DIAGNOSTICARON A SU HERMANO CON 18 MESES

El autismo, explicado por una niña de 9 años: “¡Qué bien que seas mi hermano!”

Laura Teresa se ha convertido en una celebridad en Youtube gracias a un vídeo en el que explica el trastorno del espectro autista que padece su hermano Álvaro

Foto: Laura Teresa y Álvaro, dos ejemplos para todos los que conviven a diario con el autismo (Foto: YouTube)
Laura Teresa y Álvaro, dos ejemplos para todos los que conviven a diario con el autismo (Foto: YouTube)

“En España, uno de cada 100 niños tiene trastorno del espectro autista”. No lo decimos nosotros, lo dice Laura Teresa, una niña de 9 años que se ha vuelto viral en Youtube gracias a un vídeo en el que explica en primera persona en qué consiste este trastorno y cómo afecta a su hermano pequeño Álvaro y al resto de la familia.

Aprovechando el Día Mundial del autismo, Laura Teresa ha contado cómo descubrieron que Álvaro lo padecía: “Mi hermano era un niño típico y activo. Creció sano y feliz. Hasta que de repente, con 18 meses de su vida, todo cambió: dejó de responder a su nombre, perdió el contacto visual y dejó de imitarme y jugar conmigo”. Muchas consultas después, Álvaro recibió un diagnóstico: trastorno del espectro autista.

Laura y Álvaro acuden al mismo colegio, pero mientras ella va a clase con el resto de niños de su edad, su hermano asiste al aula TEA. Se trata de un espacio que está especializado en atender a niños con este trastorno ya que cuenta con un psicólogo, un logopeda y un terapeuta ocupacional.

Aceptar la diferencia

La niña explica en el vídeo cómo es su día a día: “Hay muchas cosas que yo puedo hacer y Álvaro no: por ejemplo, hablar. Pero sé que hay una forma de comunicarse: gestos, pictogramas o, incluso, su silencio”. Y es consciente de que su hermano tiene unas necesidades distintas a las suyas y que debe tener mucha paciencia cuando sufre una crisis.

El trastorno de Álvaro afecta directamente a su hermana: “Me doy cuenta de que me duele mucho cuando las personas que no conocen a mi hermano lo miran raro. Por eso, siempre voy a defenderlo, porque lo quiero mucho. Él me hace reír, a veces me enfada, pero me enseña algo más acerca de la vida. Gracias a mi hermano, aprendí a aceptar la diferencia, aprendí a cómo ponerse en el lugar del otro, aprendí que la vida vale la pena a pesar de las dificultades”.

Pero no es sólo Álvaro quien está aprendiendo diariamente en el aula TEA, toda la familia lo hace en cada faceta de la vida. Laura tiene claro que “estamos para ayudarnos el uno al otro”. Por eso, pide “aceptación, inclusión y comprensión. Eso es lo que se merece”. Así, no es de extrañar el nombre que han decidido poner al vídeo que ha grabado Laura Teresa: "¡Qué suerte que seas mi hermano!: El autismo cambió su vida”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios