HABRÍA AYUDADO A INTRODUCIR 200 KILOS DE COCA

Fran, el guardia civil que salía en 'Control de Fronteras', imputado por tráfico de drogas

Era una de las caras de 'Control de Fronteras', un programa que emite Discovery Max y en el que se muestran los controles de drogas y personas que hay en distintos puntos del país

Foto: El guardia civil, durante una de las emisiones de Control de Fronteras (Foto: Discovery Max)
El guardia civil, durante una de las emisiones de Control de Fronteras (Foto: Discovery Max)

Fran llevaba un ritmo de vida a todo trapo: comía en los restaurantes más caros de Madrid, compraba en las tiendas exclusivas de la Milla de Oro, asistía a los eventos VIP de los casinos reservados a sus mejores clientes… demasiado lujo para un guardia civil cuyo sueldo no alcanza, ni de lejos, los 2.000 euros al mes.

Pero Fran, además, era famoso en el cuerpo. Era uno de los agentes que aparecía en 'Control de Fronteras', un programa de Discovery Max en el que las cámaras son testigo del trabajo de los agentes de las distintas aduanas de España para controlar la entrada ilegal tanto de personas como de mercancías sin declarar… o para localizar droga.

Ahí entra en juego Fran, y lo hace de dos maneras: mientras en televisión es un afanado agente de la Guardia Civil que lucha por localizar envíos de sustancias ilegales a nuestro país, en su vida oculta era miembro de una banda colombiana dedicada al narcotráfico. Ahora, ha sido detenido y entrará en prisión por tráfico de drogas.

El hombre clave

Tal y como explica El Mundo, todo comenzó hace unos años cuando Fran conoce a una mujer colombiana, que también ha sido detenida, con la que comienza una relación tras separarse de su esposa. Esta mujer le presenta a sus amigos, entre ellos algunas personas que se dedican al narcotráfico: cuando descubren que Fran es agente de aduanas, le hacen una oferta irrechazable para que entre en la banda.

Se cree que fue clave para introducir más de 200 kilos de cocaína de gran pureza en nuestro país

El modus operandi era sencillo: la banda enviaba maletas a Madrid a nombre de pasajeros que no llegaban a subirse al avión. Cuando esa maleta no era recogida por nadie, Fran se hacía cargo de ella aprovechando su puesto de jefe de turno en el servicio fiscal del aeropuerto de Barajas y la guardaba antes de que sus compañeros la registrasen. Después, se la entregaba a otro pasajero que llegara a la capital de España y acompañaba a ambos por la frontera para que ningún otro agente les abordara.

Se cree que de esa manera fue capaz de introducir más de 200 kilos de cocaína de gran pureza en nuestro país, logrando pingües beneficios que se traducían en un altísimo nivel de vida. Su hijo estudiaba en un colegio que vale más de la mitad de su sueldo e, incluso, llegó a montar un negocio de hostelería con el padre de su novia llamado ‘La Churrasquita’ en una de las zonas donde se concentran más restaurantes de lujo de la capital.

Pero cuando la DEA alertó de su implicación en la trama, todo se vino abajo. La agencia antidroga de Estados Unidos lanzó una alerta según la cual un agente de aduanas de Barajas estaba implicado en la trama y acompañaban el mensaje de un fotograma de Fran tomado de su participación en ‘Control de fronteras’.

Ahora, la Guardia Civil le ha detenido por tráfico de drogas, pero también le acusarán de obstrucción a la justicia ya que aprovechaba todos sus conocimientos profesionales para eludir que sus compañeros pudieran detectar el envío de estupefacientes. Incluso en su casa, en un modesto barrio de Madrid, encontraron un inhibidor de frecuencias para cuando mantenía reuniones importantes. Fran no supo parar a tiempo y ahora cambiará su papel como agente de aduanas por el de preso en una cárcel española.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios