organización y a 9.000 según las estimaciones de la prefectura gala. En previsión de incidentes, numerosos comercios de esta localidad francesa cerraron sus puertas y protegieron sus cristaleras con maderas. El amplio operativo policial desplegado en la localidad desde el primer día de este fin de semana derivó en la tarde del sábado en el cierre de los puentes de acceso a esta zona, donde los manifestantes quedaron encerrados. Los policías han instalado rejas metálicas para tapar las diferentes salidas y llevar a cabo un bloqueo que prolongó durante más de dos horas.

Efectivos policiales bloquean uno de los puentes. (EFE)
Efectivos policiales bloquean uno de los puentes. (EFE)

Para entonces los incidentes habían finalizado y la normalidad (relativa) había regresado a esta zona céntrica de la ciudad, si bien la tensión se palpa en el ambiente de una urbe tomada por los efectivos policiales. Los altercados en Bayona se suman a los registrados la noche del viernes en los alrededores del campamento de la contracumbre situado en Urruña, que da cobijo a unas 4.000 personas, y que se saldaron con 17 detenidos y cuatro policías heridos de carácter leve (en los que fueron los primeros incidentes con motivo de las protestas organizadas contra la cumbre del G-7). Los enfrentamientos entre manifestantes y policías se iniciaron ante la celebración de una marcha que no había sido comunicada y en la que, al parecer, algunos activistas radicales intentaron cortar la A-63. Según fuentes policiales francesas, los agentes fueron alcanzados por disparos de morteros caseros por parte de los radicales, que ocultaban su rostro.

También se prevén incidentes este domingo, cuando están convocadas diferentes movilizaciones de protesta contra el G-7 en diversas localidades próximas a Biarritz, que desde hace días está blindada por efectivos policiales para garantizar la seguridad de la cumbre que desde el viernes reúne a los mandatarios de Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón, Canadá, Italía y Reino Unido. Y a la que acudirá el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, en calidad de invitado por el presidente francés y anfitrión de la cita, Emmanuel Macron.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios