trasladados a primera hora en furgoneta

Sin paseíllo y en sala vigilada: así pasarán los presos los minutos antes del juicio

Los procesados accederán al salón de plenos a través de una escalera trasera de uso privado. No se trata del mismo acceso que emplearán público y medios de comunicación

Foto: Medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo, donde este martes se celebra la primera sesión del juicio del 'procés'. (EFE)
Medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo, donde este martes se celebra la primera sesión del juicio del 'procés'. (EFE)

El Tribunal Supremo ya ha cerrado todos los detalles para el inicio del juicio que comienza este martes a partir de las 10 de la mañana y que sentará en el banquillo a Oriol Junqueras y otros 11 políticos acusados de participar en la estrategia del ‘procés’. Las últimas horas han servido para concretar los últimos puntos, entre ellos, el recorrido que efectuarán los presos a su llegada al alto tribunal, foco, esta jornada, de una enorme expectación.

Sin paseíllo y en sala vigilada: así pasarán los presos los minutos antes del juicio

El alto tribunal quiere incidir en el máximo respeto a la dignidad de los procesados, tanto los presos como los tres que permanecen en libertad, por ello se ha planeado al milímetro cómo se efectuarán las entradas y salidas del palacio situado en la Villa de París y las condiciones en que transcurrirán las jornadas de una vista que se prolongará durante meses. Así, los furgones de conducción de los reclusos accederán al edificio por la conocida como puerta de carruajes. Desde allí, los nueve procesados en prisión preventiva serán trasladados a una de las dependencias del Supremo, el conocido como 'salón de plenillos', situado en la planta baja, en un nivel inferior a la sala donde se celebra el juicio.

Esta sala servirá de 'cuartel general' a los acusados durante todo el juicio. Permanecerán en ella con vigilancia policial pero sin esposas y sus abogados podrán contactar con ellos cuantas veces estimen necesario. En ella transcurrirán las esperas y recesos del juicio y también la emplearán para almorzar durante el parón de hora y media previsto para la comida. Un restaurante cercano suministrará un menú diario que se les servirá en ese mismo lugar.

Desde allí, los procesados accederán al salón de plenos donde se celebra la vista —de diez de la mañana a siete de la tarde— a través de una escalera trasera de uso privado. No se trata del mismo acceso que emplearán público y medios de comunicación, de modo que los acusados no harán 'paseíllo' sino que serán trasladados discretamente a los lugares que ocuparán en el juicio, aún por determinar en función de sus distintas reclamaciones. Algunos de ellos han pedido que se les sitúe cerca de sus abogados para poder consultar con ellos las cuestiones que crean oportunas. La solución de que se les siente en el estrado posterior al que ocupan los letrados no convence, sin embargo, a todos, de modo que será en la hora previa al inicio cuando se determine el espacio definitivo que deben ocupar. Fuentes jurídicas aseguran que esperan un consenso rutinario que no provoque un banquillo de dos niveles.

Sin paseíllo y en sala vigilada: así pasarán los presos los minutos antes del juicio

Últimas horas en prisión

Los presos varones (Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Jordi Cuixart) serán trasladados desde la prisión de Soto del Real, mientras que las dos mujeres (Carme Forcadell y Meritxell Borràs) procederán de Alcalá Meco. La llegada de los furgones se espera a primera hora, ya que deben estar a disposición del tribunal desde las nueve de la mañana. El trayecto no se efectuará en el autobús utilizado para el viaje desde Cataluña a Madrid hace una semana. Fuentes penitenciarias apuntan a El Confidencial que, para estos viajes diarios, se ha optado por vehículos más manejables, de modo que los de Soto irán en dos furgonetas y las de Alcalá, en un coche mampara.

La jornada previa al inicio del juicio transcurrió sin grandes novedades. Pasaron el día en sus celdas individuales y pudieron reunirse con sus abogados durante la tarde, antes del momento crucial. A las ocho de la tarde se procede al recuento en Soto de Real y los reclusos se preparan para la noche. La cena en la prisión consistió en unas judías verdes, empanadillas, calamares y fruta.

El perímetro que bordea el Tribunal Supremo quedará blindado en las próximas semanas y no se autorizará la celebración de concentraciones, ni de apoyo ni de repulsa, en la zona aledaña, a la que solo tendrán acceso los residentes y la prensa acreditada. No obstante, habrá una sonada excepción: el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha autorizado a los sindicatos de prisiones, como Acaip y UGT, —movilizados desde hace meses para reclamar mejoras laborales y salariales— a manifestarse delante del Supremo.

El inicio del juicio no ha impedido la presentación de escritos por parte de las defensas y, este mismo lunes, a 24 horas del arranque, se registraron dos nuevas peticiones de libertad que plantean, en esta ocasión, motivos de salud de familiares directos para reclamar la excarcelación. Ambas se refieren al estado de salud de personas cercanas.

Inicio y desarrollo

El juicio comenzará a las 10 de la mañana con las cuestiones previas, en las que las defensas incidirán en cuestiones de nulidad de las actuaciones, violación de derechos fundamentales como el uso de la lengua catalana o limitación de los derechos políticos como diputados electos del Parlament de Cataluña. También se expondrán motivos de "contaminación" del tribunal como, por ejemplo, la participación, en el auto por el que se admitió a trámite la denuncia de la Fiscalía General del Estado que fue el origen del procedimiento, del presidente Manuel Marchena, que actuó como ponente.

Las previsiones sitúan en dos jornadas el desarrollo de esta fase, tras la cual se iniciarán los interrogatorios a los acusados, que pueden elegir si contestan o no lo hacen y a qué partes responder. Una vez acabe la declaración de los 12 procesados, dará comienzo el desfile de los testigos, en concreto, 523. Entre los citados se encuentran el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. También políticos catalanes como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el presidente del Parlament, Roger Torrent, o los diputados de ERC Joan Tardà y Gabriel Rufián.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios