le imputa delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual

Bernardo Montoya, asesino de Laura Luelmo, confiesa y pide perdón a la familia

"Pido disculpas a la familia. Lo siento", dijo antes de ser trasladado a prisión. La comparecencia se iniciaba a las ocho de la tarde del viernes y se ha prolongado hasta la madrugada

Foto: Bernardo Montoya a su llegada a los juzgados. (EFE)
Bernardo Montoya a su llegada a los juzgados. (EFE)

Anoche ingresó en prisión Bernardo Montoya tras prestar declaración ante la juez durante cinco horas por la muerte de Laura Luelmo. Al abandonar los juzgados de madrugada para su traslado al penal de Huelva, Montoya ha pedido perdón a la familia. "Pido disculpas a la familia. Lo siento", dijo antes de entrar en el vehículo policial. El juez decretó para el detenido prisión provisional, comunicada y sin fianza por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual de la joven profesora.

La decisión de la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Caminio (Huelva) la ha adoptado después de tomarle declaración a Montoya, en una comparecencia que comenzaba poco antes de las ocho de la tarde de este viernes y que se ha prolongado hasta pasada la una de la madrugada.

La jueza lo investiga, según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual. En la comparecencia de medidas cautelares, el ministerio fiscal y la acusación particular solicitaron la prisión para el detenido mientras que la defensa se opuso a esta medida.

La jueza considera que puede haber riesgo de fuga e incluso que podría cometer más delitos de la misma gravedad si queda en libertad provisional

La jueza considera necesaria la medida de prisión por la gravedad del delito, la posibilidad de eliminación de pruebas y el riesgo de fuga y a fin de evitar el riesgo de que cometa otros hechos delictivos de la misma gravedad que los ahora causados. Para esta declaración judicial el detenido ha contado con un nuevo abogado al renunciar a su defensa el de oficio que le fue asignado ee oficio en el momento tras su detención el pasado martes.

Montoya abandonaba esta mañana la Comandancia de Huelva, en la que permanecía desde el miércoles, y durante todo el día ha estado esperando a que la juez ordenara que compareciera ante ella para declarar, permaneciendo custodiado por la Guardia Civil en el cuarte de Valverde del Camino. A su llegada las dependencias judiciales ha sido increpado por una decena de jóvenes de El Campillo, el pueblo donde vivía la joven asesinada. Montoya fue detenido el pasado martes y, tras varias horas en el cuartel de la Guardia civil de Valverde del Camino, se le trasladó a la Comandancia de Huelva, donde confesó ser autor de la muerte de Laura Luelmo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios