ENTREVISTA EN LA CADENA SER

Calvo estalla contra Podemos y da por roto el diálogo: "Nos han pedido el Gobierno entero"

La vicepresidenta, rotunda, denuncia que los morados querían tener un "Gobierno en paralelo", "un Gobierno para ellos" que el PSOE no podía ni quería darles porque era faltar el respeto a su mayoría

Foto: Carmen Calvo, el pasado 23 de julio en el Congreso. (EFE)
Carmen Calvo, el pasado 23 de julio en el Congreso. (EFE)

Ya no hay nada que hacer. Las relaciones entre el PSOE y Unidas Podemos, a muy pocas horas ya de la decisiva (y condenada al fracaso) votación de investidura de Pedro Sánchez, están completamente rotas y sin posibilidades de acercamiento. Los morados insisten en sus planteamientos y los socialistas no van a ceder más. Carmen Calvo, la jefa del equipo negociador del PSOE, estallaba este jueves contra sus pretendidos socios preferentes: "Nos han pedido literalmente el Gobierno", han pedido "el Gobierno entero".

La frase era suficientemente elocuente. La dijo la vicepresidenta en la Cadena SER. Y, a diferencia de lo que ocurre con ella en otras ocasiones, fue tremendamente clara en sus planteamientos. Cruda. Su argumentación era que el Ejecutivo se movió todo lo que pudo, pero al final no podía ceder más terreno, porque era entregar el Ejecutivo y el programa a una fuerza, Unidas Podemos, con la que no suma mayoría absoluta. Haber aceptado las exigencias de Pablo Iglesias era tanto, siguió, como faltar el "respeto" a la mayoría que las urnas del 28 de abril dieron al PSOE.

Calvo subrayó que en todo momento a los morados les faltó "principio de realidad", porque en todo momento pretendió negociar sobre unas bases que no se correspondían con sus resultados (42 diputados frente a los 123 del PSOE). Pretendían, dijo, "una especie de doble Gobierno, atravesando todas las áreas de Gobierno". El documento que entregaron a los socialistas el sábado, que ayer hizo público Ferraz, y que "fue de partida y de llegada", porque "no se han movido", buscaba "trufar todo el Consejo de Ministros" con los suyos, salvo en los ministerios de Estado (Defensa, Exteriores, Justicia e Interior). UP quería un "Gobieno en paralelo" y esa petición "no era realista". La última propuesta del PSOE era ocupar una vicepresidencia social para Irene Montero y tres ministerios: Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo, e Igualdad.

Para Calvo, UP quería el control de "todos los ingresos y más de la mitad del gasto" y con ese esquema al PSOE "apenas le quedaría nada"


Nos han pedido literalmente el Gobierno!", exclamó indignada de manera gráfica. Calvo se remitía al texto con las "exigencias" de Podemos —demandaba una vicepresidencia social para Irene Montero y cinco ministerios (Derechos Sociales, Justicia Fiscal, Transición Energética, Trabajo y Ciencia) y amplias competencias—, que eran inasumibles para Sánchez, porque "¿qué le queda al PSOE para sacar adelante su programa?". "Si alguien lee el documento, la pregunta es qué haríamos los socialistas en un Gobierno de esa naturaleza, apenas le quedaría nada", subrayó, ya que UP perseguía el control de "todos los ingresos y más de la mitad del gasto", y dirigir "políticas mollares en un Gobierno de izquierdas" para un partido como el PSOE, que también ha enarbolado esa bandera históricamente y que no tolera que le den lecciones de izquierdismo.

Los escollos de la negociación exprés

Calvo relató además las dificultades que, a su juicio, se ha encontrado su partido durante las negociaciones. Desde el principio. Así, cuando el sábado quedó con su interlocutor morado, Pablo Echenique, para sentarse a hablar, tardaron "hora y media" en empezar, porque ponía como línea roja, tal y como informó este diario, que Irene Montero fuera vicepresidenta. La número dos del Ejecutivo le convenció para que arrancaran el diálogo "sin apriorismos". Solo fue el primer escollo, dijo, pero hubo más, como que no les "interesó el programa" que durante estos días han aflorado los "problemas internos" en UP —los comunes seguían pidiendo el derecho de autodeterminación— o que "siempre" eran los socialistas los que llamaban, mientras que UP tardaba a veces "horas" en descolgar. "Estas cosas hay que contarlas para que todo el mundo entienda", subrayaba, irritada.

A los morados, dice Calvo, nunca les "interesó" el programa y solo el reparto de poder, y pidieron "ministerios nucleares" que Sánchez no podía dar

Ayer miércoles, a las 19:00, cuando Calvo dejaba a los morados la última propuesta sobre la mesa, Echenique, contó, "volvió a insistir en que era sensata y razonable" su posición, el documento de partida. El que habían entregado el sábado. El desencuentro desembocó en una llamada entre el presidente en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien volvió a exigirle "ministerios nucleares", algo que el PSOE no podía aceptar y se plantó. A partir de ahí todo saltó por los aires.

"¿Es que no lo saben?"

Podemos lamentó que se le ofrecieran "cajas de herramientas vacías", ministerios sin competencias. Calvo estalló. Hasta les acusó de desconocimiento, por no saber que Igualdad es ya un ministerio, y no una Secretaría de Estado, del que ella misma es titular. "¿Es que no lo saben en un año? ¿Es que no lo saben? ¿Caja de herramientas vacía toda la política de vivienda, toda la política científica, toda la política de agricultura con el reto demográfico, toda la política de sanidad, sanidad, consumo y bienestar social, toda la política de cooperación exterior, y así unas cuantas posiciones más movidas por parte de nosotros?".

La vicepresidenta sostiene que UP "no quería negociar", frente a un PSOE que sí se ha "movido" en sus posiciones, pero todo ha sido "difícil"

La sensación que queda al PSOE, además de la "tristeza", es que UP "no quería negociar", ni "reflexionar sobre sus resultados", porque su obsesión era "entrar en un Gobierno sin el mínimo respeto a la posición de los socialistas". Todo, pues, "ha sido muy difícil", se desahogaba Calvo en los micrófonos de 'Hoy por hoy', ante el periodista Aimar Bretos. A juicio de Calvo, lo que acompañó el diálogo como telón de fondo era la ambición personal de Iglesias. "O su líder estaba en el Gobierno para llevar la dirección política o era difícil que llegaran a un acuerdo". La vicepresidenta defendió que el PSOE se ha movido "todo el tiempo"—"Lo peleamos con seriedad"—, hasta ayer miércoles a las 19:00, cuando Echenique reivindicó de nuevo el texto inicial, que suponía pedir "un Gobierno entero para quien no ha ganado" las elecciones. "El PSOE no puede entregar su programa" para que lo gestione en gran parte su socio minoritario, se quejó.

Calvo estalla contra Podemos y da por roto el diálogo: "Nos han pedido el Gobierno entero"

Unidas Podemos denunció ayer que el PSOE le negó Trabajo porque era "incómodo" para la patronal. Calvo subrayó que ella y sus compañeras de negociación, Adriana Lastra y María Jesús Montero, han tenido la "gallardía" de no revelar detalles de las conversaciones y de haber estado "calladas" hasta la ruptura. "Ni yo ni ninguna de mis compañeras mencionamos a la CEOE".

A partir de las 14:25 el Congreso acogerá la segunda votación de investidura de Sánchez. Y, salvo giro imprevisto de ultimísima hora, el resultado es conocido: no saldrá adelante. España se adentrará en la incertidumbre durante dos meses y, muy probablemente, vaya a nuevas elecciones el 10 de noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios