tras horas de interrogatorio

Bernardo Montoya confiesa el crimen de Laura Luelmo: "La intenté violar y no pude"

Durante el interrogatorio, han descartado que Luelmo fuera retenida y la principal hipótesis que barajan es que muriera desangrada en el lugar donde fue abandonada el día 14 o 15

Foto: Trasladan a Bernardo Montoya de la comandancia de la Guardia Civil. (EFE)
Trasladan a Bernardo Montoya de la comandancia de la Guardia Civil. (EFE)

Bernardo Montoya, el hombre que fue detenido este martes por la muerte de Laura Luelmo, ha confesado a primera hora de esta mañana durante el interrogatorio que la mató, confirman a El Confidencial fuentes conocedoras de la investigación. Montoya fue trasladado sobre las tres de la madrugada a la comandancia de la Guardia Civil en Huelva. Horas después admitía el crimen.

"Me preguntó por un supermercado y la mandé a un callejón sin salida. Me monté en el coche y llegué primero al callejón. La agarré y golpeé su cabeza contra el maletero. Le até las manos a la espalda y la envolví en una manta. La desnudé de cintura para abajo y traté de violarla, pero no lo conseguí", ha confesado Montoya, tal y como ha adelantado 'Espejo público' esta mañana. Después la metió en el coche y la abandonó en la explanada donde fue hallado su cuerpo este lunes.

Durante el interrogatorio han descartado que Luelmo fuera retenida desde que desapareció hasta que murió, entre dos y tres días, y la principal hipótesis que barajan es que muriera desangrada en el lugar donde fue abandonada el día 14 o 15, según el informe preliminar de la autopsia.

La casa donde vivía Laura Luelmo. (EFE)
La casa donde vivía Laura Luelmo. (EFE)

Las mismas fuentes han asegurado que Montoya negó el crimen en las primeras horas del interrogatorio dando versiones infundadas de los hechos, hasta que a primera hora de esta mañana ha confesado en presencia de su abogado que mató a Laura Luelmo. El cuerpo de la joven fue hallado semidesnudo este lunes, con evidentes signos de que intentó defenderse y oculto en un paraje conocido como Las Miembras, cerca de El Campillo.

El informe preliminar de la autopsia que se llevó a cabo ayer determinó que la profesora zamorana falleció entre dos y tres días después de su desaparición, que se produjo el 12 de diciembre, de un fuerte golpe en la frente con un objeto contundente. Por ahora, el cuerpo de Luelmo continúa en el Instituto Anatómico Forense de Huelva, ya que faltan por hacer algunas pruebas complementarias que esclarezcan el móvil del crimen.

Bernardo Montoya confiesa el crimen de Laura Luelmo: "La intenté violar y no pude"

Este miércoles por la tarde, Montoya ha sido trasladado desde la comandancia de la Guardia Civil de Huelva hasta El Campillo para llevar a cabo la reconstrucción de los hechos. Allí ha sido increpado por los vecinos a gritos de "asesino".

Laura Luelmo llevaba viviendo en la localidad onubense solo cuatro días cuando se produjo la desaparición, que su familia denunció al día siguiente. Se había mudado desde su casa en Zamora para cubrir una baja de otra profesora en la asignatura de plástica en el IES Vázquez Díaz de Nerva.

Montoya, de 50 años de edad, había llegado al pueblo hace solo dos meses, según ha podido saber este diario, y la vivienda en la que vivía Laura Luelmo había pertenecido precisamente a su familia hace varios años. El detenido salió de prisión el pasado octubre tras cumplir 20 años encarcelado por el asesinato de una anciana en 1995 en su localidad natal en Cortegana (Huelva) y dos robos con fuerza.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
68 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios