por tratarse de un presidente autonómico

Torra tendrá "asiento preferente" en el juicio y será recibido como "autoridad de Estado"

"Somos conscientes del reto", ha reconocido el presidente del Supremo, apuntando al mismo tiempo a que se trata de una "oportunidad excelente" para mostrar "la calidad de la justicia española"

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Quim Torra tendrá un "asiento preferente" en la sala en la que se celebrará el juicio del 'procés'. Así lo ha confirmado en un encuentro con periodistas el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, quien ha explicado que el político será recibido a la entrada del alto tribunal por tratarse de una "autoridad de Estado". La decisión supone acceder a la petición del 'president' de Cataluña, pues la pasada semana ya aseguró ante los micrófonos de 'Rac1' su intención de acudir a la sala en la que serán juzgados los líderes independentistas. De todos modos, Lesmes ha aclarado este jueves que no consta que Torra ni su vicepresidente, Pere Aragonés, hayan trasladado esta petición de forma oficial al Supremo por el momento.

El Supremo mantiene por tanto la misma postura que con los parlamentarios vascos que mostraron interés en asistir al juicio, comitiva que sí informó de forma oficial al alto tribunal y a la que ya se dio el visto bueno la pasada semana. Según informaron entonces fuentes jurídicas a El Confidencial, una delegación de la cámara baja del País Vasco contará con espacio en la sala de vistas durante la celebración de la vista oral, tal y como pidió la presidenta de su Parlamento, Bakartxo Tejeria. El grupo estará integrado por miembros de Bildu y el PNV, quienes han pedido acudir en calidad de "observadores" para comprobar de primera mano si se respetan las garantías y los derechos de las personas procesadas.

Tanto la delegación vasca como Torra tendrán asientos en la zona de la sala reservada al público. De todos modos, el alto tribunal ha impuesto una restricción de plazas por motivos de espacio, por lo que no podrán acudir los cinco miembros que la delegación vasca había solicitado, aunque sí parte de ellos. Según ha explicado el presidente del Supremo, para la zona destinada a los periodistas ya se han pedido más de 600 acreditaciones de 150 medios distintos, situación que ha comparado con el juicio de los atentados del 11-M que acogió la Audiencia Nacional en 2007. Al margen de los españoles, los alemanes y franceses han sido los que han mostrado mayor interés en seguir la causa en la propia sala, pero también habrá informadores de Estados Unidos, Rusia y China.

"Somos conscientes del reto", ha reconocido Lesmes durante el encuentro, apuntando al mismo tiempo a que se trata de una "oportunidad excelente" para poner de manifiesto "la calidad de la justicia española" frente a la imagen que pretenden dar algunos que "no se ajusta a la realidad". En el encuentro se ha explicado que todo apunta a que el juicio se prolongará alrededor de tres meses y que se llevará a cabo en sesiones de mañana y tarde, calendario que podría verse afectado por la celebración de las elecciones municipales el próximo mayo. En lo que se refiere a los investigados, el presidente del Supremo se ha mostrado tajante: "La voluntad del tribunal es la de que se respete al máximo la dignidad de los acusados".

Lesmes tampoco ve impedimento alguno en facilitar tanto la traducción simultánea como la sucesiva al catalán, petición que habían trasladado varios imputados y que dependerá en última instancia de los siete magistrados que componen el tribunal. El presidente del Supremo ha señalado además que el juicio se retransmitirá íntegramente en directo, facilitándose para ello señal de televisión en abierto y también desde la página web del Poder Judicial. En la misma línea, el tribunal enviará un archivo de todas las resoluciones dictadas, remontándose así a cuando el magistrado de la Sala de lo Penal, Pablo Llarena, asumió la instrucción del caso.

En el encuentro, sin embargo, no se ha aclarado una de las principales incógnitas: cuándo arrancará el juicio. Fuentes jurídicas apuntan a El Confidencial que, pese a haberse barajado el 5 de febrero como fecha más probable en las últimas semanas, los magistrados han optado finalmente por retrasar el inicio y ahora estudian dos fechas: el jueves 7 de febrero y el martes 12 de febrero. Los magistrados que componen el tribunal se encuentran en estos momentos divididos en dos grupos: por un lado, aquellos que consideran que el juicio debe arrancar el jueves 7 de febrero, defendiendo en este sentido que la causa comenzará con las cuestiones previas y, por tanto, no hace falta dilatarlo más. Por otro, los que sostienen que debe retrasarse hasta el martes 12 de febrero, grupo que da mayor importancia a los escritos presentados esta semana por los investigados Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart, quienes solicitan más tiempo para preparar su estrategia de defensa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios