Tras la Junta Directiva

Casado nombra a Álvarez de Toledo portavoz en el Congreso y a Maroto en el Senado

El líder popular ha reforzado su núcleo duro en la Junta Directiva celebrada en Madrid y le ha entregado la portavocía en la Cámara Baja a la polémica diputada por Barcelona

Foto: Javier Maroto, Pablo Casado y Teodoro García Egea, en la Ejecutiva del PP. (EFE)
Javier Maroto, Pablo Casado y Teodoro García Egea, en la Ejecutiva del PP. (EFE)

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este martes ante la plana mayor de su partido que la diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, será la nueva portavoz del Grupo Popular en el Congreso. En el caso del Senado, la Portavocía recaerá en el vitoriano Javier Maroto, que ocupa la Vicesecretaría de Organización desde julio del año pasado. Sin embargo, dejará ese cargo y ahora pasará a ocuparlo Ana Beltrán, presidenta del PP navarro. Otra cara nueva en la cúpula es Pablo Montesinos, el periodista que a partir de ahora ocupará la vicesecretaría de Comunicación.

Casado ante la Junta Directiva del PP, máximo órgano del partido entre congresos, que reúne a decenas de cargos, entre miembros del comité de dirección del PP, diputados, senadores y cargos territoriales. La reunión se celebra a puerta cerrada para favorecer las intervenciones de los asistentes.

Álvarez de Toledo es historiadora y periodista, y fue diputada en el Congreso entre 2008 y 2015 llegando a ocupar incluso una portavocía adjunta

A su llegada a la Junta Directiva, Álvarez de Toledo ha asegurado que hoy comienza una "nueva etapa" en el partido y ha confesado que le gustaría ocupar la Portavocía del Grupo Popular en la Cámara Baja. Según ha añadido, sería "un gran honor" y "una gran responsabilidad".

Álvarez de Toledo, que impulsó el movimiento cívico 'Libres de Iguales', es miembro del patronato de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). De hecho, fue directora del Área Internacional de la FAES que preside José María Aznar, fundación a la que también ha estado vinculado Pablo Casado, y llegó a ocupar una portavocía adjunta cuando fue diputada entre 2008 y 2015.

Casado nombra a Álvarez de Toledo portavoz en el Congreso y a Maroto en el Senado

"Creo que es la portavoz que todos los partidos querrían tener. Ha demostrado en su trayectoria que es transversal en todos los territorios", decía Casado de Álvarez de Toledo, defendiendo un nombramiento que se ha encontrado con cierta oposición dentro de su propio partido.

En el el caso del Senado, Casado ha optado por Javier Maroto (Vitoria,1972), actual vicesecretario de Organización del partido, que se quedó sin escaño por Álava en las elecciones generales del 28 de abril, de la que fue nombrado director de campaña. En esos comicios, el PP sufrió un severo revés electoral al pasar de 137 a 66 diputados.

Javier Maroto fue designado senador por Castilla y León y se empadronó de urgencia en la localidad segoviana de Sotosalbos, provocando la polémica

Maroto fue designado la pasada semana senador autonómico por Castilla y León. Eso sí, su nombramiento ha provocado duras críticas del PSOE, que estudia llevar a la Justicia el empadronamiento de Maroto en la localidad segoviana de Sotosalbos al entender que puede ser fraudulento.

Descarta ser candidato

El líder popular ha descartado tomar la iniciativa y tratar de sumar los apoyos necesarios para ser presidente del Gobierno. "Si logramos los apoyos de Ciudadanos, ¿se abstendría Sánchez? Ya se instaló en el no es no, así que no lo creo. De mi no depende", ha dicho.

Del mismo modo, Casado ha asegurado que su formación "no puede hacer más" para tratar de formar Gobierno. "Hemos puesto 11 pactos de Estado en marcha, pero el PSOE ha construido un cordón sanitario a nuestro alrededor haciendo imposible desbloquear un Ejecutivo", decía

"Por muchos que algunos se disfracen de moderado, no es lo mismo pactar con el Partido Popular que contar con el apoyo, aunque sea por abstención, de los proetarras de Bildu", afirmaba Casado en referencia al acuerdo para formar Gobierno en Navarra. Ha acusado al PSOE de "pactar con los radicales de Podemos y los proetarras de Bildu" y de luego "pedir nuestra abstención" en el debate de investidura en el Congreso.

El PP se abre a colaborar con CS

Casado, se ha abierto a colaborar con Ciudadanos si se repiten las elecciones generales en noviembre con fórmulas como la de la coalición 'Navarra Suma' que aglutinó a UPN, PP y Cs en los comicios del 26 de mayo, de forma que puedan "optimizar al electorado de centro-derecha". "Si hay elecciones, volveremos a hablar", ha enfatizado, tras lamentar que el partido de Albert Rivera rechazara esa colaboración en el Senado en las generales de abril.


El líder del PP dio las declaraciones ante la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido entre congresos, donde ha anunciado nuevos nombramientos tanto en la cúpula de la formación como en el grupo parlamentario, que tendrá como portavoces a Cayetana Álvarez de Toledo y Javier Maroto. De esta cita se han ausentado por motivos de agenda destacados 'barones' territoriales como Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno y Alfonso Alonso.

Ahora toca la refundición

Casado ha afirmado que ahora no toca hablar de "refundación del espacio electoral" de centro-derecha porque esa operación, a su entender, hay que hacerla desde el Gobierno y tienen que "crecer", superando los 66 escaños actuales. Eso sí, ha abogado por la "refundición" de ese espacio, algo que, según ha explicado, pasaría por ir "coordinados a las urnas" con otros partidos si hay elecciones.


En este punto, ha recordado que si Cs hubiera aceptado su oferta para concurrir juntos en el Senado el 28 de abril, el partido naranja habría sacado "30 escaños". De la misma manera, ha dicho que si Vox hubiera accedido a no presentarse en algunos feudos donde no tenía posibilidad de sacar representación, el PP también habría logrado "21 escaños más". "Por tanto, tenía sentido", ha enfatizado, para lamentar la negativa de esas dos formaciones.

Al ser preguntado si el PP está dispuesto a ofrecer a Cs un acuerdo de colaboración más allá del Senado, una especie de 'España suma' como ha defendido Álvarez de Toledo, Casado ha afirmado que 'España suma' es el PP y que su partido quiere que converjan en esas siglas los votantes que se fueron a Vox y Cs, "en definitiva la España de los balcones".

¿Presentarse con el apoyo de Cs?

Sobre la posibilidad de presentar su candidatura a la investidura con el apoyo de Cs, una idea que estos días han sugerido cargos como Fernando López Miras o Teodoro García-Egea, Casado ha afirmado que es "una pregunta que habría que preguntarle a Pedro Sánchez". "¿Sánchez estaría dispuesto a abstenerse si yo encabezo una candidatura que pudiera obtener el respaldo de Cs? Se hizo célebre por el 'no es no' y no creo que el tiempo lo haya cambiado", ha exclamado, para añadir después que de él "no depende".


A renglón seguido, ha subrayado que la abstención "no es posible con Pedro Sánchez". "Respeto personalmente a Sánchez y a su partido, pero no respetamos su propuesta de Gobierno y su candidatura como para apoyarla", ha resaltado, para añadir que esto "lo entiende cualquiera" porque el candidato socialista representa un proyecto basado en el "sectarismo, el revisionismo y el radicalismo". "Yo llego a pensar que Pedro Sánchez no quiere nuestra abstención", ha afirmado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios