en el tribunal supremo

Jornada 24 del juicio del 'procés' | Los escraches a la Guardia Civil

Sufrieron hostigamiento", "temor" y "tensión" en una multitud de escraches a los cuarteles y hoteles donde se alojaban los agentes antes y después del 1-O

Foto: Agentes de la Guardia Civil en un centro de votación días antes del 1-O. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil en un centro de votación días antes del 1-O. (EFE)

Varios guardias civiles declararon el 28 de marzo ante el tribunal que juzga el 'procés' que sufrieron "hostigamiento", "temor" y "tensión" en una multitud de escraches a los cuarteles y hoteles donde se alojaban los agentes antes y después del 1-O, si bien precisado que no hubo riesgo de asalto, ni detenidos ni agresiones.

La Sala escuchó 10 testimonios de guardias civiles que fueron testigos de algunos de los 117 escraches que el Cuerpo ha contabilizado contra sus agentes destinados en las cuatro provincias de Cataluña durante dos meses, desde primeros de septiembre hasta la primera semana de noviembre. Todas ellas acciones marcadas por el clima de "hostigamiento" y "tensión" que generaban aquellos grupos, que en algunos casos, han dicho, fueron de 2.000 personas situadas en primera línea de los cuarteles.

Las caceroladas, pegada de carteles, pintadas e insultos protagonizaron aquellos episodios que demostraron, según los agentes, que "se había perdido la vergüenza" a su autoridad con una actitud de "yo hago esto porque quiero". Algunos guardias dejaron claro que se trataban de acciones "organizadas, estructuradas y orquestadas", puesto que algunos de esos carteles los habían distribuido los partidos y asociaciones, como ocurrió en el escrache al acuartelamiento de Valls (Tarragona).

En cambio, otros guardias les han dado un carácter más espontáneo, fruto de llamamientos ciudadanos en las redes sociales, hasta el punto de que más que protestas eran "performances". Como así lo ha definido el jefe del acuartelamiento de Manresa (Barcelona), que el 20-S sufrió un escrache de unas 2.000 personas que simularon que votaban con urnas de cartón y que izaron una estelada del mástil del cuartel, después de que un guardia retirase la bandera española para evitar problemas. "Fue bastante impactante", dijo el agente que ha añadido que "cuando se cansaron, tal como la izaron, la arriaron y se fueron". Y aquí, como en la mayoría de lo escraches, los guardias civiles se dedicaban a aguantar en el interior hasta que la protesta se fuera desinflando, si bien en Manresa trataron de crear un perímetro de seguridad, pero los Mossos no atendieron esta petición.



Lo que no hubo fueron detenciones, agresiones ni riesgo de asalto, como así han reconocido los agentes a preguntas de las defensas, menos incisivas y más ausentes en la jornada de este jueves. Más allá de describir cómo fueron esos escraches, los fiscales hicieron hincapié en saber cómo afectaron esas protestas a los familiares que residen en los acuartelamientos, que acabaron teniendo "cierta aprehensión" por ver lo que "se iban a encontrar" cuando llegasen al cuartel y que llevó a que cambiasen el dormitorio de los niños a la parte interior de las instalaciones.

De hecho, el episodio más preocupante ocurrió en el cuartel de Igualada (Barcelona) el 28 de septiembre cuando cayó un artefacto incendiario, que era "un bulto de ropa y trapos que estaba envuelto en algo impregnable", probablemente gasolina, que lanzó una persona que iba "embozada" y con pasamontañas. Preguntado por si ellos y sus familiares sintieron temor en algún momento, un agente ha reconocido: "Claro, puede ser una escalada, un día te tiran un paquete incendiario y otro vete a saber".

Mientras que este agente señaló no recordar si las autoridades políticas se preocuparon por ellos tras los escraches, otro de los guardias ha lamentado que en lugar de eso hubiese autoridades locales que criticasen el envío de refuerzos a Cataluña. Estos episodios se dieron también frente a dos hoteles de La Seo de Urgell (Lleida) que alojaban guardias civiles y que provocaron que los propietarios no renovaran sus reservas.

Los protagonistas aquí fueron los bomberos uniformados que se unieron a las protestas subidos a un camión con la sirena. "Pusieron la sirena, apoyando el escrache y dándose un baño de masas con la gente que estaba allí", ha dicho uno de los agentes. Además, otro guardia que vigilaba la Comandancia de Girona ha relatado otro episodio con los bomberos el 2 de octubre, cuando un convoy de unos 15 vehículos de bomberos, entre camiones, furgonetas y otros, pasó por delante del edificio con las luces puestas y haciendo sonar sus sirenas y cláxones. En ese momento, ha narrado, los ocupantes hicieron "gestos enseñando el dedo anular en forma de peineta, dándose en la cara como que éramos unos caraduras y con los pulgares hacia abajo" y profirieron gritos de "fascistas, hijos de puta y cobardes".

Esta jornada también declararon cuatro mossos. Los tres, que junto a los dos agentes de ayer, resultaron heridos el 20-S en un registro de Sabadell (Barcelona) donde recibieron patadas, puñetazos y golpes con cascos. Y una mossa que ha negado enviar un whatsapp animando a la gente a participar en los escraches, pese a reconocer como suyo el número de teléfono desde el que se mandó ese mensaje.

Así contamos en directo la jornada 24 del juicio del 'procés':

16:41 - Termina el interrogatorio de este testigo y Marchena aplaza el juicio hasta el martes a las 10:00 horas.

16:40 - Marina Roig pregunta si se causó algún incendio aparte de quemarse la el artefacto. "Solo afectó al artefacto, pero personalmente no lo vi".

16:38 - Jordi Pina toma la palabra y pregunta si el artefacto incendiario tenía algún elemento que pudiera identificarlo con el movimiento independentista. Marchena frena dos veces la misma pregunta porque no interesa al Tribunal. "Ah, perdón, pensaba que interesaba", ironiza Pina.

Jornada 24 del juicio del 'procés' | Los escraches a la Guardia Civil

16:36 - "¿Cuál era la frecuencia de esas concentraciones?", pregunta la Abogacía del Estado. "No seguía un patrón fijo, era muy variable. Podía ser desde tres al día a no haber. La actitud de la gente era 'yo hago esto porque quiero', con faltas de respeto, se había perdido la vergüenza y era con una actitud insultante hacia la GC".

16:34 - "¿De qué manera afectó eso a la vida de la comunidad?", pregunta la Fiscalía. "Afectaron bastante porque muchas familias ubicaron los dormitorios de los niños en habitaciones que no daban a la calle. Ya uno está pendiente y con los nervios de que pueda haber otra agresión similar. Además, esto puede ser una escalada".

16:32 - Cadena pregunta qué ocurrió el día 28 de septiembre. "Yo estaba de servicio en el cuartel y de repente vi unas llamas. Avisé a los bomberos y empecé a dar la voz de alarma correspondiente. Entonces los compañeros que viven allí en seguida sofocaron el fuego. Desconozco de qué estaba compuesto ese artefacto incendiario. Posteriormente, me enteré que estaba impregnado en combustible. Desconozco quién lanzó el objeto porque iba con pasamontañas".

16:29 - El fiscal Cadena pregunta si vivía dentro del acuartelamiento en el que hubo una concentración el 2 de octubre. "Sí yo vivía allí. Los bomberos sacaron los camiones y ponían las sirenas y pitaban en las puertas del cuartel. Incluso uno de los bomberos hacían fotos o grababan con el móvil".

16:28 - Termina el interrogatorio y Marchena llama al siguiente testigo: un guardia civil con el tip W52137L.

16:26 - Jordi Pina por qué no hay referencia a esos hechos que el testigo ha relatado. "Hay minuta policial, pero desconozco si hay atestado".

16:24 - La defensa de Junqueras pregunta qué se hizo con las imágenes de la pintada. "Yo no las entregué a nadie". El letrado pregunta por qué se asoció esa pintada a actos independentistas, pero Marchena frena la pregunta porque no considera que tenga importancia.

16:22 - Toma la palabra Andreu van den Eynde y pregunta si alguna de esas fechas coincidían con movilizaciones a nivel nacional. "Creo recordar que solo el 3 de octubre, el resto no lo se".

16:21 - "¿Cómo afectaba eso a la vida de la comunidad?", pregunta la Fiscalía "En principio, los agentes allí no les afecta especialmente. Pero para las familias no es agradable que a su padre o a su marido le estén insultado o impidiendo el paso por la manifestación. Durante esos actos no era posible ni aconsejable salir del cuartel".

16:19 - Cadena pregunta por una pintada que se registró en el cuartel el 24 de septiembre. "Sí, se registró en una pintada en la valla perimetral del acuartelamiento. Fue captada por las cámaras de seguridad, pero debido a la nitidez de las cámaras de noche no se pudo reconocer, pero eran dos personas encapuchadas. La pintada era 'votarem'. Aparte de ese hecho, hubo más actos contra el cuartel. Por ejemplo el 2 de octubre en el que se concentraron varias personas en la puerta y algún insulto se pudo escuchar sí".

16:17 - Marchena llama al cabo primero de la GC con el tip G57387Z.

16:15 - Marina Roig pregunta si estuvo presente en más concentraciones aparte del 21-S. "Trabajé de la noche del 21 al 22 de septiembre". Termina así el interrogatorio.

16:14 - Es el turno de las defensas. Jordi Pina pregunta por qué en el atestado no incluyó que les insultaron con "perros e hijos de putas". "Ese atestado no lo redacté yo".

16:12 - "¿Cómo se convocaban estas concentraciones?", pregunta Sáenz. "Creo que todo fue a través de redes sociales".

16:11 - "¿El 20-S vio presencia de Mossos?", pregunta la abogada. "Sí que vi si, al menos dos patrullas, pero no había mucha comunicación entre ambos cuerpos".

16:09 - La Abogacía del Estado pregunta cuál era el motivo de la desolución. "Imagino que el desgaste".

16:06 - El fiscal Cadena toma la palabra y pregunta por los acontecimientos del 21-S. "Yo entré de servicio a las 22 y al llegar había un número importante de personas, unas 100, frente al cuartel y me costó entrar con el vehículo. Una vez comenzado el servicio vimos a las personas concentradas ahí que tenían diferentes opiniones. Nos gritaban desde perros, fascistas, hijo de puta... y luego ya cánticos como fuera las fuerzas de ocupación o la calle siempre será nuestra. Intenté ponerme en contacto con el responsable de los Mossos y en luego intentaron hablar con ellos para que permitieran la entrada y salida de vehículos. Esas reuniones solían durar hasta las 4 de la mañana o así. Eso sucedió el día 21, el 22 y también el 1-O. Tengo entendido que esos episodios se repetían en otros cuarteles de Cataluña también".

16:00 - Marchena reanuda la sesión con el sargento de la GC K12314U.

15:22 - El presidente de la Generalitat, Quim Torra, negó este jueves que la polémica de los lazos amarillos sea una "batalla estéril", pues "no hay batallas pequeñas contra la libertad de expresión", y pidió que se haga "política de una vez", en lugar de acudir a los juzgados. En una entrevista en 'SER Catalunya', Torra valoró así la querella contra él que presentó la Fiscalía y la que presentó él contra la Junta Electoral Central (JEC), por presunta prevaricación.

Un debate, el de los lazos, que negó que sea "estéril" ni que esté afectando al prestigio a la Generalitat, sino todo lo contrario, ya que "siempre ayuda a la institución" que esta se mantenga "siempre al lado de los derechos". "No hay batallas pequeñas contra la libertad de expresión", subrayó Torra, después de que este miércoles su consellera de Presidencia, Meritxell Budó, dijera que "con el tema de lazos sí, lazos no, nos perdemos en unos debates que seguramente a algunas personas o partidos les interesa más para tapar la realidad del Govern".

15:01 - Quien fue muy duro en su intervención por el papel de la Fiscalía el 1-O fue el diputado de la CUP Vidal Aragonès, que, blandiendo varias portadas de medios internacionales por las cargas del 1-O, se mostró "profundamente indignado" por que la memoria de 2017 de la institución no incluya la "violencia" sufrida por los ciudadanos el referéndum. Aragonès reprochó además al fiscal que haya "incumplido su obligación de perseguir el delito", al no ejercer acciones por las más de 800 personas heridas el 1-O que no presentaron denuncia. En ese sentido, Bañeres recordó que el artículo 147 del Código Penal exige que exista denuncia del perjudicado para que la Fiscalía lleve un caso adelante. "Y ante las denuncias, en cada caso el fiscal habrá tomado la decisión que considere pertinente", apostilló.

14:47 - El fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, afirmó que el ministerio público actuará "con todo el rigor que sea necesario" en los casos de "exceso" policial en las cargas del 1-O, pero recordó que las fuerzas de seguridad actuaban "al amparo de una orden judicial". Así respondió Bañeres, en su comparecencia en la comisión de Justicia del Parlament, tras recibir los reproches de los grupos independentistas, especialmente de la CUP, por el papel del ministerio público ante la "violencia policial" contra los votantes del 1-O. Bañeres insistió en que la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad el 1-O "no fue gratuita", sino que obedecía a una "orden precisa y concreta de una autoridad judicial". "Por lo tanto, solo en aquellos casos de exceso policial, si eso sucede, la Fiscalía actuará con todo el rigor que sea necesario".

14:33 - El titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona acordó el pasado 5 de febrero desestimar la imputación de estos heridos, alegando que la justicia no había prohibido a los ciudadanos acudir a los puntos de votación y que atribuirles un delito de resistencia supondría "trasladarles las responsabilidades del fracaso de las instituciones públicas en este tema". La Abogacía del Estado señala por el contrario que las personas que se integraron en la "masa tumultuaria" en la Escola Prosperitat de Barcelona para impedir la actuación de la Policía Nacional no se limitaron a una resistencia pasiva, sino que podrían haber cometido los delitos de resistencia, desobediencia grave, intimidación, desórdenes públicos y atentado a la autoridad.

14:18 - La Abogacía del Estado pidió que se impute a activistas heridos el 1-O al considerar que integraron una "masa tumultuaria" para impedir la retirada de urnas y advirtió de que solo quedarían eximidos si acreditan que la Generalitat les "engañó" para que creyeran que ejercían su derecho a voto. En un escrito, la Abogacía del Estado se suma al recurso interpuesto ante la Audiencia de Barcelona por el Sindicato Profesional de la Policía y solicita que ordene al juez de Barcelona que investiga las cargas del 1-O que impute a unos cuarenta votantes que denunciaron haber sufrido lesiones.

13:59 - Campepadrós fue el único de los diputados del Parlament que pidió explicaciones al fiscal superior por la querella, presentada precisamente durante una comparecencia en la que Bañeres recibió una lluvia de críticas del independentismo por el papel del ministerio público en la ofensiva jurídica del 'procés' y en el 1-O. Según defendió el diputado de JxCat, la querella vulnera el principio jurídico 'non bis in idem' -que impide ser juzgado dos veces por lo mismo-, teniendo en cuenta que paralelamente la Junta Electoral Central abrió un expediente sancionador al presidente de la Generalitat.

13:45 - En otro orden de informaciones realacionadas con Cataluña, el diputado de JxCat Eusebi Campdepadrós reprochó este jueves en el Parlament al fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, la querella que presentó contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por no retirar los lazos amarillos: "No hubo desobediencia en absoluto". Bañeres rehuyó responder al comentario que Campepedrós le formuló durante su comparecencia en la comisión de Justicia del Parlament para presentar la memoria del ministerio público de 2017, con un comentario jocoso: "Como decía aquel, yo he venido a hablar de mi libro y respecto a la querella hoy no toca".

13:31 - Receso. La sesión se reanudará a las 16:00 horas.

13:26 - Preguntan las defensas sobre esta última situación. "Cojo a esta persona del brazo pero logra zafarse y es cuando varias personas salen en mi busca con los ojos en órbita. Solo tenía a la policía local de apoyo". Explica que "se me encaran" y que en unos dos minutos quita todos los carteles.

13:22 - "Había una persona que estaba sobre el muro poniendo adhesivos, carteles... y le dije que era el sargento del puesto de mando y que no pusiera más y siguió. Intenté cogerle para identificarle... porque produjo daños, los pegaban con cinta y con cola y se llevaban la pintura de la pared. Salió corriendo y se me echaron encima 10 o 12 personas, que se me encararon. Lo que hice luego fue limpiar los carteles del muro que hace perímetro al cuartel.

13:20 - Dentro de ese cuartel vivían "14 familias con sus parejas e hijos". "Hubo bastante malestar porque algunos de los asistentes de la concentración eran compañeros de trabajo". "Nos han hecho pintadas, nos han tirado huevos... nos han hecho muchas cosas. Muchas".

13:17 - "Gritaban 'votaremos', 'independencia', 'cabrones', 'hijos de puta', 'fachas', 'renegados'... Esas concentraciones, me constan, se organizaron en redes sociales".

13:15 - Turno para un sargento de la Guardia Civil. "El 20-S hubo una concentración frente al cuartel. Había unas 150 personas", afirma el responsable del cuartel de Valls (Tarragona). Cerró las puertas en varias ocasiones ya que recibió instrucciones para hacerlo con el objetivo de protección y seguridad.

13:07 - "Le decía a los míos: 'aguantad, aguantad'. No podíamos protagonizar ningún incidente", asegura a las preguntas de la Abogacía del Estado. Afirma que aunque hubo un perímetro de seguridad hecho por los Mossos pero no era suficiente.

13:04 - Este guardia civil asegura que un mando de los Mossos le comunicó que "la estelada la puedes quitar cuando se marchen (los manifestantes)". "Eso fue un poco hreavy. Esta concentración tuvo lugar el 21 de septiembre de 2017.

13:00 - Afirma que en esos días recibieron llamadas de apoyo por parte de algunos ciudadanos.

12:57 - "Si tienes estudiantes en el cuartel que comparten instituto con estudiantes que están manifestándose frente al cuartel, la situación es esperpéntica".

12:53 - Explica que "para nada esto fue un episodio aislado" ya que desde el 20-S hasta el 3-O se repitieron concentraciones y caceroladas. "El día 3-O hubo una manifestación con 15.000 personas, tractores, camiones de bomberos...".

45.000 certificados de notificación cerrados, dispuestos por ciudades y poblaciones de Cataluña encontrados por la GC en Unipost Manresa (EFE)
45.000 certificados de notificación cerrados, dispuestos por ciudades y poblaciones de Cataluña encontrados por la GC en Unipost Manresa (EFE)

12:49 - También se retiró la bandera de España "para evitar males mayores". Confirma que en ese mástil se izó una estelada: "Fue una imagen muy impactante. Luego se la llevaron, nos la podían haber dejado de recuerdo". También pegaron pegatinas, dejaron urnas cartón, hicieron pintadas... "Era un simulacro de votación, una 'performance'", continúa.

12:47 - "Había mossos, seis u ocho, no creo que fueran más. También había policía local y furgones de la ARRO (antidisturbios de los Mossos)", relata este GC. "Votaremos, fuera fuerzas de ocupación fascistas...", estas fueron algunas de las frases que se escuchaban. "¿Temor? Más bien entre los familiares. En cuanto a mí pues me generó intranquilidad porque no sabes si alguien de esa masa decidirá dar un paso más. Había cierto temor".

12:45 - "Di la orden de cerrar la puerta de cuartel. Pusieron en marcha una especie de 'performance' con urnas de cartón", explica sobre la concentración que se estaba formando a partir de las 20:00 horas del 20-S. No era la primera vez que sufría este tipo de situaciones.

12:41 - Noveno testigo. En esta ocasión es un teniente de guardia civil de Manresa. El fiscal Cadena pregunta por las protestas que se originaron a las puertas del acuartelamiento de la GC en Manresa tras los registros en Unipost el 20-S. "Había unas 2.000 personas. Dentro había 63 viviendas y unas 160 personas vivían allí, desde los 0 a los 80 años. Viven familias, claro".

12:38 - En un primer lugar la resistencia "fue pacífica" pero después "vinieron las patadas, zarandeos y empujones". "La masa cargaba contra la línea policial". Sufrió una luxación de un dedo de la mano. No estuvo de baja.

12:35 - Su objetivo, y el de sus compañeros, fue crear "un pasillo de seguridad", algo que consiguieron "a medias". "Cuando nos dirigimos hacia el portal la gente se sentó y se enganchó de los brazos para impedir que accediéramos".

12:33 - Se reanuda la sesión con el octavo testigo, otro mosso. Intervino en el registro en la localidad de Sabadell, en concreto en la casa de Joan Ignasi Sánchez, exconcejal de ERC en Sabadell (Barcelona) y exasesor del Departamento de Gobernación que dirigía Meritxell Borràs. Cuando llegó a las 9:45 horas había "unas 70 personas" y a lo largo de la mañana es cifra aumentó a "700".

12:14 - Así ha evitado Marchena que una mossa se autoinculpe:

11:58 - Vídeo: Un guardia civil relata cómo publicaron fotos de sus caras en las redes tras el 1-O.

11:35 - Receso de una hora. La sesión se reanuda a las 12:30 horas.

11:31 - A preguntas de la Abogacía del Estado, este agente relata que durante esa jornada "nos insultaron bastantes veces, nos llamaban mercenarios". "Al irnos nos daban patadas, empujones...".

11:26 - Este agente fue golpeado "en la planta del pie", recibió "una patada" y "me doblaron el dedo de una mano". Estuvo de baja tres semanas. De los 10 mossos, cinco resultaron heridos. Admite que salieron de aquella situación "por los pelos".

11:20 - Turno para otro agente de los Mossos. Participó también en el registro del domicilio de Joan Ignasi Sánchez. "La masa frente al domicilio era bastante agresiva, incluso una persona golpeó a un inspector en el casco". Corrobora punto por punto la declaración de su anterior compañero: "Yo fui lesionado. De las 700 personas que había 100 personas eran las que estaban más agitadas. Nos dieron patadas, empujones, puñetazos... a todos".

11:17 - "Yo no vi ninguna persona que llevara las masas o la voz cantante. Allí estaba el alcalde de Sabadell, el teniente de alcalde... y uno o dos regidores de este Ayuntamiento. Mi inspector me dijo que había hablado con el teniente de alcalde para mediar, que le dijo que no podía hacer nada, que estaba a título particular y que estaba de acuerdo con aquello".

11:14 - Se hicieron varios intentos para sacar a Joan Ignasi Sánchez pero no por el portal porque "estaba bloqueado". Afirma que un agente de los ARRO de los Mossos fue golpeado en la cabeza. "Nosotros recibimos empujones y algún golpe en el casco... se nos abalanzan encima, me cogen del chaleco antibalas y después del zarandeo sufrí una distensión en la rodilla derecha".

11:12 - "Había resistencia pasiva. Algún insulto... Intentamos hacer un pasillo policial para sacar la comitiva judicial". Tardaron en hacerlo unas tres horas y en ese periodo los concentrados pasan de 60 a más de 750".

11:09 - Séptimo testigo. Se trata de un mosso que acudió al registro del domicilio de Joan Ignasi Sánchez, exconcejal de ERC en Sabadell (Barcelona) y exasesor del Departamento de Gobernación que dirigía Meritxell Borràs. "Cuando llegamos hacemos un pequeño resumen, que hay un detenido y que había que hacer un espacio de seguridad. Al llegar vimos unas 50-60 personas que en cuanto nos ven se sientan en el suelo, se cogen de los brazos y taponan nuestra entrada".

11:08 - "¿Ha sido llamada por estos hechos por la jefatura de Mossos?". La agente dice que "hasta hoy mismo, no, lo desconozco".

11:07 - En uno de esos mensajes se decía "hagamos que Lleida sea la Calella del Ponent, a cantar habaneras". Insiste el fiscal en si envió o no este mensaje. Marchena interviene: "Señor fiscal, no haga que las preguntas tengan un contenido de imputación, parece que se le obliga a decir verdad por unos hechos que le podrían incriminar".

11:05 - El fiscal lee algunos de los mensajes de WhatsApp que presuntamente ella envió. Confirma que la terminación de su número de teléfono coincide con el que desde el cual se enviaron esos mensajes. La agente no recuerda si los envió. "En esos días envié muchos mensajes... no sé si ese. No lo sé, no lo recuerdo".

11:03 - Asegura que no sabía en qué hoteles de Lleida estaban los guardias civiles y policías nacionales durante su estancia en Cataluña el 1-O.

11:02 - Sexto testigo. Se trata de Alexandra Peralta, la agente de los Mossos d'Esquadra que difundió a través de grupos de WhatsApp la ubicación de lugares de Lleida donde se alojaban guardias civiles destinados a Cataluña para impedir el 1-O.

11:00 - Turno de la Abogacía de Estado. "Muchas veces íbamos de paisano para no revelar que éramos agentes.

10:59 - "No sabíamos si era el inicio de una manifestación, si era una concentración... no sabíamos qué pasaría. (...) Era habitual que eso pasara con vehículos particulares que nos insultaban y sacaban el dedo. Desde el 1-O pasaban por la comandancia para increparnos".

10:57 - Quinto guardia civil con TIP C88411I. Estaba destinado desde Alicante a la comandancia de Girona. No participó en el 1-O. "Hacía tareas de refuerzo en la seguridad de edificios públicos de Girona". "El 2-O estaba en la comandancia cuando vimos un convoy de vehículos de bomberos. Los ocupantes nos hacían gestos con el dedo corazón, peinetas, gestos de que éramos unos caraduras, insultos como 'fascistas, hijos de puta, cobardes...". Este grupo de bomberos llevaba puestas las sirenas.

10:50 - Corrobora la declaración de su compañero. Sus fotos aparecieron en Facebook, tanto las de ese día como las del 1-O. "Un círculo rojo marcaba mi cara vestido de paisano y otro de guardia civil". Desde lo ocurrido "tomamos medidas, salíamos menos y lo hacíamos en grupos más grandes".

10:45 - Cuarto guardia civil. Participó en el operativo del 1-O en Lleida. "Estábamos de paseo por el castillo, pasamos al lado de unos trabajadores, debían de ser topógrafos, que nos miraban. Uno de ellos nos siguió, iba con el móvil haciéndonos fotos o grabándonos. Nos dijo que nos había reconocido que éramos unos hijos de puta y que nos iba a matar, que habían ganado la guerra, que a la gente le decía que éramos unos asesinos...". También interpuso una denuncia: "Vi en las noticias que le condenaron a ocho meses de prisión. A mí nadie me informó. Declaramos los tres".

10:43 - Turno de las defensas. "Llegué a Lleida el 26-S. Desde ese día hasta el 1-O no tuve ningún otro incidente". Tras esa situación en Lleida no volvió vivir una situación así.

10:42 - Pregunta la Abogacía del Estado. Desde ese día "tomamos más medidas de seguridad a la hora de salir del hotel".

10:38 - "En Facebook salían nuestras fotos publicadas del día anterior en Artesa con un círculo rojo". También había imágenes del 2-O paseando por Lleida junto a un texto en catalán en el que se leía "estos animales no los quiero en mi país. Las calles serán siempre nuestras". Interpuso una denuncia.

10:34 - Tercer guardia civil. "Disfrutábamos del día libre (el 2-O) por Lleida vestidos de paisano y dando un paseo por la ciudad. Uno de nosotros se dio cuenta que nos estaban siguiendo. Esa persona nos estaba grabando, nos dijo que nos había reconocido, que el día anterior nos vio en su pueblo. Nos empezó a insultar: 'hijos de puta', 'os vamos a matar'...". Estos tres agentes se dirigieron entonces hasta el Parador de Lleida y en ese momento ese mismo individuo, subido en una furgoneta a gran velocidad, volvió a insultarles y a decir a otras personas que hicieran lo mismo. "Les decía que nos increpara, que fueran en nuestra contra, pero nadie dice nada".

10:31 - Este agente pone de relieve el miedo del propietario del hotel en el que estaba alojado. "Vosotros os vais pero yo me quedo", nos dijo. Fue en ese momento cuando se decidió trasladarse al Parador.

10:30 - "No entiendo el odio de toda esa gente", dice en relación a los manifestantes. De hecho, explica que su equipo hizo "una intervención muy liviana y muy humana" durante el 1-O. "Donde no se pudo intervenir no se intervino para no causar un daño mayor", afirma.

10:28 - Explica que en un principio iban a estar destinados en Cataluña 12 días pero que al final fueron 45.

10:25 - Lanzamiento de objetos. "Desde vasos hasta alguna botella de plástico. Aquí he de decir que intervino un binomio de los Mossos para identificar a una persona que se alteró más de la cuenta, pero cuando llegaron empezaron a ser abucheados".

10:21 - Durante el escrache tuvieron que cerrar las puertas de los hoteles Avenida y Nice. "Esta situación duró unos 35 y 40 minutos", asegura, para recordar que esto se repitió en varias ocasiones. "Esto no solo estaba organizado, sino orquestado y estructurado. Pude hacer un vídeo donde cuatro personas daban instrucciones de cómo cambiar los insultos". Añade que "me consta que mis compañeros los pasaron muy mal".

