La bebé fue trasladada al hospital

Un guardia civil salva a una bebé con parada cardiorespiratoria en la carcel de Ocaña

Un Guardia Civil ha realizado un masaje cardiovascular a una bebé que se encontraba en parada cardiorespiratoria en un centro penitenciario de Ocaña

Foto: Imagen del hospital (Europa Press)
Imagen del hospital (Europa Press)

Un agente de la Guardia Civil ha realizado un masaje cardiovascular a una bebé de un año de vida que se encontraba inconsciente en parada cardiorespiratoria junto con su madre en dependencias de uno de los centros penitenciarios de Ocaña. Posteriormente la niña fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Virgen de la Salud en compañía de su progenitora.

En nota de prensa la Benemérita ha explicado que durante este fin de semana, mientras tenían lugar las visitas habituales a los internos ingresados en uno de los centro penitenciarios de Ocaña, agentes de la Guardia Civil observaron por las cámaras de seguridad como funcionarios de prisiones y algunos de los familiares de estos internos, corrían entre una de las salas y la puerta principal de dicho centro.

Una vez comunicada esta incidencia, uno de estos guardias civiles, acompañado por otro, se acercaron rápidamente al lugar y se encontraron con una mujer que salía con una bebé en brazos, de poco más de un año de edad, que no respondía a ningún estímulo.

El agente comprobó que la pequeña no respiraba y se encontraba sin pulso, por lo que inmediatamente la colocó en suelo, verificó que las vías respiratorias estaban libres y procedió a realizarla un masaje cardiopulmonar. Tras varias compresiones e insuflaciones respiratorias, la niña comenzó a responder a los estímulos y a respirar con relativa normalidad.

Minutos después la menor fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Virgen de la Salud de Toledo junto con su madre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios