No solo es Navarra: los otros gobiernos en los que el PSOE depende de EH Bildu
  1. España
Viana, Andosilla, Laguardia y Samaniego

No solo es Navarra: los otros gobiernos en los que el PSOE depende de EH Bildu

En una carta enviada a sus militantes, EH Bildu asegura que en el PSN "tienen claro que somos sus interlocutores prioritarios y tienen el compromiso de mantener relaciones continuadas con nosotras"

placeholder Foto: La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite. (EFE)
La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite. (EFE)

El PSOE no solo necesita el apoyo de EH Bildu para gobernar Navarra. Tras las elecciones del 26 de mayo, los socialistas y la izquierda 'abertzale' también se han aliado en al menos cuatro municipios de la comunidad foral y el País Vasco para hacerse con la vara de mando: Viana, Andosilla, Laguardia y Samaniego. Aunque desde el PSOE se han negado a entregar la llave de los principales consistorios de ambos territorios a EH Bildu, algunos de sus candidatos han contado con los votos de los independentistas para convertirse en alcaldes, pactos que en todo momento se han justificado como inevitables para frenar a la derecha. Con las investiduras ya cerradas, la duda pasa ahora por ver las exigencias que impone la izquierda 'abertzale' a los socialistas.

En el caso de Navarra, la relación del PSN con EH Bildu empezó con mal pie. En Pamplona y Estella, donde la izquierda 'abertzale' se erigió como segunda fuerza más votada, los socialistas se negaron a apoyar a sus candidatos, lo que dejó sus alcaldías en manos de Navarra Suma, la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos. Pero mientras las críticas de EH Bildu contra el PSN acaparaban titulares, ambos partidos se aliaban entonces en otros dos municipios de menor peso: Viana y Andosilla.

Foto: El histórico dirigente de ETA 'Baldo' es homenajeado en las calles de Hernani, este 27 de julio. (EFE)

En Viana, una localidad de más de 4.000 habitantes cercana a Estella, las elecciones del 26-M dejaron a cinco partidos con representación en el ayuntamiento: Navarra Suma (cinco concejales), PSN (tres), Cambiamos Viana (uno), Geroa Bai (uno) y EH Bildu (uno). Con el apoyo de las tres fuerzas menos votadas, la socialista Yolanda González García se convirtió en alcaldesa el pasado junio. Situación similar se vivió en Andosilla, de 2.700 habitantes y situada en la Ribera del Alto Ebro, donde los comicios dejaron tanto al PSN como a Navarra Suma con cinco concejales. El undécimo edil, José Ramón Gurrea, de EH Bildu, rompió el empate para que el socialista Javier Sanz se hiciera con la vara de mando.

En el caso del País Vasco, el PNV se ha convertido una vez más en el principal aliado del PSE. Pero en Samaniego, una pequeña localidad alavesa con 290 habitantes, llegó la sorpresa: el único edil socialista se desmarcó del acuerdo de gobernabilidad alcanzado entre su partido y los nacionalistas dando su voto a EH Bildu, convirtiéndose así su candidata, Pili Garmendia, en alcaldesa. Tras conocerse el voto del concejal rebelde, la secretaria general del PSE de Álava, Cristina González, anunció que la formación exigiría su acta. En Laguardia, sin embargo, el PSE no ve problema en formar un Gobierno de coalición con el PNV y Bildu, dejando la alcaldía de la localidad alavesa en manos de los 'jeltzales' y asumiendo tres carteras pese a solo contar con una concejala y sin participar en las juntas de gobierno.

EH Bildu como "interlocutor prioritario"

Más allá de los acercamientos a nivel municipal, la alianza más destacable entre EH Bildu y el PSOE se produce en Navarra, donde la izquierda 'abertzale' aboga por la abstención para facilitar la investidura de la socialista María Chivite como presidenta de la comunidad. Así lo defiende en un escrito enviado este sábado a sus militantes, en el que argumenta que en el PSN "tienen claro que somos sus interlocutores prioritarios y tienen el compromiso de mantener relaciones continuadas con nosotras".

Foto: Pedro Sánchez, acompañado de María Chivite. (EFE) Opinión

En la carta, a la que ha tenido acceso El Confidencial, EH Bildu reclama a sus militantes que apoyen la abstención en la consulta que se va a celebrar próximamente porque ya han cerrado "varias garantías" para ello, decisión que basan en "la información referente a las relaciones mantenidas estos últimos días" con las otras tres formaciones que despejarían la llegada de Chivite al Palacio de Navarra: Geroa Bai (la marca liderada por el PNV en Navarra), Podemos e Izquierda-Ezkerra. De forma paralela, en la consulta realizada este domingo por el PSN, un 89% de sus afiliados respaldó el acuerdo alcanzado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra para la formación del Gobierno de Navarra, un pacto que deberá contar necesariamente con el apoyo implícito de Bildu vía abstención.

Aunque el PSN ha asegurado en todo momento que no iba a hablar con la izquierda 'abertzale' para cerrar un acuerdo, promesa que mantienen tras darse a conocer la mencionada carta, EH Bildu sostiene en el escrito que ya han logrado cerrarse "varias garantías", entre las que destaca la siguiente: "Que la fórmula sea la de un Gobierno de coalición a tres y no monocolor del PSN; acotar el margen de actuación que el PSN planteaba a la hora de alcanzar mayorías y consensos con otras fuerzas". En la misma línea, el partido apunta a que "en aras de la gobernabilidad, son conscientes de que tendrán que contar con EH Bildu para conseguir la necesaria mayoría", por lo que la abstención, pese a ser una "decisión compleja", resulta clave para "el propio proyecto político de EH Bildu" y "el proceso soberanista".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Izquierda abertzale Navarra PSOE María Chivite Bildu
El redactor recomienda