10:19 - "En el escrache participaban 150 personas y un camión de bomberos. El escrache fue impedir la entrada y salida de agentes que estábamos allí. Nos insultaban constantemente como 'hijos de puta', 'asesinos' y 'fuera fuerzas de ocupación' tanto en español como en catalán. Estaban apoyados por bomberos y una cacerolada".

10:17 - Turno para otro guardia civil con código C34336U. Presentó una denuncia por los hechos ocurridos en el hotel Nice. "Los hechos sucedieron a las 22:09 horas y yo me encontraba en mi habitación. Desde ahí se escuchaba jaleo y caceroladas. Y vi cómo una multitud iba a hacer un escrache en el hotel Avenida (que estaba muy cerca) escoltados por un coche de bomberos. Vamos, dándose un baño de masas".

Agentes retirando urnas del IES Tarragona el 1-O. (EFE)
Agentes retirando urnas del IES Tarragona el 1-O. (EFE)

10:16 - Cuando se trasladaron al Parador, las protestas cesaron. Termina la declaración de este agente. Muy breve, apenas 10 minutos.

10:15 - Turno del abogado de Junqueras, que pregunta si estas protestas "discurrían por la vía pública". "Sí". Pregunta si detrás de esta estaba alguno de los acusados. "Lo ignoro".

10:14 - Pregunta la Abogacía del Estado. "Estuvimos en varios hoteles. Del primero nos fuimos porque no había sitio, luego estuvimos en el Parador de La Seu hasta finales de octubre".

10:11 - "Nos fuimos el 4 o el 5 de octubre. El propietario del hotel Nice nos dijo que no nos renovaba la reserva, que se sentía presionado". Los 40 agentes que estaban aquí alojados tuvieron que abandonarlo.

10:10 - "Esto te coarta mucho. No podía salir del hotel", apunta. Este agente del instituto armado asegura que "no" vio ningún Mosso creando un cordón de seguridad. ni impidiendo las protestas.

10:08 - "El 3-O nos decían "hijos de puta, hijos de puta". Los cánticos eran genéricos. Amenazas físicas no había", apunta. Cuenta que cada tarde había concentraciones frente al hotel que estaban organizadas y que se anunciaban "a través de carteles por todo el pueblo". Los agentes se alojaban en el hotel Avenida y Nice. Los hechos ocurrieron frente a ambos.

10:07 - Pregunta el fiscal. Este agente estaba alojado en un hotel de La Seu D'Urgell durante la Operación Copérnico. "Un grupo bastante numeroso y organizado llevaba pancartas y hacían gritos de 'fuera de fuerzas de ocupación', cánticos e insultos. Esto fue a las 5 de la tarde del 3-O "durante una hora". "Había 1.000 personas",. añade. Asegura que también había "un coche de bomberos con bomberos dentro" y "con una pancarta con una cara con una raya en la cara, como que no les dejaban expresarse".

10:06 - Comienza la sesión. Declara en primer lugar un agente de la Guardia Civil.

9:32 - Así fue el loco interrogatorio la Fiscalía a los observadores a los que asesoró el Govern. Lo cuenta este jueves nuestra compañera Beatriz Parera.

9:10 - Vídeos, derechos humanos y 'ley de ritos': las tres broncas de Marchena con las defensas.

9:00 - La sesión comenzará a las 10:00 horas.

8:40 - También está previsto que declare como testigo este jueves una agente de la policía catalana que, según mantiene uno de los atestados policiales de la causa del 'procés', difundió a través de grupos de WhatsApp la ubicación de lugares de Lleida donde se alojaban guardias civiles destinados a Cataluña para impedir el 1-O. Otros testigos que declaran hoy son, precisamente, los agentes responsables de las diligencias en las que consta la difusión de esos datos por parte de la agente.

8:35 - Los primeros en declarar serán agentes de los Mossos d'Esquadra que resultaron heridos en los incidentes que ocurrieron el 20-S en las concentraciones frente al registro del domicilio de Joan Ignasi Sánchez, exconcejal de ERC en Sabadell (Barcelona) y exasesor del Departamento de Gobernación que dirigía Meritxell Borràs.

8:30 - ¡Buenos días! Las protestas de que fueron objeto las fuerzas de seguridad en vísperas del 1-O centran la sesión de este jueves en el juicio del 'procés', con las testificales de varios guardias civiles y de una mossa que difundió lugares donde se hospedaban agentes del instituto armado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios