LLEVA CUATRO AÑOS ASISTIENDO AL MISMO CENTRO

Obligan a un niño canario con autismo a dejar su colegio ordinario

Quieren trasladarlo inmediatamente a un centro enclave para niños con necesidades educativas especiales, pese a los informes que maneja la familia

Foto: Inicio del curso escolar 2018-2019
Inicio del curso escolar 2018-2019

Pablo lleva cuatro años asistiendo al Colegio de Educación Infantil y Primaria Iberia en Las Palmas de Gran Canaria. Este año cursa primero de Primaria, pero la idea de la Consejería de Educación del gobierno canario es que sea el último que Pablo, que sufre autismo, comparta con los que todavía son sus compañeros. De hecho, quieren que cambie de colegio antes de terminar este curso.

La familia de Pablo recibía esta semana la resolución de la Dirección Territorial de Educación de Las Palmas, a la que ha tenido acceso Canarias 7: “Resuelvo escolarizar al alumno en el aula enclave del colegio Fernando León y Castillo a partir del curso 2018-19”. Eso significaría que el niño debería abandonar inmediatamente su actual colegio en Las Palmas para ser escolarizado en un nuevo centro ubicado en Telde, a unos 20 kilómetros del actual.

Su madre, Mónica Grimón, va a agotar todas las posibilidades que estén en su mano para impedirlo: “Hemos puesto mucho empeño, amor y esfuerzo y nunca hemos sido un problema, sino parte de la solución; sólo defendemos que, como dice la ley, la administración ponga todos sus medios para que Pablo pueda seguir en el colegio e integrado en el sistema educativo ordinario, y no lo ha hecho”.

Informes favorables

Se refiere a un informe psicopedagógico de 2015 en el que se ofrecían diversas adaptaciones “metodológicas, organizativas y curriculares” para que Pablo pudiera estar escolarizado con éxito en el CEIP Iberia. Sin embargo, su madre cree que no se ha llevado a cabo ninguna de ellas porque el colegio tenía tomada de antemano la decisión de trasladarlo.

Grimón explica que a comienzos de este año se produjo una revisión de la situación del niño. En ese momento, el equipo de orientación educativa y psicopedagógica especializado en trastornos del desarrollo y del espectro autista abogó por que Pablo continuara en el mismo centro escolar contando con un apoyo. Sin embargo, la orientadora escolar se decantó por un aula enclave: “Eso hizo que viniera un tercer equipo de Tenerife que recomendó lo que quería el centro”.

La madre de Pablo señala que se han puesto “trabas para impedir su integración” y lo explica poniendo el ejemplo de una especialista que trabajaba a coste cero para el colegio en los cursos anteriores gracias a una asociación. Ayudaba a Pablo en su día a día, pero este año no le han permitido desarrollar su trabajo. El recurso, de 17 folios, ya está sobre la mesa de la Consejería de Educación y la familia de Pablo avisa que no se quedarán ahí e irán “hasta los tribunales” para defender a su hijo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios