tras el polémico 'manual de resistencia'

La campaña editorial: tras Sánchez, Casado y Arrimadas esperan para ir a la imprenta

Casado congela un libro que tenía con Planeta y Arrimadas tiene firmado otro con la editorial de Sánchez. El del presidente, excepción en un género de pocas ventas y altos anticipos

Foto: Pablo Casado ha mandado a la nevera su libro pactado con Deusto, de Planeta. EFE
Pablo Casado ha mandado a la nevera su libro pactado con Deusto, de Planeta. EFE

El 'Manual de resistencia' de Pedro Sánchez ha innovado en un género editorial muy trillado: el de los libros de políticos en campaña. Aunque estos apenas generan ventas, el primero de un presidente del Gobierno en activo -escrito en realidad por Irene Lozano- comenzó con una notable tirada de 28.000 ejemplares y en una semana la editorial Planeta ha lanzado su segunda edición. Además ha tenido otros efectos colaterales. Pablo Casado ha congelado el libro que tenía apalabrado con Deusto (también de Planeta) e Inés Arrimadas se plantea qué hacer con el que firmó con Península, misma editorial que usó Sánchez.

El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo es una voz autorizada para hablar de libros de políticos. El diputado popular ha publicado 19 títulos y ahora prepara 'Memorias heterodoxas de un político de extremo centro'. En el mundillo editorial tiene fama de ser de los pocos que no utiliza negro. "Jamás los he usado. No sé los demás", contesta. Como otros políticos, mantiene un contrato editorial con Thinking Heads, el principal agente literario y de conferencias de España. Margallo admite que no se escribe por dinero. "Uno no escribe libros por dinero. Las cifras de ventas e ingresos suelen ser ridículas".

En sus primeros dos meses en las librerías, el último libro de Aznar había vendido menos de 3.000 ejemplares, algo menos de los que alcanzó Josep Piqué con 'El mundo que nos viene' y los mismos que Luis de Guindos con su libro sobre el rescate. 'La falsa bonanza', de Miguel Sebastián, se quedó en un millar. Como Sánchez, Guindos firmó estando en el cargo y nunca desveló la cantidad que cobró de Planeta. La ley permite a los altos cargos realizar actividad literaria pero tienen que abstenerse en todo lo que afecte a las empresas con las que firmen.

El de Pedro Sánchez apunta a excepción. El presidente ha anunciado que donará el dinero que consiga, lo que supone una compleja operación fiscal porque tiene que cobrarlo, pagar impuestos y luego donarlo otra vez de nuevo tributando, como explican fuentes del sector editorial. La cantidad no ha sido desvelada pero hace dos años, cuando las editoriales rechazaron un libro parecido, Sánchez y Lozano pedían más de 70.000 euros, una cifra muy alta para un desconocido pero alejada de lo que han cobrado Aznar o José Bono. Del exministro de Defensa se publicó que había cobrado 700.000 euros por una trilogía, una cifra abultadísima, según fuentes del sector.

Península, la editorial de Sánchez, también ha publicado a Garicano y espera a Arrimadas


Planeta gestó el libro de Sánchez en el máximo secreto y solo un puñado de personas de la cúpula de la multinacional y en Moncloa conocía de su existencia. Ni los comerciales de la editorial sabían que tendrían esa novedad en el catálogo hasta que lo hizo público Planeta a todo el mundo. Ni siquiera buscaron una corrección externa, lo que explica los fallos de edición iniciales, como la confusión entre Fray Luis de León y San Juan de la Cruz, y que fueron corregidos en la edición electrónica y en las siguientes tiradas.

Pero el de Sánchez no es el único libro de un político que alguna de las muchas editoriales del Grupo Planeta tiene en el horno. Pablo Casado tiene uno listo, como publicó 'Lainformación'. Este, preparado para Deusto, se ha quedado en la nevera después de las críticas que ha recibido Sánchez porque el líder popular considera que no es el momento. Otro que está pendiente es uno de Inés Arrimadas, flamante candidata de Ciudadanos como cabeza de lista a las generales por Barcelona. Un portavoz de la política de Ciudadanos no quiso confirmar el estado en el que están estas memorias políticas. La editorial es Península, la misma que eligió Sánchez y antes que él Luis Garicano, de Ciudadanos.

Pedro Sánchez, Mercedes Milá y el presidente de Planeta, José Creuheras. EFE
Pedro Sánchez, Mercedes Milá y el presidente de Planeta, José Creuheras. EFE

El sello de Planeta también ha publicado a Luis de Guindos y a Aznar y al exconsejero catalán Santi Vila. Para la multinacional no hay ideología a la hora de fichar políticos. De los pocos noes que ha recibido es el de Soraya Sáenz de Santamaría. La exvidepresidenta está escribiendo un libro jurídico pero ha rechazado de momento escribir sus memorias políticas.

El fenómeno político del momento es Vox y los editores andan buscando autores que expliquen el auge del partido de Santiago Abascal y la extrema derecha. Pero un portavoz de Santiago Abascal niega que él vaya a sacar uno. Sobre su experiencia en el procés está escribiendo Carles Puigdemont, aunque ha dejado claro que no lo publicará antes de que haya sentencia en el juicio y este será previsiblemente editado por una editorial independentista.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios