En el juicio del 'procés'

Los bulos que activaron la mecha el 20-S: "¡Han intervenido TV3...!"

El jefe de los antidisturbios explicó este lunes cómo el ambiente se comenzó a caldear en el exterior cuando corrió el rumor de que se había suspendido la autonomía de Cataluña

Foto: Unas 40.000 personas se congregaron en los alrededores de la sede de la Conselleria de Economía y Hacienda de la Generalitat. (EFE)
Unas 40.000 personas se congregaron en los alrededores de la sede de la Conselleria de Economía y Hacienda de la Generalitat. (EFE)

El teniente que dirigió a los antidisturbios de la Guardia Civil durante la protesta del 20-S frente a la Conselleria de Economía habló este lunes de "dos o tres momentos" en los que temió por "la integridad física" de sus hombres. El agente explicó que uno de ellos fue provocado por un grupo de manifestantes que aporreó la puerta del edificio, pero el otro se debió a un bulo que comenzó a correr como la pólvora en la calle: se hablaba de que el Gobierno había suspendido la autonomía de Cataluña. Aunque era mentira, el ambiente se caldeó en el exterior y él mismo preguntó a sus superiores sobre ello. Nadie sabía nada, ni siquiera de dónde procedía la noticia. Pero durante unos minutos, todos temieron que la reacción de los manifestantes llegara antes que el desmentido.

El teniente relató la escena a preguntas de la acusación popular ejercida por Vox. El secretario general del partido, Javier Ortega Smith, dedicó la mayor parte de su turno a incidir en si los manifestantes se llevaron las armas del instituto armado tras destrozar sus coches, dedicando entonces su última pregunta a los momentos más tensos que se vivieron esa jornada. La secuencia fue la siguiente:

Ortega Smith: "Última pregunta: ¿en algún momento temió por la integridad física de sus agentes o de algún miembro de la comisión judicial?".

Teniente: "Hubo dos o tres momentos que sí".

OS: "¿Cuáles fueron esos momentos?"

T: "Una vez, yo estaba arriba y de repente oigo un barullo que no era normal. Le pregunto por radio al que está fuera si es que ha habido relevo, porque cuando había relevo ya le digo que había mucho follón. Me dice que no. Digo que qué pasa, que por qué se oye tanto ruido. No sabe. Entonces bajo y cuando voy bajando me dice por radio que están diciendo que han suspendido la autonomía de Cataluña. Ahí yo dije: si han suspendido la autonomía de Cataluña... La verdad es que me puse un poco tenso. Llamé a mi jefe directo y se lo pregunté: 'Estoy oyendo esto, no tengo ni idea'. Luego me dijo: 'No, no, aquí no se sabe nada".

El 20 de septiembre de 2017, el Gobierno no tomó ninguna medida orientada a suspender la autonomía de Cataluña, pero los manifestantes pensaron durante unos minutos que sí. Incluso el propio jefe de los antidisturbios temió que así fuera, lo que le llevó a consultar a sus superiores. De todos modos, esa no fue la única noticia falsa que se extendió entre los manifestantes a lo largo de la jornada: según explicó el teniente, también circuló otro bulo que a él le llegó través del propio presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

El testigo dedicó la mayor de su declaración al papel que jugó el entonces presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, durante la protesta, un hombre con el que habló en repetidas ocasiones y con quien estableció una relación de "camaradería" pese a encontrarse en lados opuestos de la manifestación. Aunque el líder de Òmnium pasó también por la 'conselleria', el teniente afirmó que se mantuvo en todo momento en un segundo plano y solo intervino para preguntarle por una noticia que le había llegado al móvil: esta aseguraba que TV3 había sido intervenida por el Gobierno. "Me dice que si sé yo algo y le digo que no tengo ni idea de esa noticia", explicó el agente. Al igual que la información que apuntaba a la suspensión de la autonomía de Cataluña, esta también era falsa.

La declaración del jefe de los antidisturbios sirvió para apuntalar la idea de que el 20-S se produjo una protesta violenta, para lo que insistió en que el presidente de la ANC llevó las riendas todo el día. Pero, de manera secundaria, su comparecencia sirvió también para mostrar el nuevo peligro al que se enfrentan las fuerzas de seguridad ante operaciones como la que se llevó a cabo ese día en la Conselleria de Economía: los bulos que circulan por las redes. En estos casos, el que sea o no verdad no importa. Mientras los manifestantes crean que es cierto, el escenario al que se enfrentan los antidisturbios puede cambiar en cuestión de minutos. Y así ocurrió frente a la sede de la Generalitat el 20 de septiembre de 2017.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios