la guardia civil detecta 250.000 euros irregulares

La UCO revela que Rajoy ganó las generales de 2011 con facturas falsas y pagos ocultos

Los investigadores del Instituto Armado desvelan que el PP utilizó una red de empresas instrumentales para canalizar pagos de la campaña de las elecciones generales de 2011

Foto: Mariano Rajoy celebra la victoria en las generales de 2011 desde el balcón de la sede del PP en Génova. (EFE)
Mariano Rajoy celebra la victoria en las generales de 2011 desde el balcón de la sede del PP en Génova. (EFE)

Mariano Rajoy ganó las elecciones generales de 2011 haciendo trampas. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha descubierto que el Partido Popular concurrió a esos comicios canalizando gastos de campaña a través de una red de facturas falsas que le habría permitido desembolsar más dinero del que tenía legalmente autorizado y, a la vez, ocultar el origen de los fondos. Los investigadores centran las pesquisas en unos 250.000 euros aportados a Génova por el PP de Madrid, aunque la cifra es provisional y podría aumentar en nuevas indagaciones.

El hallazgo figura en un informe del Instituto Armado que lleva fecha del pasado 11 de enero y acaba de ser incorporado al caso Púnica, donde han quedado alojadas las diferentes investigaciones abiertas desde 2014 sobre la presunta financiación ilegal del PP. El documento, al que ha tenido acceso El Confidencial, se centra en las irregularidades cometidas por los populares madrileños en las autonómicas y municipales de 2011, pero papeles y archivos hallados en el despacho del empresario de la comunicación Ricardo Vázquez Segura y en el domicilio del exgerente del partido regional Beltrán Gutiérrez Moliner han llevado a los expertos en delitos económicos de la UCO a ampliar el foco de su investigación a las generales de 2011.

Según el informe, la formación habría creado un auténtico galimatías contable para camuflar el pago de gastos de campaña con dinero de sus cuentas de funcionamiento ordinario, algo prohibido por la normativa, que obliga a los partidos a habilitar una cuenta específica para abonar todas las contrataciones y servicios relacionados con las elecciones. Los populares sortearon esa limitación ocultando sus movimientos tras un grupo de sociedades pantalla dirigido por Vázquez, imputado ya en la causa.

Este empresario registró las operaciones en una especie de “contabilidad paralela” que ha sido diseccionada por los investigadores. En uno de sus archivos, apuntó haber recibido dos pagos del PP de Madrid junto a las letras y números 'EG 2011', un concepto que la UCO relaciona sin ninguna duda con las elecciones generales de 2011. El primero de los abonos ascendió a 84.897,68 euros y el segundo, a 71.390. Las facturas oficiales indican que esos importes habrían servido para costear trabajos realizados para la campaña del PP nacional por una tercera compañía sin relación aparente con el empresario. Se trataría de Krea Producciones Artísticas SL, administrada por Francisco Lobatón Martínez, que habría efectuado supuestas labores de carácter técnico para Génova por esas mismas cuantías.

Sin embargo, la UCO rechaza esta versión. Tras analizar la documentación intervenida, sostiene que esas sociedades tenían un fin meramente instrumental. El PP de Madrid las habría empleado para mover dinero de diferentes procesos electorales sin ningún tipo de control, también en las generales en las que Rajoy logró convertirse en presidente del Gobierno tras dos intentos fallidos.

Uno de los documentos contables localizados en el despacho que tenía Vázquez en Arroyomolinos (Madrid) confirmaría, a juicio policial, que “el abono efectuado por dos facturas relativas a las elecciones generales del año 2011 [las de 84.897,68 y 71.390 euros] sirvió para generar un saldo a favor del Partido Popular del que 'a posteriori' se detraerían gastos a realizar”. “Esto demostraría cómo la elaboración de las facturas correspondientes a los distintos comicios electorales no habría sido elaborada de manera independiente por Ricardo Vázquez Segura para cada evento electoral, sino que entremezclaría conceptos facturados que se corresponden con distintos comicios electorales, los cuales eran aglutinados en distintos pagos a través de facturas emitidas por terceras empresas que el referido empresario utilizaba de manera instrumental”, señala el informe.

Junto a las dos facturas de Krea Producciones Artísticas SL correspondientes a las elecciones generales de 2011, Vázquez reflejó más salidas de fondos para abonar supuestos gastos de campaña del PP que no tendrían correspondencia con ningún abono realizado por el partido. Es decir, que los desembolsos se produjeron pero se desconoce cuál fue el origen de ese dinero. La UCO destaca dos facturas por un importe total de 82.069 euros que fueron emitidas por otra tercera empresa instrumental, Troyano Marketing y Diseño SL, también sin relación aparente con Vázquez. Pese a ello, este anotó los movimientos en su contabilidad paralela con la clave 'TM'.

No es la primera vez que los expertos en delitos económicos del Instituto Armado se topan con Troyano Marketing y Diseño SL. En informes anteriores del caso Púnica, ya se señalaba que el administrador de esta compañía, Óscar Sánchez Moyano, habría puesto al servicio del PP un grupo entero de sociedades limitadas para desviar a la caja B de la formación hasta 600.000 euros en supuestas donaciones ilegales realizadas por la multinacional tecnológica Indra entre 2011 y 2013.

Sánchez Moyano aparece ahora directamente vinculado con la presunta financiación ilegal de las generales de 2011. Según los documentos en poder de Vázquez analizados por la UCO, Troyano Marketing y Diseño SL habría actuado como una segunda compañía intermediaria para encubrir nuevos servicios realizados para el PP nacional en esa campaña. De los 82.069 euros reflejados en la contabilidad paralela, 35.400 euros se corresponden con una factura abonada a su vez por Troyano Marketing y Diseño SL a la empresa Área de Recursos SL por la impresión de 250.000 tarjetones. El documento de pago no especifica más detalles sobre el trabajo, pero la UCO sostiene que se trataba de material publicitario para esos comicios. De hecho, la factura fue emitida por Área de Recursos SL el 12 de diciembre de 2011, solo tres semanas después de las generales.

Vivienda de Arroyomolinos de Ricardo Vázquez.
Vivienda de Arroyomolinos de Ricardo Vázquez.

Sin embargo, los investigadores destacan que, a pesar de que se trataba de un gasto electoral, ni Troyano Marketing y Diseño SL ni Área de Recursos SL declararon la existencia de ese pago al Tribunal de Cuentas, responsable de fiscalizar las cuentas de los partidos en las generales. Tampoco fue “imputado tributariamente el Partido Popular como cliente final”, especifica el informe. Es decir, que oficialmente ese gasto nunca existió y, por tanto, no pudo tenerse en cuenta para comprobar si la formación había respetado el límite presupuestario para esa cita con las urnas.

En total, según los documentos descubiertos en los registros, el expresidente del Gobierno se presentó a las generales de 2011 con unos 250.000 euros abonados con facturas falsas o directamente sin declarar. Se trata del primer informe policial que revela la existencia de irregularidades en esa campaña. Hasta ahora, las diligencias del caso Púnica se habían centrado en las generales de 2008 y en las municipales y autonómicas de 2007 y 2011. Como ya desveló este diario, en las generales de 2008, en las que también se presentó Rajoy como cabeza de lista de los populares, el PP de Madrid habría aportado otros 685.000 euros de origen ilícito. El total del dinero B manejado por Génova en estas citas superaría ya los siete millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
108 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios