NEGOCIACIONES PARA LA INVESTIDURA

Iglesias tacha la oferta de Sánchez de "paso atrás" e insiste en una negociación integral

Para Iglesias, es necesario que el país tenga ya un Gobierno, pero ha afirmado que nadie da sus apoyos gratis, en referencia a que Sánchez buscaría una investidura fallida en julio

Foto: Pablo Iglesias, durante la entrevista en Telecinco.
Pablo Iglesias, durante la entrevista en Telecinco.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha tachado la primera oferta programática del PSOE hecha pública este lunes para negociar la investidura como "un paso atrás", al tratarse de una síntesis de su programa electoral y eliminar cuestiones básicas para esta formación como la derogación de la reforma laboral, la intervención del precio de los alquileres en las zonas tensionadas o la rebaja del precio de la factura energética. Durante una entrevista en 'Informativos Telecinco' con Pedro Piqueras, el secretario general de la formación morada ha avanzado que en su encuentro de este martes con Pedro Sánchez volverá a insistir en realizar una negociación integral, tanto de gobierno como programática.

Para Iglesias, es necesario que el país tenga ya un gobierno, pero ha afirmado que nadie da sus apoyos gratis, en referencia a que Sánchez buscaría una investidura fallida en julio para incrementar las presiones sobre el resto de grupos para sacarla adelante en un segundo intento en septiembre sin apenas realizar concesiones. En esta línea, ha emplazado a los socialistas a comenzar a ceder, después de destacar que Unidas Podemos lo habría hecho ya en cuestiones programáticas, pero también prometiendo lealtad en temas de Estado e incluso plegándose a la línea que establezca el Gobierno en relación con Cataluña. "Tenemos posiciones diferentes, pero sabemos el resultado que hemos tenido y si estuviéramos en un Gobierno no haríamos de nuestra posición una línea roja. Estamos dispuestos a dar garantías, pero mi sensación es que se le acaban las excusas". Iglesias conminó también a Sánchez a "hacer los deberes para lograr acuerdos", dando un peso proporcional a su formación en un Ejecutivo conjunto, y sacar así adelante un "Gobierno estable con políticas que protejan a la gente".

Otra de las últimas cesiones de Iglesias para facilitar un cogobierno ha sido que su confluencia catalana, En Comú Podem, renuncie explícitamente y por escrito a la demanda de un referéndum, dado que este sería uno de los principales temores expresados por el PSOE para justificar su negativa a negociar un Gobierno de coalición. Tras defender una consulta pactada en su programa electoral, siendo esta una de sus principales señas de identidad, los 'comuns' han reelaborado sus 25 prioridades, para facilitar la formación de un Gobierno de coalición progresista, en las que han aparcado la propuesta del referéndum. En su lugar se pide "blindar las competencias" previstas en el Estatut, "avanzar en el reconocimiento del carácter plurilingüe del Estado" y concretar "una agenda de diálogo y desjudicialización del conflicto". "Nosotros no hemos parado de ceder", ha concluido.

Preguntado por si pediría indultos a los presos del 'procés' tras una hipotética sentencia condenatoria, Iglesias ha adelantado que acataría la decisión judicial y que en caso de que se solicitase por los sentenciados, habría que discutirla. Con todo, amagó también con esta cuestión plegarse a las decisiones que tomase el Gobierno. En esta línea ya propuso en un encuentro con Sánchez pactar los desacuerdos. Incluso en cuestiones relativas como la aplicación del artículo 155, en función de las motivaciones de esta posible decisión al tratarse de una medida tan excepcional, pero señalando que "nosotros siempre estuvimos en contra" de ello.

Pablo Iglesias, durante la entrevista en Telecinco.
Pablo Iglesias, durante la entrevista en Telecinco.

El secretario general de Podemos ha intentado dar la vuelta a los argumentos del PSOE, que acusan a Iglesias de estar interesado solamente en ser ministro, para acusar a los socialistas de "estar preocupados en tener todos los sillones". Las posiciones a 15 días de la investidura fijada para los días 22 y 23 de julio están encalladas y cada vez asoma más la opción de una segunda intentona en septiembre. El fantasma de la repetición electoral sigue presente, y respecto a la posibilidad de que Íñigo Errejón se presentase de darse esta eventualidad, Iglesias se ha limitado a opinar que "al votante de izquierdas no le gustan las escisiones, pero todas las opciones políticas pueden presentarse".

El líder de Unidas Podemos ha evitado responder a si Pedro Sánchez ofreció dos ministerios a Unidas Podemos en su primera reunión en Moncloa tras las elecciones, el pasado 7 de mayo, como han publicado varios medios y que el Gobierno se ha apresurado a desmentir. "No puede hablar de nuestras conversaciones porque sería una falta de respeto". No lo ha negado, de este modo, y ha señalado que "el optimismo con el que salimos de aquella reunión fue evidente".

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llegan así a su reunión de este martes en el Congreso para abordar la formación de Gobierno con posiciones distanciadas, en medio de declaraciones cruzadas a través de los medios y amenazas poco veladas, como la repetición electoral. La rebaja en la primera oferta programática del PSOE hecha pública 24 horas antes del encuentro, eliminando demandas cruciales para Unidas Podemos como la derogación de la reforma laboral, la intervención del precio de los alquileres en las zonas tensionadas o la rebaja del precio de la factura energética, tampoco ha ayudado a reconducir la situación. Más bien al contrario, alimentando la desconfianza en las filas moradas de que Sánchez busca una "investidura fallida" como estrategia de presión para conseguir un apoyo sin apenas concesiones en septiembre, ya sea de Unidas Podemos o de Ciudadanos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios