por su negativa inicial a retirar los lazos

La Fiscalía se querella por desobediencia contra Quim Torra

Ha decidido dar el paso tras recibir el acuerdo de la Junta Electoral Central, adoptado el día de ayer.

Foto: Quim Torra. (EFE)
Quim Torra. (EFE)

La Fiscalía General del Estado se querella contra el president de la Generalitat, Quim Torra, por un delito de desobediencia. Según informan a El Confidencial fuentes jurídicas ha decidido dar el paso tras recibir el acuerdo de la Junta Electoral Central, adoptado el día de ayer, en el que se aprueba remitir testimonio a la Fiscal General del Estado "por la responsabilidad penal en que hubiera podido incurrir derivada del incumplimiento consciente y reiterado de los Acuerdos de esta Junta de fecha 11 y 18 de marzo de 2019" en los que se le reclamaba que retirara los lazos amarillos y el resto de simbología expuesta en edificios oficiales.

La Fiscalía General ha procedido a remitir dicho acuerdo a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Cataluña a fin de que, una vez tenga conocimiento de todas las actuaciones, se proceda a ejercitar acciones penales, interponiendo la correspondiente querella. El delito que se considera ajustado a su conducta es el de desobediencia, que lleva aparejadas penas de inhabilitación de hasta dos años.

La decisión se produce, curiosamente, el mismo día en el que el presidente ha retirado los símbolos independentistas del Palau de la Generalitat. Este gesto, que ha acompañado del anuncio de una acción legal contra la JEC no se considera suficiente. Según indican fuentes del Ministerio Público, su reticencia inicial y el posterior incumplimiento de la orden dada con un plazo específico encaja ya en el tipo penal de la desodeciencia.

Las fuentes consultadas apuntan que la retirada escenificada este viernes sólo ha tenido lugar después de que se le haya requerido en varias ocasiones. Además, no consta que se hayan quitado por orden suya. La última decisión de la Junta implicaba reclamar al cuerpo de Mossos d' Esquadra que quitara los símbolos de los edificios oficiales. La policía autonómica tenía orden de quitarlos antes de las 15 horas.

Por ello, se considera que la retirada es ya un hecho que se produce sin la colaboración de Torra, que ha omitido, en todo momento, dar la orden de retirarlos que era lo que le demandaba la Junta Electoral con apercibimiento de delito de desobediencia si no lo hacía. La desobediencia se recoge en el artículo 410 del Código Penal. Este tipo delictivo, aplicado por ejemplo a Artur Mas por la celebración del referéndum del 9-N, contempla la inhabilitación especial para empleo o cargo público de seis meses a dos años además de elevadas multas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios