ENTREVISTA EN LA CADENA SER

La denuncia de Podemos por la Operación Chamartín irrita al PSOE y enturbia el clima

"Nos encontramos con esto. Como para confiar", subraya el ministro Ábalos tras el escrito ante la Fiscalía de los morados, que considera "indignante" porque él solo dio el visto bueno político

Foto: Pedro Sánchez y José Luis Ábalos, el pasado 25 de junio en la inauguración de la línea de AVE Madrid-Granada. (EFE)
Pedro Sánchez y José Luis Ábalos, el pasado 25 de junio en la inauguración de la línea de AVE Madrid-Granada. (EFE)

Buena parte de las dificultades de interlocución del PSOE y Podemos radican en la falta de confianza. Y es enorme. Los socialistas ven a los de Pablo Iglesias con poco "ánimo", poca "voluntad" si quiera de fiarse de Pedro Sánchez, porque a su juicio dan constantes muestras de ello. Y para Ferraz y el Gobierno no ayudan a destensar las relaciones que se crucen capítulos como la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción que han interpuesto Podemos e IU contra 28 políticos y empresarios, entre ellos ocho titulares de Fomento —dos de ellos, Josep Borrell y José Luis Ábalos, ministros del actual Ejecutivo en funciones—, por la presunta comisión de varios delitos en la Operación Chamartín.

Ese escrito es "indignante", estalló este jueves el actual responsable de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en una entrevista en la Cadena SER. Una denuncia que, añadió, no contribuye a generar precisamente "confianza" entre quienes están llamados a entenderse, PSOE y Podemos. Mal arranque, desde luego, ahora que los socialistas comienzan a moverse, una semana después de la investidura fallida, para aumentar la presión hacia los morados por la vía de las reuniones con colectivos sociales, sindicatos y asociaciones progresistas. Esa primera ronda de encuentros empieza este mismo jueves.

La denuncia de Podemos e IU acusa a los 28 políticos y empresarios de presuntos delitos de prevaricación administrativa, cohecho y malversación de caudales públicos en la gestación de la Operación Chamartín, que según ambas formaciones habrían causado un quebranto a las arcas públicas de 2.780 millones de euros. El escrito se dirige contra los ministros que han pasado por Fomento en estos 26 años en los que ha tardado en ver la luz el mayor planeamiento urbanístico de España en las próximas décadas. Por eso implica tanto al primero, Josep Borrell (1991-1996), como al actual titular de la cartera, el propio José Luis Ábalos. El plan, rebautizado como Madrid Nuevo Norte, fue aprobado el pasado lunes de manera definitiva por el pleno del Ayuntamiento de Madrid. La operación fue rediseñada por la anterior regidora, Manuela Carmena, a quien Podemos e IU no denuncian, aunque quien la ha llevado al desbloqueo final ha sido el actual alcalde, el popular José Luis Martínez-Almeida.

El escrito de Podemos e IU se dirige contra 28 políticos y empresarios, a los que acusa de varios delitos, con un posible quebranto de 2.780 millones


Ábalos acoge la denuncia con "mucha tranquilidad", porque es el "último en llegar", que no ha hecho "nada especial" y nada "que no estuviera hecho". Pero también la recibe con "mucha indignación". Lo cree un "ejercicio de hipocresía tremendo" y significa, para los morados, "no asumir el contexto en el que se produce. "Fíjese, hablamos de confianza antes y fíjese lo que nos encontramos. Como para confiar", le dijo el ministro al conductor del programa, Aimar Bretos, a quien ya había advertido de que lo hacía difícil volver a retomar las negociaciones con Podemos en el punto en el que se dejaron —el Gobierno de coalición—, entre otras muchas razones, era la falta de confianza.

"Denuncia de Podemos contra Podemos"

El ministro se enteró de la denuncia por la prensa. E insistió en que no ha tenido ninguna responsabilidad en la Operación Chamartín, porque no ha participado en "ningún órgano" en el que se haya resuelto el expediente ni ha "firmado". Ábalos contó que, cuando llegó a su departamento, en junio de 2018, se encontró con un proyecto que había sido reformulado por Carmena, que pertenecía a un grupo, Ahora Madrid, impulsado por Podemos. Plan con el que estaba de acuerdo el anterior titular de la cartera, el popular Íñigo de la Serna. La entonces regidora acudió a su despacho para pedirle respaldo. "Y yo con buena fe apoyé políticamente, porque mi intervención ha sido solo de declaraciones políticas en favor de un proyecto que defendía la alcaldesa", y que entendía que no apostaba por la especulación urbanística, explicó.

Ábalos dice que Fomento no tuvo nada que ver en el plan, y que lo apoyó "de buena fe" porque confió en Carmena. Ahora cree que se quiere dañar al PSOE

"Que yo tenga que verme envuelto en esto y que la denuncia omita a quienes reformulan el proyecto [el equipo de Carmena] y a quienes incluso lo aprueban [la corporación municipal actual], lo interpreto como una denuncia de Podemos contra la gestión de Podemos", rubricó, recordando que el concejal de Urbanismo anterior, José Manuel Calvo, pertenecía precisamente a la formación morada. Y era una gestión apoyada por los de Iglesias. "¿Qué es, una venganza entre ellos, un ajuste de cuentas, y nos tienen que implicar a otros que no tenemos nada que ver? ¿Es un acto de propaganda?".

Ábalos se refirió al tuit de Pablo Echenique, entonces secretario de Organización de Podemos y ahora responsable de Acción de Gobierno. En él señalaba que veía "muy necesario" que se investigue la Operación Chamartín. "¿Por qué no actuó?", se pregunta ahora el ministro. El titular de Fomento recurrió a la Abogacía del Estado y a los servicios del ministerio, por si había algo irregular en el expediente, y la respuesta fue que estaba todo "bien". A la pregunta de si en estos 26 años de bloqueo puede haberse beneficiado la empresa concesionaria, Distrito Castellana Norte (propiedad del BBVA en un 75% y de la constructora San José al 25%, aunque ahora el banco quiere vender su participación), Ábalos respondió que es un debate que deberá hacerse en todo caso a Carmena y a su equipo, que han defendido el proyecto y que el pasado lunes apoyaron en el pleno.

Fomento entra en el plan, explicó, solo a través de Adif, por las vías de tren de la estación de Chamartín. Y no se plantea "ninguna operación especulativa", porque lo que gana por la venta de los terrenos se reinvertirá "todo" en el propio proyecto donde se inserta la nueva estación y un centro intermodal de conexiones.

Así que Ábalos se siente "dolido" porque le parece "indignante" la denuncia. Porque "todo se utiliza para manchar la reputación y para implicar al PSOE". "¿Cuánto tiempo hace que el PSOE no gobierna en Madrid? ¿A qué viene esto? ¿Pero cómo se puede entender que esto que ha sido defendido por Carmena, a la que apoyé por buena fe, porque confío y confiaba en ella, cómo puedo tener un depósito de buena fe y responderme con esta mala fe?", se preguntó, irritado. El ministro ya respondió por Twitter a Echenique. Con dos ideas: la gestión era del equipo municipal de Carmena y el mayor responsable orgánico de Podemos era, en ese momento, el propio Echenique.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios