Martínez-Maillo y Floriano, tampoco

Casado deja a Arenas sin cargos orgánicos por primera vez en 29 años

El exvicepresidente del Gobierno, exministro y ex secretario general del PP se queda fuera del comité ejecutivo y de los cargos parlamentarios por primera vez desde la refundación

Foto: Pablo Casado saluda a Javier Arenas. (EFE)
Pablo Casado saluda a Javier Arenas. (EFE)

Pablo Casado desplazó en abril a las listas del Senado a buena parte de la vieja guardia del partido con escaño en el Congreso, y los nombramientos del verano dejan fuera de los órganos de dirección del grupo parlamentario y de representación tanto a los diputados 'desplazados' como a los más veteranos de la Cámara, Javier Arenas el primero. El exvicepresidente del Gobierno, exministro de Administraciones Públicas y Trabajo y ex secretario general del PP se ha quedado fuera del comité ejecutivo del partido y de los cargos del grupo parlamentario en la Cámara Alta por primera vez desde la refundación del partido en 1990.

Arenas no figura ni en la relación de miembros fijos del PP en la Diputación Permanente, órgano de guardia del Senado. Después de estar en todos los equipos de José María Aznar y de Mariano Rajoy, en el núcleo duro de la formación hasta el congreso que ganó Casado en julio del pasado año, el también expresidente de los populares andaluces y senador de designación del Parlamento autonómico ha perdido la condición de secretario general del grupo parlamentario. Desde este mes de agosto, se limita a figurar como suplente de la Diputación Permanente y vicepresidente segundo de la comisión constitucional de la Cámara.

Con el nombramiento de Javier Maroto como portavoz del PP en el Senado, fueron sustituidos todos los miembros del equipo saliente como Arenas, con la excepción de José Manuel Barreiro, senador por Lugo desde 2008 y veterano del clan gallego del partido. Fue portavoz del grupo parlamentario en la etapa de Rajoy en el poder (2011-2018), apostó por Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso de la sucesión y sigue como portavoz adjunto.

Los dirigentes de la vieja guardia del partido procedentes del Congreso han seguido los pasos de Arenas en el reparto de cargos en el Senado. El último portavoz de Rajoy en la Cámara Alta, Rafael Hernando, fue recolocado como secretario cuarto en la Mesa, aunque se ha quedado fuera del comité ejecutivo, donde tenía plaza desde los tiempos de Aznar.

Carlos Floriano y Fernando Martínez-Maillo, en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos Floriano y Fernando Martínez-Maillo, en una imagen de archivo. (EFE)

Fernando Martínez-Maillo, ex coordinador general (número tres) del PP, también fue desplazado del Congreso al Senado por su circunscripción de Zamora en las últimas listas, y en el último reparto de cargos resultó nombrado vicepresidente segundo de la comisión mixta para la Unión Europea y es suplente en la Diputación Permanente.

El predecesor de Martínez-Maíllo en la sede de Génova como responsable del área de organización, Carlos Floriano, también sufrió el traslado de Cámara en las candidaturas de las elecciones de abril, y de miembro del comité de dirección en el Congreso se queda de senador 'raso' por su provincia, Cáceres. En su caso, lleva añadido el puesto de vicepresidente segundo de la comisión de Hacienda.

Pío García-Escudero, expresidente del Senado que ahora tiene cargo de vicepresidente, es el único dirigente de la vieja guardia del partido que sigue en el comité ejecutivo por su responsabilidad como presidente del PP de Madrid.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios